Agenda de derechos humanos: no bajar la guardia.

Juliana G. Quintanilla

Ante los gobiernos no hay que bajar la guardia para defender los derechos humanos. Es una premisa básica para no tener ilusiones que se transformen en frustración. Esta es una conclusión elemental posterior a las elecciones del primero de julio de 2012. Seguiremos luchando por una verdadera cultura de respeto a los derechos humanos. Eso implica dar la batalla jurídica y legal por transformar las leyes y los marcos normativos, pero, sobre todo, construir conciencia organizada y visión critica de la realidad, para lograr la justicia social que esté en la base de una nueva sociedad.

Antes de las elecciones, nos dimos a la tarea de realizar una serie de Conversatorios para elaborar una agenda de derechos humanos frente al proceso electoral, de cara a las plataformas de partidos y candidatos, en contraste con las necesidades reales y las demandas de la sociedad en sus diferentes sectores, sobre todo entre la clase trabajadora, las mujeres, los pueblos indígenas, personas del movimiento de la diversidad sexual, los movimientos sociales, la juventud estudiantil y la niñez, entre otros.

Los resultados electorales muestran que sigue siendo una asignatura pendiente el establecimiento de una verdadera democracia, no solo electoral, sino participativa, directa, donde la mayoría de la población decida el rumbo político y social en contra de gobiernos que han aplicado políticas neoliberales, privatizadoras y represivas.

En Morelos es claro que la mayoría rechazó las candidaturas que se identificaron con la continuidad de las formas de hacer política autoritaria y antidemocrática, por lo que el gobierno panista sufrió una derrota estrepitosa ya expresada en las elecciones de 3 años antes. La violación sistemática de los derechos humanos, en victimas, en pérdida de vidas humanas, en feminicidio, en desempleo, en injusticia social,  llevó a muchas personas a buscar alternativas distintas. No obstante, sabemos que muchos de los nuevos gobiernos, aun cuando sean identificados genéricamente como más favorables a los derechos humanos, distan mucho de representar consecuentemente políticas respetuosas de los mismos. Por ello, no bajar la guardia para defender estos derechos, resultará fundamental en el próximo período, sobre todo en temas como los que abordamos en los Conversatorios, como son: una verdadera seguridad ciudadana enmarcada en una seguridad humana, con plenos derechos económicos, sociales, culturales, laborales y colectivos, una transformación de las estrategias de seguridad frente a la impunidad y la violencia institucional y delincuencial, verdadera protección de los derechos de las mujeres ante el feminicidio y la opresión, el retiro del Ejército de las calles y el cambio de estrategias de seguridad, para terminar con la impunidad y la corrupción, entre otros temas fundamentales.

En este sentido, la agenda de derechos humanos, pasa por una mayor participación de la sociedad organizada. Por ejemplo, las condiciones de seguridad para las defensoras y defensores de derechos humanos y el riesgo cotidiano al que están expuestos los y las periodistas, no puede ser dejado de lado. También es el problema que enfrentan pueblos que sienten agravios en la invasión de sus tierras con el gasoducto y la termoeléctrica en Huexca, donde se requiere una verdadera información y consulta a los pueblos del oriente de Morelos, quienes rechazan abiertamente proyectos lesivos a sus derechos colectivos, por lo que se avizora un conflicto social si el gobierno siguiente pretende imponer una perspectiva de desarrollo excluyente. Existen muchos temas pendientes en materia de derechos y garantías que reconozcan plenamente a la ciudadanía. En el recuento tenemos una cantidad enorme de casos que requieren de justicia, tan graves como el del asesinato de doña Petra, su hijo José y su nieto Angel, que pondrá a prueba el compromiso por establecer la verdad y la justicia para las víctimas, en medio de una guerra que debe cesar de inmediato, para detener este verdadero baño de sangre que ha enlutado muchas familias en Morelos y en todo el país.

cidhmorelos@gmail.com

 

About these ads

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s