Defensoras Semillas de Cambio

Defender a las defensoras ante ataques y calumnias para cambiar la realidad y construir la justicia.

Del 25 de noviembre, día internacional por la erradicación de la violencia contra las mujeres, al 10 de diciembre, 70 aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, se llevan a cabo 16 días de activismo para hacer visibles los derechos de las mujeres.

En el informe regional sobre agresiones a mujeres defensoras, basado en los datos recabados a través de nuestro sistema de registro en 2015 y 2016. Los números hablan por sí solos: al menos 2,197 defensoras fueron objeto de algún tipo de agresión en El Salvador (102), Guatemala (231), Honduras (810), México (862) y Nicaragua (192), lo que supone 30% de incremento sobre el período anterior. Las defensoras de la tierra, el territorio y los bienes naturales fueron las más agredidas, en sintonía con lo que parece ser una constante global. Nuevamente, los Estados aparecen como los principales responsables de las agresiones: policías, militares, funcionarios públicos o autoridades de diverso nivel de gobierno fueron identificados como los atacantes en 54% de los casos. Junto a agresiones más frecuentes como intimidaciones o amenazas, comienza a resultar muy preocupante el uso sistemático de la criminalización como un instrumento para castigar e inhibir la labor de las mujeres defensoras.

Estos datos concuerdan con el contexto que vive la región, caracterizado por la profundización del modelo extractivista, el auge de los grupos fundamentalistas anti-derechos con cada vez mayor incidencia en las políticas estatales y la opinión pública, la militarización, la violencia social y, de manera específica, la violencia misógina, feminicida y los crímenes de odio, la desigualdad, el racismo, la impunidad o el cierre del espacio democrático, como algunos de los elementos más destacados.

Esta situación, durante el último año, lejos de mejorar, se ha agravado y, en casos como los de Honduras y Nicaragua, de forma muy alarmante hasta el punto de haber sumido a ambos países en una grave crisis de derechos humanos cuyos efectos se dejan sentir en toda la región, como testimonian las miles de personas nicaragüenses y hondureñas exiliadas o desplazadas y, de forma paradigmática, la Caravana Migrante que actualmente se encuentra atravesando México en dirección a la frontera con Estados Unidos.

El impacto de este contexto sobre los cuerpos y las vidas de las mujeres tiene consecuencias muy específicas: feminización de la pobreza, feminicidios, violencia sexual, redes de trata, penalización del aborto, presas políticas, exiliadas, estigmatización, restricciones al acceso a la verdad y la justicia… Quizás por ello, es que también de cada vez más mujeres alzamos nuestras voces y nos organizamos para denunciar y combatir colectivamente contra las políticas de muerte que acechan nuestros cuerpos y territorios.

En Morelos se incrementan los ataques a mujeres que defienden sus derechos laborales y además de ser víctimas de despidos sufren calumnias y campañas de desprestigio.

Por todo ello, porque somos conscientes de los peligros pero también de las fortalezas, frente a las políticas de muerte que nos quieren solas, aisladas y en silencio, desde nuestro abrazo colectivo las defensoras alzamos nuestras miradas y reconocemos las unas a las otras como hermanas, labradoras de futuros, sembradoras de vida… como semillas de cambio.

Arrecian agresiones contra defensoras de derechos sexuales y reproductivos. En dos meses ocurrieron ocho agresiones contra defensoras de los derechos sexuales y reproductivos en México. Las integrantes de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México (RNDDHM) alertamos sobre el notable incremento de los ataques contra las centinelas de estos derechos.

Para inhibir su labor, las defensoras padecieron amenazas de muerte, ataques cibernéticos y diversos actos de intimidación y hostigamiento, ya sea vía directa o electrónica. También fueron blanco de campañas de odio y descrédito, por parte de reconocidos personajes del conservadurismo mexicano.

Demandamos al gobierno mexicano que garantice a nuestras compañeras el ejercicio de su labor de defensa en condiciones de seguridad e igualdad, tomando en cuenta que el contexto actual agrava su nivel de riesgo. Le demandamos también que, en el marco de sus obligaciones, investigue y sancione sin demora estas agresiones, pues la impunidad permite que continúen y que se agraven.

Finalmente demandamos al Estado mexicano que emprenda las acciones necesarias para garantizar el cese definitivo de las violencias de grupos fundamentalistas, ya que, como lo ha señalado la Organización de las Naciones Unidas, el actuar de estos grupos representa una de las principales amenazas contra el sistema de derechos humanos y especialmente contra los derechos de las mujeres y personas LGBTI.

Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México

Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos

Centro de Apoyo al Trabajador y la Trabajadora.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

El feminicidio continúa en Morelos.

El feminicidio se mantiene en los más altos niveles en la entidad morelese. El Estado está obligado en la aplicación de todas las medidas de Alerta de Violencia de Género para garantizar a todas las mujeres y niñas el acceso a una vida libre de violencia.

Nuestro estudio realizado durante 18 años muestra:

FEMINICIDIOS EN MORELOS  del  2000  al  31 JULIO 2018,  TOTAL= 890

FEMINICIDIOS DURANTE LA AVGM  Total= 241

FEMINICIDIOS EN MORELOS EN LOS 8 MUNICIPIOS CON AVG Del 2000 a Julio del 2018: Cuautla 53, Cuernavaca 176, Emiliano Zapata 33, Jiutepec 86, Puente de Ixtla 34, Temixco 65, Xochitepec  39, Yautepec 48, y 2 casos ocurridos en las inmediaciones de dos municipios.

Hasta la fecha el gobierno de Cuauhtémoc Blanco no ha dado respuesta a las solicitudes de la Comisión Independiente de Derechos Humanos y la CONAVIM, de llevar a cabo una mesa de trabajo para revisar los casos de feminicidio y el estado que guarda la entrega recepción de las medidas de Alerta de Violencia de Género. A pesar de los oficios entregados el 12 de octubre por nuestra organización y el 24 de octubre firmado por la Dra. Ángela Quiroga Quiroga, Comisionada Nacional de la CONAVIM. La respuesta en el mes de noviembre sigue sin llegar.

Las políticas gubernamentales llevan a que la sociedad se acostumbre al horror cotidiano del feminicidio. Nuestro llamado es Superar los miedos y el silencio. Hacer a un lado la indiferencia. Tocar las fibras sensibles del corazón. Forjar la consciencia social para transformar las relaciones capitalistas de opresión, explotación, violencia y discriminación que viven las mujeres. Porque la lucha por los derechos de las mujeres forma parte fundamental de la defensa integral de los derechos humanos.

En el marco del “Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer” para denunciar la violencia feminicida en el estado, así como los demás tipos de violencias que se ejercen cotidianamente sobre las mujeres en todo el mundo y reclamar políticas y acciones colectivas en todos los países para su erradicación.

 Este tipo de violencia se suma a la estadística nacional que diariamente siete mujeres son asesinadas en México. En América Latina, diariamente se reporta el asesinato de 12 mujeres, por tanto, México aporta más de la mitad de estos asesinatos de mujeres o casos de feminicidio.

Ante este aumento de todos los tipos y modalidades de violencia contra las mujeres, especialmente la violencia feminicida, se estableció en la legislación federal la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), mecanismo de protección de los derechos humanos de las mujeres -único en el mundo- para responder, atender, prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, en lugares del país donde la violencia feminicida sea más alta. De esa manera, a partir de 2015 a la fecha, el gobierno federal ha decretado alertas de género para algunos municipios de 12 estados de la República: 11 municipios del Estado de México, 8 de Morelos, 14 de Michoacán, 7 de Chiapas, 5 de Nuevo León, 11 de Veracruz, 5 de Sinaloa, 5 de Colima, 6 de San Luis Potosí, 8 de Guerrero, 3 de Quintana Roo, y 7 de Nayarit. Aunque la violencia feminicida ha provocado también que las organizaciones feministas y de defensa de derechos humanos de las mujeres soliciten en cada entidad la declaratoria de alerta de género. A más de tres años de las primeras declaratorias de alertas, las organizaciones civiles solicitantes han denunciado que existe un desinterés generalizado de las autoridades responsables para aplicar las medidas para proteger la vida y los derechos de las mujeres.

En los últimos dos años, ha crecido masivamente la expresión del malestar de las mujeres, en un contexto de crisis mundial capitalista, este hecho marca un punto de inflexión. Particularmente en América Latina, las protestas irrumpen en un contexto de incremento de la violencia contra las mujeres y el feminicidio. La mayor parte de las movilizaciones han tenido como referentes inmediatos diversos casos emblemáticos de feminicidio. Protestas masivas que convocan a la sociedad a dejar la indiferencia de lado y posicionarse junto con las mujeres para salvar sus vidas.

El contexto de violencia e inseguridad ha favorecido el incremento de violencia contra las mujeres y el incremento de violencia feminicida a nivel nacional. Así, varios municipios del Estado de México se han convertido en un infierno para las mujeres; pero también otros estados como Guerrero, Hidalgo, Ciudad de México, Morelos, Puebla, Tlaxcala, Chihuahua, Colima, Baja California y Baja California Sur. La consigna “Feminicidio emergencia nacional” que inunda las redes sociales refleja el impacto y la magnitud por los múltiples casos de asesinatos de mujeres que diariamente se conocen, en diversos municipios y estados,. Y en particular en algunas universidades las mujeres se han estado organizando en colectivas feministas, y en asambleas en algunas facultades para dirimir con relación a los casos de acoso sexual en el ámbito universitario.

Estamos frente a un incremento de la violencia contra las mujeres y un alto nivel de protesta y movilizaciones que, sin embargo, necesita confluir en sectores y movimientos sociales, sindicales y populares, para avanzar en acciones unitarias, que impidan tantas muertes cotidianas y se ponga un alto al feminicidio desde la propia sociedad, exigiendo al Estado la aplicación de todas las medidas de Alerta de Violencia de Género para garantizar a todas las mujeres y niñas el acceso a una vida libre de violencia.

Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A. C.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Ofrenda a las mujeres víctimas de feminicidio en Morelos. Zócalo de Cuernavaca.

“El Feminicidio es una pequeña parte visible de la violencia contra niñas y mujeres, sucede como culminación de una situación caracterizada por la violación reiterada y sistemática de los derechos humanos de las mujeres.

Su común denominador es el género: niñas y mujeres son violentadas con crueldad por el único hecho de ser mujeres y solo en algunos casos son asesinadas como culminación de dicha violencia pública o privada.”[1]

 

Cada día en México 7 mujeres son víctimas de la violencia feminicida, del machismo, del odio por ser mujeres, y del sistema patriarcal capitalista que domina las relaciones de género y la impunidad de quienes cometen éstos crímenes y no son sometidos a la justicia, por lo que no hay medidas de prevención, atención ni sanción que permitirían erradicar el feminicidio y garantizar a las mujeres una vida libre de violencia, como lo establece la Alerta de Violencia de Género.

Del año 2000 a julio del 2018, la CIDHM tenemos documentados un total de 1046 Feminicidios en el Estado. Del año 2000 al 2005 documentamos 122 feminicidios en Morelos. En el año 2000 los diarios locales se reportaron 21, en el 2001 sumaron 28, en el 2002 reportan 18 casos, en el 2003 fueron 10 casos, en el 2004 sumaron 15, y del 2005 fueron 30 casos, con lo que se documentó la cifra más alta de estos primeros años. Para el año 2006 se contabilizaron 37 feminicidios; en el 2007 el número de casos aumento a 54; en el 2008 la cifra quedo en 36; durante el 2009 se documentaron 37; el 2010 reportó 47; mientras que en el 2011 la cifra aumento a 70 y en el 2012 creció aún más para quedar en 92. En el 2013 se contabilizaron 70. Durante el 2014 fueron 54 los feminicidios y en el 2015 concluimos con 57. En 2016 se registraron 97 feminicidios,  2017 se documentaron 74 casos. De enero al 31 de julio de 2018 se documentaron 43. Dando un total de 890 feminicidios del 2000 al 31 de Julio del 2018.

El Gobierno de Morelos reporta 1455 muertes violentas de mujeres (suicidio, aborto, homicidio culposo, homicidio calificado y feminicidio) del 2000 al 2016. La FGE sólo nos proporcionó información a detalle de 396 casos, de los cuales tenemos 252 coincidencias y 144 nuevos casos que integraremos a nuestro registro. La CDHEM registró 44 casos durante el 2015, de los cuales tenemos 32 coincidencias y 12 nuevos casos que integraremos de igual manera a nuestro registro.

Contabilizando nuestro datos con los de la FGE y de la CDHEM, tenemos un total de 1046 Feminicidios. 1046 mujeres que tenían una vida por vivir.

Los feminicidios ocurren por negligencia e irresponsabilidad de quienes tienen la tarea de garantizar los Derechos Humanos de todas ellas. Es claro que los responsables directos de estos crímenes se sienten con las facultades para hacerlo porque existe una impunidad en la inmensa mayoría de los casos.

Ya se han cumplido tres años del establecimiento de la Alerta de Violencia de Género en 8 Municipios de Morelos (Cuernavaca, Cuautla, Jiutepec, Temixco, Yautepec, Emiliano Zapata, Xochitepec y Puente de Ixtla) y no se han aplicado todas las medidas de Prevención, Atención, Seguridad, Justicia y Reparación que se decretaron.

Los feminicidios pueden y debe detenerse en Morelos. Nuestro canto a la vida es también un recuerdo para ellas. Por eso en éstas fechas en que traemos a la memoria colectiva las ausencias definitivas de quienes ya han muerto, queremos ofrecer éstas flores de cempaxúchitl a las mujeres víctimas de feminicidio, en ésta ceremonia tradicional del miquixtli, que es una expresión de la cultura de nuestro pueblo que no olvida a sus seres queridos. Fortalecer los lazos comunitarios de la vida que nos permiten reivindicar la lucha por la alegría, la verdad y la justicia.

Hoy rendimos homenaje y exigimos justicia, que todas las medidas establecidas en la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género (AVG) en Morelos sean cumplidas.

Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A. C.

[1] Fragmento retomado de la Investigación Violencia Feminicida en 10 Entidades de la República Méxicana, 2005, realizada por el Congreso de la Unión. La CIDHM formo parte del equipo de Investigación para el Estado de Morelos.

1 comentario

Archivado bajo derechos de las mujeres, Feminicidio

Feminicidio y desapariciones requieren atención urgente en Morelos

José Martínez Cruz.

La grave violencia e inseguridad en Morelos se expresa crudamente en el incremento del feminicidio y las desapariciones. El gobierno de Cuauhtémoc Blanco tiene el reto de asumir medidas inmediatas para atender los derechos humanos fundamentales a una vida libre de violencia y a la libertad de mujeres y de todas las personas. Contrariamente a las esperanzas de miles de votantes, hasta el momento se mantienen las mismas políticas que aplicó el gobierno de Graco Ramírez en materia de seguridad, con el mando único, ahora depositado en manos militares del contralmirante de la Marina armada proveniente de Veracruz, cuando lo que se requiere es una seguridad ciudadana con respeto a los derechos humanos.

A pesar de que la Ley contra la Desaparición Forzada en Morelos se aprobó por la LII Legislatura y se publicó el 3 de agosto de 2015, ésta no ha sido aplicada hasta el momento, además de incumplir con la aplicación de las disposiciones de la Ley Federal en la materia, por lo que urge que el actual Gobierno tome medidas y subsane las omisiones previas para atender, investigar, sancionar y erradicar ésta práctica de Lesa Humanidad. Desde la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos impulsamos ésta Ley, por lo que demandamos integrar de manera inmediata los Mecanismos Garantes de los derechos de familiares y víctimas de Desaparición Forzada en Morelos.

En ésta ley se establece en el TÍTULO V, MECANISMOS GARANTES, en su CAPÍTULO II, sobre el MECANISMO ESTATAL PARA LA ATENCIÓN DE VÍCTIMAS Y FAMILIARES DE LAS PERSONAS DESAPARECIDAS, señala con toda claridad en su “Artículo 22.- Tiene por objeto la conjunción de esfuerzos, instrumentos, políticas, servicios y acciones interinstitucionales para la Atención de Víctimas y Familiares de las Personas Desaparecidas. Todas las medidas que lleve a cabo el Estado deberán ser realizadas sin discriminación alguna. Por ello se considerará el idioma, la edad, el entorno psicosocial, la preferencia sexual, si pertenece a un determinado grupo étnico, o cualquier otra situación o condición para que se pueda acceder a la Justicia. Artículo 23.- El Mecanismo estará integrado por un Comité Consultivo, quedando de la siguiente manera su conformación: a) Un representante de la Secretaría de Gobierno, con poder de toma de decisión, quien la Presidirá; b) Dos representantes de la Comisión, con poder de toma de decisión; c) Un representante de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso del Estado, con poder de toma de decisión; d) Un representante del Sistema DIF Morelos, con poder de toma de decisión; e) Un representante de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos, quien coordinará el Mecanismo, con poder de toma de decisión; y f) Dos personas en representación de las organizaciones de la sociedad civil encargadas del seguimiento de los casos de personas desaparecidas. La función de las personas integrantes del Comité Consultivo será de carácter honorífico y todas contarán con derecho a voz y voto.” Urgimos a la Secretará de Gobierno a que emita la convocatoria de manera inmediata.

Aunque en recientes declaraciones el titular de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas, Roberto Cabrera Alfaro, anunció que en los próximos días se echará a andar el Sistema Nacional de Búsqueda, un mecanismo interinstitucional, cuyo objetivo es conjuntar los esfuerzos y las políticas públicas en esa materia. Este Sistema deberá diseñar y evaluar de manera eficiente y armónica los recursos del Estado para establecer las bases generales, políticas públicas y procedimientos entre los órdenes de Gobierno para la búsqueda, localización e identificación de personas desaparecidas y no localizadas. En 25 entidades, incluyendo Morelos, no existe una comisión local de búsqueda de personas, y en 11 no se cuenta con un organismo de atención a víctimas. El problema de las desapariciones en México es algo que no se ha podido detener, mientras el número de víctimas continúa en aumento. Las familias de las personas desaparecidas tienen el derecho de participar en la elaboración de protocolos de búsqueda y ser tomados en cuenta a la hora de la definición de las acciones a llevar a cabo, como lo establecen los mecanismos garantes establecidos en la LEY PARA PREVENIR, ATENDER Y ERRADICAR LA DESAPARICIÓN FORZADA DE PERSONAS PARA EL ESTADO DE Morelos, misma que se puede consultar en http://marcojuridico.morelos.gob.mx/archivos/leyes/pdf/LDESFORZADAMO.pdf

Es por ello que desde la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos, condenamos la tardanza en la instalación del sistema y solicitamos que de inmediato se emitan las convocatorias correspondientes para crear el MECANISMO ESTATAL PARA LA ATENCIÓN DE VÍCTIMAS Y FAMILIARES DE LAS PERSONAS DESAPARECIDAS.

Por otra parte, hemos enviado un documento solicitando al Ejecutivo Estatal una mesa de trabajo para abordar las medidas contra el feminicidio, ya que desde el 10 de agosto de 2015, se emitió la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género (AVG) en 8 Municipios del Estado de Morelos. La AVG ha sido una aportación desde el Movimiento Feminista y de Defensa de los Derechos Humanos que se inscribe en la lucha progresiva e integral de éstos derechos. Y en el caso concreto de la Declaratoria de la AVG en Morelos, la CIDHM fuimos la organización peticionaria. Por ello es que revisamos puntualmente todas y cada una de las acciones y medidas decretadas y las contrastamos con datos concretos, para tener un diagnóstico preciso sobre lo que se ha hecho y lo que falta por hacer para garantizar que no haya un solo feminicidio impune. Es fundamental ir a las causas de las violencias, por lo que se requiere el compromiso y la dedicación de todos los sectores de la sociedad, para que se logre erradicar la simulación, las omisiones y complicidades que perpetúan la violencia institucional. No permitir que sigan ocurriendo muertes violentas es parte de la lucha por construir una sociedad más justa. Por eso consideramos que si no se toman medidas a la altura de la situación de gravedad, en lugar de disminuir los hechos violentos tenderán a incrementarse. Es obligación del Estado tomar medidas para erradicar la violencia feminicida y responsabilidad de la sociedad  actuar organizadamente para exigir el cumplimiento de los derechos. Por ello, el nuevo Gobierno que entró en funciones a partir del primero de octubre del 2018, debe tomar las medidas para atender la AVG y que no haya pretexto de desconocimiento alguno para asumir desde el primer día las tareas y actividades que les corresponde, pues se requiere un cambio profundo en las políticas públicas que garanticen los Derechos Humanos de todas las Mujeres, pues es importante señalar que la AVG continúa vigente en Morelos hasta cumplir al 100% todas y cada una de las recomendaciones emitidas por el Decreto de creación de la AVG el 10 de agosto de 2015.

Es necesario mantener y reforzar la lucha porque no haya ni un feminicidio y ni una persona desaparecida más en Morelos.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Carta al Gobernador Cuauhtémoc Blanco para reactivar mesas de Alerta de Violencia de Género en Morelos

C. Cuauhtémoc Blanco Bravo

Gobernador Constitucional del Estado de Morelos

Presente.

Por éste conducto quienes integramos la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A.C. (CIDHM), con domicilio para recibir toda clase de notificaciones en Privada de las Flores 16, Colonia San Antón, Cuernavaca, Morelos, con teléfono 3185568, nos dirigimos a usted para solicitar con base en el artículo 8º. De la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos una reunión de trabajo para hacer entrega de nuestro Informe a 3 años de la Alerta de Violencia de Género.

Como es de su conocimiento, a partir del 10 de agosto de 2015, se emitió la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género (AVG) en 8 Municipios del Estado de Morelos. La AVG ha sido una aportación desde el Movimiento Feminista y de Defensa de los Derechos Humanos que se inscribe en la lucha progresiva e integral de éstos derechos. Y en el caso concreto de la Declaratoria de la AVG en Morelos, la CIDHM fuimos la organización peticionaria. Por ello es que revisamos puntualmente todas y cada una de las acciones y medidas decretadas y las contrastamos con datos concretos, para tener un diagnóstico preciso sobre lo que se ha hecho y lo que falta por hacer para garantizar que no haya un solo feminicidio impune. Es fundamental ir a las causas de las violencias, por lo que se requiere el compromiso y la dedicación de todos los sectores de la sociedad, para que se logre erradicar la simulación, las omisiones y complicidades que perpetúan la violencia institucional.

No permitir que sigan ocurriendo muertes violentas es parte de la lucha por construir una sociedad más justa. Por eso consideramos que si no se toman medidas a la altura de la situación de gravedad, en lugar de disminuir los hechos violentos tenderán a incrementarse. Y que es obligación del Estado tomar medidas para erradicarla la violencia feminicida y que la responsabilidad de la sociedad es actuar organizadamente para exigir el cumplimiento de los derechos.

Por ello, nos dirigimos a usted y a las y los representantes del Nuevo Gobierno que entró en funciones a partir del primero de octubre del 2018, para que se tomen las medidas para atender la AVG y que no haya pretexto de desconocimiento alguno para asumir desde el primer día las tareas y actividades que les corresponde, pues se requiere un cambio profundo en las políticas públicas que garanticen los Derechos Humanos de todas las Mujeres. Pues es importante señalar que la AVG continúa vigente en Morelos hasta cumplir al 100% todas y cada una de las recomendaciones emitidas por el Decreto de creación de la AVG el 10 de agosto de 2015.

Por todo lo anterior,  le solicitamos una audiencia para entregar los informes que hemos elaborado sobre la AVG en Morelos y conocer su propuesta para dar seguimiento al cumplimiento de la AVG en Morelos. En espera de una respuesta positiva, como lo establece el artículo 8º. Constitucional, nos despedimos con un saludo cordial.

Cuernavaca, Morelos, a 12 de octubre de 2018.

Juliana García Quintanilla

Coordinadora General.

Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A. C.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

URGE EN MORELOS ESTABLECER EL MECANISMO ESTATAL PARA LA ATENCIÓN DE VÍCTIMAS Y FAMILIARES DE LAS PERSONAS DESAPARECIDAS.

A pesar de que la Ley contra la Desaparición Forzada en Morelos se aprobó por la LII Legislatura y se publicó el 3 de agosto de 2015, ésta no ha sido aplicada hasta el momento, además de incumplir con la aplicación de las disposiciones de la Ley Federal en la materia, por lo que urge que el actual Gobierno tome medidas y subsane las omisiones previas para atender, investigar, sancionar y erradicar ésta práctica de Lesa Humanidad. Desde la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos impulsamos ésta Ley, por lo que demandamos integrar de manera inmediata los Mecanismos Garantes de los derechos de familiares y víctimas de Desaparición Forzada en Morelos.

En ésta ley se establece en el TÍTULO V, MECANISMOS GARANTES, en su CAPÍTULO II, sobre el MECANISMO ESTATAL PARA LA ATENCIÓN DE VÍCTIMAS Y FAMILIARES DE LAS PERSONAS DESAPARECIDAS, señala con toda claridad en su “Artículo 22.- Tiene por objeto la conjunción de esfuerzos, instrumentos, políticas, servicios y acciones interinstitucionales para la Atención de Víctimas y Familiares de las Personas Desaparecidas. Todas las medidas que lleve a cabo el Estado deberán ser realizadas sin discriminación alguna. Por ello se considerará el idioma, la edad, el entorno psicosocial, la preferencia sexual, si pertenece a un determinado grupo étnico, o cualquier otra situación o condición para que se pueda acceder a la Justicia. Artículo 23.- El Mecanismo estará integrado por un Comité Consultivo, quedando de la siguiente manera su conformación: a) Un representante de la Secretaría de Gobierno, con poder de toma de decisión, quien la Presidirá; b) Dos representantes de la Comisión, con poder de toma de decisión; c) Un representante de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso del Estado, con poder de toma de decisión; d) Un representante del Sistema DIF Morelos, con poder de toma de decisión; e) Un representante de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos, quien coordinará el Mecanismo, con poder de toma de decisión; y f) Dos personas en representación de las organizaciones de la sociedad civil encargadas del seguimiento de los casos de personas desaparecidas. La función de las personas integrantes del Comité Consultivo será de carácter honorífico y todas contarán con derecho a voz y voto.”

Aunque en recientes declaraciones el titular de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas, Roberto Cabrera Alfaro, anunció que en los próximos días se echará a andar el Sistema Nacional de Búsqueda, un mecanismo interinstitucional, cuyo objetivo es conjuntar los esfuerzos y las políticas públicas en esa materia. Este Sistema deberá diseñar y evaluar de manera eficiente y armónica los recursos del Estado para establecer las bases generales, políticas públicas y procedimientos entre los órdenes de Gobierno para la búsqueda, localización e identificación de personas desaparecidas y no localizadas.

En 25 entidades, incluyendo Morelos, no existe una comisión local de búsqueda de personas, y en 11 no se cuenta con un organismo de atención a víctimas. El problema de las desapariciones en México es algo que no se ha podido detener, mientras el número de víctimas continúa en aumento. Las familias de las personas desaparecidas tienen el derecho de participar en la elaboración de protocolos de búsqueda y ser tomados en cuenta a la hora de la definición de las acciones a llevar a cabo, como lo establecen los mecanismos garantes establecidos en la LEY PARA PREVENIR, ATENDER Y ERRADICAR LA DESAPARICIÓN FORZADA DE PERSONAS PARA EL ESTADO DE Morelos, misma que se puede consultar en http://marcojuridico.morelos.gob.mx/archivos/leyes/pdf/LDESFORZADAMO.pdf

Es por ello que desde la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos, condenamos la tardanza en la instalación del sistema y solicitamos que de inmediato se emitan las convocatorias correspondientes para crear el MECANISMO ESTATAL PARA LA ATENCIÓN DE VÍCTIMAS Y FAMILIARES DE LAS PERSONAS DESAPARECIDAS.

Atentamente

comisión independiente de derechos humanos en Morelos.

Deja un comentario

Archivado bajo desaparecidos

Dolores y sentimientos de víctimas del sismo del 19 de Septiembre en Morelos

Testimonios en  el Informe sobre el SISMO 19S. A UN AÑO DE LA TRAGEDIA. DIAGNÓSTICO EN MATERIA DE DERECHOS HUMANOS SOBRE LA SITUACIÓN DE LAS PERSONAS AFECTADAS EN EL ESTADO DE MORELOS.

Durante la aplicación de la encuesta a 86 víctimas del sismo del 19S en Jojutla, que realizamos la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos, se expresaron las voces de dolor que a un año requieren de acompañamiento psicosocial para superarlo. Respetamos los datos personales, mismos que están plenamente identificados en cada registro que realizamos, en éste ejercicio de recuperar los testimonios personales y colectivos de una tragedia que sólo se podrá superar mediante la solidaridad y el pleno respeto a los derechos humanos de quienes sufrieron en carne propia los efectos devastadores del sismo del 19 de septiembre de 2017.

  • “Iba rumbo a Jicarero para una diligencia cuando comenzó a temblar. Regresé a casa como pude, porque todo era caos. Conforme iba avanzando vi la capilla colapsada. En el segundo piso de mi casa teníamos una bandera que miré doblada, después vi que mi casa se colapsó. En ese momento llamó mi hermana de Estados Unidos, le dije que no sabía dónde estaban mi mamá de 62 años y mi niña, Amor Guadalupe de dos años de edad. Por donde pude comencé a buscarlas. Vi que me robaron mi computadora portátil donde tenía fotografías de mi niña, ya no pude continuar con la búsqueda, llegaron rescatistas quienes hicieron un agujero entre los escombros y las encontraron muertas. Me entregaron a mi niña envuelta en una cortina. Me fui al Hospital Meana. Todo el tiempo la tuve en brazos. Nunca vi su cara. Esperé que llegara mi mamá, pero la llevaron al SEMEFO. Después nos fuimos a la funeraria. A un amigo le pedí que me consiguiera ropa para mi niña y para mi mamá. Me dicen los médicos que no sufrieron tanto porque tuvieron fractura cráneo encefálica. Las velé en la funeraria. Llegaron algunos amigos para acompañarme. Sin embargo me sentía muy sola. Mi hermana volvió a llamar por teléfono. Ya sabía lo que me pasaba. Ella no pudo venir a acompañarme porque está ilegal y tiene dos niños, soy madre soltera, avisé al papá de mi niña y llegó con sus padres al día siguiente. El entierro fue con mariachis porque en el camino vi a uno de ellos y le pedí que fueran. El sacerdote celebró la misa en la funeraria, pues las iglesias sufrieron daños.”

“Estaba en la casa con mi nieta y mi esposo, los tres nos colocamos bajo un arco que estaba entre la sala y el comedor, ahí recordé que estaba la estufa prendida y corrí a la cocina para apagarla. En eso me caí y mi esposo fue a levantarme y en ese momento el temblor fue mayor, los tabiques del arco empezaron a volar por todos lados hasta que ese arco se cayó. Y las paredes se empezaron a caer, eso nos salvó de salir con vida, nos protegimos cerca de la cocina y ya como pudimos salimos de entre los escombros hacia el patio. Parecía un bombardeo. La casa quedó toda de lado. Mi nieto estaba en la escuela fui a buscarlo pero cuando salgo a la calle quedé impactada de ver como estaba todo, era un caos, se veía mucho susto en los rostros de las personas y la escuela estaba toda destruida, los profesores estaban tratando de cuidar a los alumnos. Fui a buscar a mi mamá a su casa, esa noche ahí dormimos pero nos llovió. Ya luego un hermano nos prestó su casa.”

  • “Aún tengo mucho dolor. Perdí todo.”

“Solo puedo decir que la primer semana viví a la intemperie ya luego fui a rentar un localito para dormir ahí con mi hijo. Y ahora sigo viviendo en casa de campaña de las donadas.”

  • “Estaba en la casa cuando tembló y vi que se cayó la casa, quede bajo los escombros pero pude salir y ayude a la vecina que se encontraba aplastada por los escombros. A pesar de estar golpeado salí a ayudar a la vecina.”

“Estaba en mi casa pero afuera por el tanque de agua, escuché como un crujido y le grité a mi hijo que estaba adentro. Mi hija estaba en la escuela. Mi casa de adobe toda se cuarteo. Mi sobrino nos dio alojamiento temporal y luego hice un techo donde está la casa de campaña para mayor protección de la lluvia.”

  • “Vi tanta destrucción, mucho dolor por las personas fallecidas, me bloquee. Días después cuando se demolió la casa, mi madre murió de un infarto.”

“Cuando sentimos el temblor salimos para atrás de la casa, al patio y de ahí luego salimos al callejón que es la entrada para las demás casas y fuimos a ayudar a los vecinos para salir de sus casas. Me asome a mi casa que estaba todo en escombro y como pude saque un canasto de ropa, como la puerta quedo atorada con las paredes fue difícil sacar otras cosas, todo quedó aplastado. Nos fuimos con un familiar por aquí cerca. Fue muy triste ver lo que pasó con el esfuerzo de muchos años y que en un abrir y cerrar de ojos no quedara nada. Quedamos sin nada. Recordé todo lo que sufrimos para tener esa casa, era triste ver como acabaría mi vejez.”

  • “Nos quedamos sin nada, sin casa, sin trabajo, sin escuela. Mi esposo trabajaba en una ruta de chofer, ese día tuvo que dejar la combi y el dueño ya se la dio a otro. Yo no tengo dónde ni cómo hacer mis gelatinas. Mi esposo ahora hace trabajos de electricista en casas particulares y de chalán. Esto cambio toda nuestra vida.”

“Cuando tembló estaba con un cliente cortándole el pelo y se salió justo cuando se desplomó la casa y cayó encima de mi esposa y yo quedé bajo los escombros, ella se acercó a una silla antes de que la golpearan los tabicones en la cabeza. Tres personas me ayudaron a sacar de los escombros a mi esposa y se la llevaron en una patrulla al hospital y ya cuando llegó al Hospital Meana ella ya estaba muerta. Se llamaba Gloria Arcos Carpio, de 63 años originaria de Zicatlacotla, Higuerón. A mi esposa le quitaron el anillo de matrimonio y aretes y se los quedaron. Recibí apoyo de mis vecinos y de policías que me auxiliaron.”

  • “Me rescataron de los escombros, me encontraba dentro de la casa en mi cuartito, vi cómo se empezaron a caer los pedazos de loza. Pensé en mi hijo y mi mamá que salió a comprar pollo. Quedé atrapada y para sacarme entre 4 personas tuvieron que romper la ventana, un tabicón me golpeo en la cabeza, salí con tierra en mi boca, no podía ver, quedé como ciega. No lloré luego, sino que luego me deprimí, quedé traumada, con nervios cada que recuerdo, tengo miedo. Mi hijo se había ido a la escuela, me reencontré con mi ex esposo porque vivimos separados, vino y me abrazó para fortalecerme.”

“Estaba afuera de la casa terminando de almorzar el día del temblor. Alcanzamos a movernos cuando cae la casa de al lado de la nuestra, sentí mucha frustración de no poder hacer nada. De ahí camine como pude para ir a buscar a la familia, viendo en el camino como todo se caía empecé a ayudar junto con otras personas para sacar de los escombros a quienes estaban atrapados, aprendí que la organización colectiva es muy importante.”

  • “Estábamos aquí justo preparando la comida para los tacos. Asustadas porque tuvimos fuga de gas, salimos y un vecino vino para cerrar el gas. Todo se destruyó, tardamos un poco pero salimos entre polvo y cosas tiradas, mi mamá se cayó y se lastimó una mano creo que el hueso se salió de su lugar. Sus dientes se le cayeron. Las dos quedamos muy asustadas, nos fuimos a vivir con unos familiares y los alimentos los tomábamos en el albergue que se instaló para toda la gente afectada.”

“Me tocó ese día salir a vender así que fue peor la angustia por saber cómo estaba mi hija y mis nietos, ella estaba en la casa, quedó atrapada pues la puerta se atoró con los escombros caídos, de la casa de al lado. El niño chiquito estaba en el kínder y apenas salía, el otro estaba en la escuela. Yo en la angustia porque no teníamos forma de comunicación hasta que por fin entró la llamada de mi hija y me contó que le ayudaron a salir de los escombros para ir en busca de sus hijos. Así que como no había transporte camine y camine, quería volar. Ya cuando estuve aquí vi que ya no teníamos nada. La crisis era generalizada para donde volteara. Me afectó mucho, me quedé sin casa, sin trabajo, mis nietos sin escuela y mi hija sin trabajo, por lo mismo ella se fue para otro Municipio con familiares que le apoyan y yo fui con un familiar aquí en Jojutla, estamos cada quien por otros lados, ahora yo hago limpiezas en casas dos días a la semana, pues no hay trabajo y mis cosas para vender no las tengo y pues tampoco hay dinero acá para salir y saber que voy a vender. Estoy sola acá y mi hija por otro lado.”

  • “Mi hijo iba camino a la secundaria, el temblor le agarró en la calle. Yo estaba en la puerta viendo que se iba y me tocó ver como caían las casas y él quedo bajo una losa y una mujer que iba al lado suyo ahí quedo aplastada por los escombros. Yo quedé sin moverme pues me cubrieron los escombros y quedé enterrada de los pies y no podía salir de ellos hasta que me ayudaron a salir. Vi cómo se abría la calle y seguían cayendo casas, todo se llenó de polvo. Ahí me toco ayudar a una mujer en su parto. En la zona quedamos sin luz.”

“Estaba en mi trabajo y éste se cayó, me tocó ver como quedaron bajo los escombros dos personas que ahí murieron. Como pude salí a buscar a mis hijos a la escuela, llegamos a la casa y vimos que estaba toda caída, estaba yo muy impactada. Al principio dormíamos a la intemperie cerca de la casa y acudíamos a los albergues. Ya después me tocó casa de campaña.”

  • “Ese día estaba en mi casa porque mi hija me pidió cuidar a mi nieta, pedí apoyo a una compañera que cubriera mi turno, así que estaba con mi nieta y vi cómo se caía una pared y luego la otra y después la casa de al lado se fue hacia abajo, de ahí siguieron las demás paredes, yo solo camine hacia afuera y detrás de mi cayó otra parte de la pared, esa fue la que me dejo muy afectada, con mi cuerpo cubrí a mi nieta, ella salió bien. Yo con múltiples heridas y fracturas. Llego mi esposo y me llevaron al Hospital y de ahí me trasladaron en helicóptero al Hospital Rubén Leñero en la Ciudad de México. Desde ese momento mi esposo estuvo ahí conmigo, acá la casa se quedó sola.”

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized