Nada por una Flor: Los derechos de las mujeres trabajadoras

Por: Juliana G. Quintanilla y Paloma Estrada Muñoz (Comision Independiente deDerechos Humanos de Morelos)

Desde una óptica feminista el mundo se debe transformar mediante la lucha cotidiana, para lograr que se respeten plenamente nuestros derechos, no queremos estar sometidas a la explotación ni a la opresión, insistimos en erradicar la eliminación de todas las formas de violencia, por lo que seguimos luchando. Queremos ver la realidad con ojos de mujer y evitar que nos sigan expropiando incluso hasta fechas significativas como el 8 de marzo. Nuestra tarea continua para recuperar  el día en que conmemoramos a las trabajadoras que se atrevieron a exigir sus derechos, acto que les valió la vida, toda vez que desafiaron el poder de los empresarios capitalistas dueños de la fábrica textilera en donde ellas laboraban. El mensaje había sido claro, los dueños prefirieron quemar una fábrica con las obreras huelguistas dentro, antes que conceder aumento salarial o disminuir las jornadas de trabajo. Sin embargo, la miseria, la explotación y la sed de justicia obligaron a las obreras a exigir condiciones de trabajo justas. Ninguna de las conquistas laborales ha sido concesión gratuita de la clase dominante, todo se ha obtenido mediante la lucha. Es por eso que el feminismo significa la reivindicación de los derechos de las mujeres, no burdas caricaturas de mundos al revés que sólo pretenden descalificar e invisibilizar el trabajo femenino. Se trata de caminar hacia un derecho positivo que mitigue las desigualdades entre los sexos, otorgando garantías a las mujeres para hacerlos efectivos.

La tragedia en donde murieron quemadas esas mujeres ocurrió en la fábrica Cotton de Nueva York en 1908,  no quedo en el olvido, pues este hecho dio pie para que la Internacional Socialista en 1910 estableciera el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

Tras este preámbulo, el pasado 4 de marzo en La Comuna se celebro el foro “Los Derechos de las Mujeres Trabajadoras”, donde se hizo un pequeño viaje a través de la historia morelense, teniendo como guía el libro “La izquierda y los movimientos sociales en Morelos, desde abajo”. E            l foro sociocultural nos permitió recordar que el movimiento feminista en Morelos tiene ya una historia significativa desde 1979, cuando por primera vez se conmemoró el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, asimismo, se pasó lista a las primeras mujeres sindicalistas que alzaban su voz por mejoras laborales; después vinieron las amas de casa de diversas colonias populares; las campesinas y las maestras; las socialistas y las feministas; mujeres que reivindicaron su derecho a tener un día para reflexionar sobre si misma y sobre su trabajo, valorarse por lo que son y no por lo que dicta la sociedad que debemos ser. Mujeres valientes y orgullosas por su derecho a decidir.

El recinto cooperativista albergo a trabajadoras del Sindicato Mexicano de Electricistas, quienes expresaron vigorosamente sus demandas laborales y las acciones que están llevando a cabo después de 5 meses de no recibir salario. Denunciaron lo anticonstitucional del decreto presidencial que declaro la extinción de Luz y Fuerza del Centro, asimismo, informaron de campamento en el zócalo de capitalino y de las acciones emprendidas (la promoción de amparos, difusión de las brigadas y marchas, eventos masivos para recaudar fondos, foros, etc.). El Movimiento Magisterial de Base se hizo presente también. Las trabajadoras de la educación expusieron la enorme responsabilidad que tienen en las escuelas para atender a cientos de miles de niños y niñas que sufren las consecuencias de las políticas neoliberales y privatizadoras a través de la ACE, así como los avances que se han tenido a partir de la huelga de 3 meses ocurrida en el 2008. Por otra parte y ataviando el foro de multicolor, estuvieron presentes mujeres indígenas artesanas que laboran en el zócalo de Cuernavaca, como Adelaida (indígena mazahua) y su pequeña hija Jense Guadalupe de 9 meses de edad, quienes pidieron se les respete el pequeño espacio que tienen para vender sus artesanías…  ¡nosotras las hacemos con nuestras propias manos!

“Los Derechos de las Mujeres Trabajadoras” fue el marco ideal para la confluencia de diversas experiencias e ideas. Se planteo como podemos acabar con los estigmas sociales, y como las mujeres si podemos pensar con cabeza propia, con pelo largo o corto, con falda o con pantalón, siendo madre o decidiendo no serlo, rechazando esa falsa imagen de que detrás de todo “gran hombre hay una gran mujer”, cuando estamos a la par, sin ir detrás de nadie. Con la dignidad y valor de ser mujeres concientes y decididas a luchar por nuestros derechos.

Hoy, ha más de 100 años de haber ocurrido el feminicidio de Nueva York, la violencia en contra de las mujeres sigue minimizándose, quedando los responsables en constante impunidad; mientras que por su derecho a decidir, las mujeres siguen pagándolo con cárcel.

Por todo ello, este 8 de marzo conmemoremos la lucha de las mujeres trabajadoras, conscientes de que la lucha feminista y su proceso histórico no se pueden borrar con una flor

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s