Archivo mensual: agosto 2010

Las calles son de quienes las trabajan.

Marco Aurelio Palma Apodaca

Y las calles se inundaron de miles de pasos. Sin temor de exigir sus derechos, una veintena de sindicatos y organizaciones civiles y sociales demostraron el primero de mayo de 2010 en Cuernavaca que las calles son de quienes las trabajan. El 8 de mayo nuevamente se marchó, contra la inseguridad y la militarización. El próximo 15 de mayo el Movimiento Magisterial de Bases saldrá a las calles en defensa de la educación. El 17 de mayo la marcha será contra la discriminación y la homofobia. Las calles hablan. Y dicen más para la ciudadanía que para los gobernantes. El derecho democrático a la manifestación, libertad de expresión, derecho de petición, libertad de circular por las calles sin ser molestados por retenes militares y sin temor de morir por “balas perdidas”, se gana luchando contra el autoritarismo represivo del gobierno, condenado recientemente por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que señala el fracaso de las políticas represivas y demanda al gobierno mexicano una política de seguridad ciudadana con derechos humanos. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo derechos laborales

UNA NUEVA LEY LABORAL QUE NO ELIMINE LAS CONQUISTAS DE LOS TRABAJADORES Y LAS TRABAJADORAS.

Marco Aurelio Palma Apodaca

A principios de la década de los ochenta el gobierno en turno improvisaba en sus distintas áreas y sectores el llamado sistema “neoliberal”, que si bien en un principio caminaba en forma débil, sus prácticas continúan vulnerando la Constitución Federal, desmantelando paulatinamente su carácter social, el mismo fenómeno ocurre con sus leyes secundarias y los distintos Tratados y Convenios Internacionales que ha ratificado. Un rasgo de esta política económica es el proceso de privatización de empresas públicas, hasta el extremo de querer extinguirlas tal como es el reciente caso de la compañía de “Luz y Fuerza del Centro”. Otra variante es la imposición de múltiples métodos de trabajos inhumanos en aras de las ganancias y que tienen que ver con la “flexibilización” de las normas jurídico laborales, es decir la disminución en la práctica de las conquistas de la clase trabajadora expresadas en los diversos instrumentos legales. Hoy en día la palabra “Trabajo” para el gobierno en turno tiene una connotación solo mercantil y no de tipo social, y sin reconocer mucho menos que se trata de un derecho humano, tal como lo refleja la actual propuesta del Partido Acción Nacional de reformar cientos de artículos pertenecientes a la Ley Federal del Trabajo. Habría que recordar que a lo largo de estos últimos dieciocho años hemos tenido cuatro intentos de modificación a la ley laboral; la primera fue en 1989 en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari que proponía tres aspectos básicos; a). Debilitar la estabilidad en el empleo, b). Establecer el salario por hora y c). Restringir diversos derechos sindicales. Al final dicha contrarreforma no se pudo concretar, pero lamentablemente se establecieron “Convenios de Productividad” obligatorios como vía para reducir el salario contractual con el llamado “salario de productividad”, al que no se le integran prestaciones, ni las pensiones o jubilaciones. En 1998 la propuesta de Zedillo, no convenció a nadie y aborto sin pena ni gloria. En el 2001 la tan sonada “Ley Abascal” (que podemos decir que era casi igual a la del PRI),  promovida hasta el cansancio en los cuatro años que se mantuvo en función como Secretario del Trabajo y Previsión Social, Carlos Abascal Carranza; y que dicha iniciativa atacaba otra vez y estratégicamente el derecho a la “estabilidad en el empleo” a partir de la idea patronal de establecer contratos eventuales, cuya consecuencia seria reducir derechos sindicales afectando indirectamente además el valor del salario.  Si bien en el periodo del PRI se abrieron consultas publicas con empresarios, sindicatos, partidos políticos, académicos, etc., en los tiempos de Fox ya no se realizaron, en cambio si hubo negociaciones y nuevamente acuerdos entre ellos el de la UNT-PRD, con los llamados “20 compromisos por la libertad sindical”, pero que lamentablemente la situación no mejoro, pues en la vía de los hechos persiste el desmantelamiento a la Constitución y a la Ley Federal del trabajo en vigor, existiendo un apoyo tácito a los patrones que utilizan a su favor; el empleo eventual, el salario por hora, el servicio de rentadores de trabajo, el “intermediarismo” en las relaciones laborales, ahorrando costos y evadiendo responsabilidades de tipo legal incluso a la vista de las autoridades ¿acaso no representa impunidad institucional?.

Pensamos que la referida contrarreforma hoy representa el mayor cumulo de aspiraciones patronales, por mencionar solo algunos artículos en forma especifica los 15 y 15 A, de la “Ley Lozano” que intentan formalizar ahora la subcontratación y la renta de trabajo humano, que no es otra cosa mas que legalizar el “Outsourcing” cuyos beneficios para el patrón son el reducir sus costos, tratando al trabajador o trabajadora como una mercancía. Otra aberrante novedad del articulo 28-A, B, que es el deseo de que existan “agencias colocadoras” cuyo fin sea exportar personas, ósea enviar mano de obra barata mexicana al extranjero, con la  implementación de contratos por tiempo determinado con empresas o entidades privadas establecidas en los distintos países, convirtiéndose el gobierno en gran expulsor, incumpliendo su obligación constitucional de crear empleos. Con el articulo 39 a, b, c, d y f, se legalizarían ya los contratos eventuales, es decir; a prueba, temporales y de capacitación hasta por 30, 90 y 180 días estos últimos en caso de empleados de confianza, técnicos o profesionistas, además de que en caso de terminación de las relaciones laborales ya no habría ninguna responsabilidad para el patrón, rompiendo con ello el todavía principio básico de “estabilidad en el empleo”. Así mismo se quiere cambiar el dispositivo 47 y en consecuencia se introduciría dos nuevas causales de despido; una es que el empleado podrá ser despedido en caso de realizar actos consistentes en falta de probidad o violencia en contra incluso de la “la clientela del patrón”, y la otra consistiría en que en caso de que el trabajador o trabajadora no contara con todos sus documentos en regla ameritaría de forma inmediata  “un justificado despido” sin responsabilidad para la parte patronal, otra causal (la fracción XVI –BIS) que pretende establecer que el aviso por escrito al empleado o empleada en la cuestión de la rescisión de su contrato, ya no sería obligatorio sino que se puede informar por cualquier otro medio, por lo que pensamos que sienta las bases para facilitar cualquier despido, vulnerando de manera obvia el derecho a la seguridad del empleo y la permanencia en el mismo. Otro de los cambios seria en el numeral 48 y que de manera sustancial consistiría en que en caso de muerte del trabajador o trabajadora en el juicio automáticamente se dejarían de computarse los salarios caídos. Además se quiere modificar el artículo 784 bajo la idea de eliminar cargas probatorias al empleador como en caso de que si el patrón llegara a extraviar los documentos del empleado, tendrá el beneficio procesal de acudir a otros tipos de medios. Otros artículos que se intentan cambiar son el; 387, 388, 395, 459 y 899, relativos a la contratación colectiva y libertad sindical, en donde dicha iniciativa de reforma laboral solo hace más que colocar mayores  obstáculos a estos derechos gremiales haciendo casi imposible el registro formal de un sindicato independiente y/o el estallar una huelga aumentando indiscriminadamente el numero de requisitos legales para ello. De lo anterior podemos decir que en las recientes y numerosas marchas del simbólico 1º de mayo realizadas en todo el país, broto el descontento general de la clase trabajadora por dicha iniciativa elaborada en el seno de la Secretaria del Trabajo y Previsión Social, y en este mismo sentido sectores solidarios promovemos su rechazo. El repudio a la llamada “Ley Lozano” es total, e incluso gran parte de los miembros del sindicalismo corporativo (Congreso del Trabajo, CTM, CROC, etc.), por ahora también la desaíran. Por lo que decimos en sí, que su contenido solo persigue garantizar la “mano de obra barata”, reivindicando con ello su sentido mercantil, sin importar que dichas medidas tiendan a originar y promover la explotación de hombres, mujeres, menores y ancianos que lo único que se les ofrece son fuentes de empleos precarias con bajos salarios y en la mayoría de los casos sin seguridad social, la actual política de los empresarios y del gobierno en turno de la que no existe notable diferencia, apuntan al hecho de eliminar todo lo que signifique “conquistas laborales”.

Deja un comentario

Archivado bajo derechos laborales

Historias de vida en el campamento del SME

José Martínez Cruz/ CIDHM

Cuando una veintena de trabajadores del SME estaban sentados resistiendo el embate de la Policia Federal Preventiva en la
subestación Teopanzolco, estos arrojaron gases lacrimógenos y con los escudos golpearon y los patearon en el suelo, jalando con lujo de violencia a nuestro compañero Roberto Mendoza Delgado, coordinador jurídico de la CIDHM, a quien atacaron con particular saña a pesar de estar claramente identificado como defensor de derechos humanos.
Decenas de heridos, un compañero atropellado y un centenar de vehículos sacados ilegalmente, fue el saldo de una estrategia
represiva del gobierno donde utiliza a la PFP con el apoyo de los militares y policías estatales, en una lógica autoritaria y
dictatorial creciente. A pesar de todo, la resistencia se mantiene y los ejemplos de vida y lucha están presentes.
“De un día a otro tu trabajo desaparece, se altera tu forma de vida, se va por la borda lo que has construido” dice Benjamín Toledo
Salazar, tesorero del SME en Cuernavaca al iniciar su ayuno solidario de 24 horas en el zócalo de Cuernavaca. Al referirse al Decreto de liquidación de Luz y Fuerza. “Fue impactante saber que la PFP estaba tomando las instalaciones de la subestación Teopanzolco. Nuestra reacción fue inmediata, nos reunimos e iniciamos la protesta, hasta la fecha” nos dice cuando se llevaban 170 días y noches de resistencia.
Ahora, al recibir las balas de goma y de gases lacrimógenos en plena cara, Benjamín muestra los ojos enrojecidos y trata de auxiliar a aquellos obreros que son arrastrados y pateados con salvajismo por elementos de la PFP. No ha sido fácil sostener la lucha, nos recuerda Benjamín, quien, hace 20 años entró a trabajar en la compañía de luz y fuerza del centro en el campamento ubicado a un costado del río y el santuario de Chalma, para hacer cepas de postes, auxiliando a los linieros para tender el cableado primero y después, ya en Cuernavaca, checando tarjetas, formatos, pagos de nóminas, ayudando al pagador, siendo 4 años sub secretario de educación y propaganda y luego 3 años en Economía y Estadística.
Trabajo, democracia y solidaridad, son las líneas estratégicas que el SME defiende desde 1914, se escucha en el sonido del plantón en voz de un trabajador jubilado, después de escuchar “La Internacional” y el himno del SME, los 10 ayunantes solidarios se refrescan con electrolitos orales ante el intenso calor del zócalo, mientras 82 trabajadores y 10 trabajadoras electricistas sostienen la huelga de hambre en el zócalo de la ciudad de México.
Escuchamos mensajes solidarios y también la noticia de la muerte del papá de la trabajadora Patricia Franco, jubilado que se desempeñó en labores de alto riesgo sabiendo que su trabajo era un compromiso social. “Duele la muerte ajena, porque la propia es inasible. Vivió luchando, conciente de que su paso por el mundo seria al lado de su pueblo” comentamos a la familia electricista, y ahí está el poema que el jubilado Carlos Ortiz dedicara a quienes son capaces de trabajar en condiciones de riesgo sin que los dueños del dinero y del poder valoren como seres humanos sino como fuente de explotación.
“Nuestra hambre es de justicia, no de limosnas”, escuchan los estudiantes del Conalep que pasan por el campamento y depositan unas monedas en el bote, saludan con una sonrisa en los ojos al leer la manta de la CIDHM que dice: “Nada humano me es ajeno”.
Miguel Bonilla experimenta un ligero trastorno cuando consume miel y se levanta de su catre cuando llegan los periodistas a entrevistar.
Entró a laborar a Luz y Fuerza en agosto de 2007 luego de esperar 18 años haciendo solicitud, ya que toda su familia es electricista: “soy sindicalista de hueso colorado, que el asalariado tenga una mejor vida, es injusto lo que hace el gobierno con sueldos de lujo, cuando el salario es miserable y el que se chinga es el obrero”.
Ismael trabajó 13 años en el área de la sub-gerencia comercial y estaba en contacto con los ingenieros para ver las cuestiones técnicas del suministro de energía: “la vida del sindicato es democrática y justa, nos da la oportunidad de defendernos dentro y fuera. El beneficio ha sido colectivo, para tener una vejez digna por el trabajo realizado. Soy smeista de corazón”, nos dice, mientras se escucha la música de Oscar Chávez y los Leones de la Sierra del Xichú que se transmite desde RadioSME. Mientras Miguel Angel Hernández se sienta ante la mesa donde revolotean las abejas que liban la miel de los ayunantes, recuerda que su trabajo era vigilar el acceso de material en las subestaciones: “me gusta llegar a tiempo. Salía de mi casa a las 4 de la mañana cuando trabajaba en Belem de las Flores. Soy sindicalista al igual que mi abuelo y papá jubilados. Cuando cerraron Luz y Fuerza apenas me había casado y ya viene en camino el primer hijo, lo que nos hace felices a pesar de las circunstancias, por eso seguiré en lucha por el respeto a nuestro derecho al trabajo, en pie de lucha hasta las últimas consecuencias” Sandi, hija de Julieta Tapia, no es aún trabajadora del SME, pero como si lo fuera, porque su mamá se encargaba del área de limpieza en la sucursal La Selva desde hace 7 años, por lo que ella hace guardia con su mamá, quien sufrió un accidente durante la marcha del Primero de Mayo: “Le entré al ayuno solidario porque el gobierno debe saber que el SME no está solo ni derrotado. Nos hemos fletado mucho. Nos merecemos ganar. Hay que estar al pie del cañón. Hasta el fin” dice mientras sonrie con frescura. “Ella sonrie y lucha/ ella resiste/ ella tiene una mirada cargada de futuro”.
El encargado de Radiosme, Rafael Díaz Pita, tiene la experiencia de transmitir a través de Radioamlo un programa llamado “Resistencia eléctrica Cuernavaca” y ha editado varios programas. Trabajaba en mantenimiento mecánico, recorriendo el escalafón desde peón y ayudante: “he aprendido que nada es para siempre, hay que luchar por lo que uno siente y no rendirse a la primera. Mi educación se debe al sindicato haciendo realidad el lema por el derecho y la justicia del trabajador. Me gusta marchar, salir a las calles a protestar, a exigir nuestros derechos. He notado un cambio favorable en la gente que antes hasta nos insultaba y ahora nos apoya. Nos asiste la razón, ya basta de que el gobierno quiera vender el país, vamos a seguir en la lucha social por un México mejor”.
Por su parte, Emilio Martínez Bahena, trabajaba en el deportivo de Texcaltepec en Ocotepec como socio comisionado en el mantenimiento del jardín y es familia electricista: “Me gusta pintar mantas y toda la vida sindical que nos permitia tener planta, un futuro asegurado, el golpe fue muy fuerte para mi esposa y mi hija. Me sostengo con el apoyo de mi familia porque 7 meses sin salario ya estamos endeudados y se resiente, pero lograremos el triunfo”.
Omar  Santillán López, trabajador de Agencias Foráneas por 11 años y 4 meses, lecturista, tiene buenos recuerdos de su relación con los usuarios a quienes hacia las aclaraciones de su consumo de energía eléctrica: “Fue un área difícil pero interesante porque tengo la convicción de que a ellos, los usuarios, nos debemos.” Sobrevive con el apoyo de su familia y lo que más le duele es la situación de Daniela Naomi, Yoshua y Atzel, sus hijas e hijo que han resentido las consecuencias económicas por la falta de salario. “No me han presionado para que acepte la liquidación, siento el respaldo para seguir luchando incluso de mi mamá María de Lourdes, la primera socia comisionada en ser jubilada en la División Cuernavaca, siempre muy positiva para luchar al igual que mi papá jubilado”.
Uno de los jubilados con más conocimiento de la historia del SME, de sus procedimientos electorales internos, de su contrato, es Felipe Guadarrama Baheza, quien asegura: “me motiva mi aprendizaje en este sindicato, la lucha, la democracia, la injusticia de este gobierno que metió un pie en el sindicato para desconocer a Martín Esparza, cuando él ganó las elecciones internas, lo se de primera mano porque fui escrutador. Se contaron cerca de 2 millones de papeletas, 44 mil votos por 13 carteras, se contaron y recontaron a la luz de todos. No hay manera de decir que hubo fraude. Ahora hay inseguridad hasta de seguir cobrando las pensiones vitalicias, cuando la materia de trabajo, a la hora de encender un foco, está ahí presente”.
Y si, nos hemos sumado al ayuno y al apoyo en la defensa de los derechos laborales del SME, porque es la cusa de la clase trabajadora en México y el mundo, contra la privatización de la industria  eléctrica, por el derecho a un empleo digno y una contratación colectiva, la sindicalización democrática e independiente, contra la explotación y porque la conciencia organizada es la que permitirá construir las utopías concretas de otro mundo posible, es decir, fraterno, justo, socialista en una palabra.

Deja un comentario

Archivado bajo derechos laborales

HUELGA DE HAMBRE, REPRESION, PERSECUCION AL SME

Roberto Mendoza Delgado y Josè Martinez Cruz /CIDHM
 
Nuestra solidaridad con el compañero Cuauhtemoc y un reconocimiento por todos los 34 dias que permaneció en huelga de hambre junto a los demas compañeros y compañeras del SME. Sabemos que significa un compromiso de clase con la lucha de uno de los sindicatos historicos y mas combativos de nuestro país. Hoy se requiere fortalecer la lucha del SME, acompañando el campamento instalado en las instalaciones sindicales en la colonia Amatitlán, Cuernavaca.Adelante Cuauhtemoc!La lucha continua!Viva el SME! Son ellos o somos nosotros!
Conocemos la lucha del SME desde hace muchos años. Tenemos familiares que han trabajado durante toda su vida en la introducciòn de las lìneas de energia. No somos neutrales en esta lucha. Nos ponemos sin duda alguna del lado de la clase trabajadora. El gobierno ilegítimo de Felipe Calderón, desde su fraudulenta llegada a la presidencia, ha implantado una política que refleja y representa los intereses del gran capital. Así, para preservar el negocio del triple play, desaparece la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, llevando a cabo una brutal agresión contra el SME, de esta manera pretende eliminar a una organización que ha estado en la primera línea de combate frente a la política privatizadora de este gobierno usurpador.

Frente a esta acción anticonstitucional y al margen de toda legalidad, la solidaridad con el SME se desarrolló, pasando por la Constitución de la Asamblea Nacional de la Resistencia Popular. La resistencia creció, extendiéndose más allá de la zona de trabajo del SME. Sin embargo, la resistencia no ha llegado al grado de hacer retroceder al gobierno en esta agresión.
Hoy el gobierno se prepara para dar un paso más en su camino con la Reforma Laboral Panista. Como el golpe al SME, se trata de una agresión al conjunto del movimiento obrero. Se trata de una iniciativa que pretende impedir derechos como la contratación colectiva, la titularidad contractual, la libre sindicalización, la defensa legal de los trabajadores, entorpecer nuevos registros sindicales, impulsa el trabajo precario y la terciarización laboral u outsourcing, es decir la contratación de trabajadores en una empresa para emplearlos en otra; medida con la que se ha buscado evitar la existencia de una relación laboral entre patrones y trabajadores, así como impedir el acceso a derechos laborales básicos como la seguridad social.

Esta situación se combina con la incapacidad del gobierno para garantizar la seguridad de los ciudadanos, cuya política, con el uso creciente del ejército, lejos de resolverse, se incrementa la inseguridad, el número de muertos se eleva a niveles de escándalo y todo por una operación para legitimar su gobierno. Esta política está llevando a una criminalización de la lucha social, un incremento de la violación de los derechos humanos y generando un clima que lleva a una restricción de las libertades democráticas.
 
La necesidad de impulsar la solidaridad con la lucha del SME; que desde el 25 de abril inició, con 80 hombres y 13 mujeres sindicalistas una huelga de hambre en el Zócalo de la Ciudad de México, misma que si bien se ha venido reduciendo en su nùmero por la salida de quienes han sido llevados al hospital luego de màs de 40 dìas de no ingerir alimentos, expresa la urgente necesidad de extender la política del Frente Único mas allá de la Asamblea Nacional de la Resistencia Popular, para hacer frente a la escalada que se expresa en la iniciativa de imponer la Reforma Laboral Panista que afecta al movimiento sindical y al conjunto de los trabajadores, la dimensión de la ofensiva, la gravedad de la situación, la necesidad de la unidad, del combate y de discutir y analizar la mejor forma de expresar la solidaridad de clase.
 
En Morelos llevamos años trabajando en la coordinaciòn de las luchas obreras y sindicales con otros movimientos sociales, desde una perspectiva de izquierda socialista y revolucionaria, internacionalista, feminista, para desarrollar una polìtica de igualdad, fraternidad y solidaridad, con conciencia de clase. Hay quienes pretenden imponernos su visiòn supuestamente apolitica de la lucha por los derechos humanos y nos critican nuestra falta de imparcialidad, como si la forma de resolver las violaciones a los derechos humanos fuera a travès de mediar entre torturados y torturadores, entre golpeados y golpeadores. Nosotros decimos que no. Que para defender los derechos laborales hay que estar claramente del lado de las y los trabajadores. O son ellos, o somos nosotros, como dicen los trabajadores del SME. Desde que fundamos el Frente pro Derechos Humanos en 1977, hemos tratado de mantener esta perspectiva de lucha unitaria. Hoy somos impulsores de esta coordinaciòn a travès del Pacto por la Soberania, como lo hicimos al impulsar la Convergencia Sindical y Social durante años.
 
Hoy que se recrudece la ofensiva represiva contra el SME no hay que bajar la guardia, por el contrario, se requiere fortalecer la lucha en defensa de los derechos humanos de todas y todos los trabajadores de nuestro paìs, tanto sindicalizados como informales, ya que a los unicos que beneficia la divisiòn de la clase trabajadora es a los dueños del capital para seguir manteniendo su poder.

Deja un comentario

Archivado bajo derechos laborales