Periodistas marchan: exigen seguridad y respeto

Juliana G. Quintanilla y José Martínez Cruz

Un día antes de la marcha convocada por periodistas en la ciudad de México la comisionada adjunta de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Kyung-wha Kang, señaló que la situación de defensores de derechos humanos y periodistas en el país es de riesgo. Subrayó que el gobierno federal tiene obligación de brindar protección a ambos sectores para el seguro ejercicio de su función. Periodistas y defensores son voces activas en la sociedad, por eso para nosotros son muy importantes. El Estado debe desarrollar un marco jurídico para su protección. Urge que el gobierno tome acciones.

La representante de la ONU se pronunció además por que el gobierno mexicano implemente las medidas necesarias que permitan la defensa de periodistas y defensores de derechos humanos ante los recientes ataques en su contra. Y consideró que las medidas para el combate al crimen y la violencia que se aplican en el país deben basarse en una perspectiva de derechos humanos.

Tuvimos la oportunidad de participar en una reunión nacional de organizaciones de derechos humanos con la adjunta de la Alta Comisionada, y después de exponerle la grave situación que viven las y los periodistas y otros temas igualmente relevantes, nos expresó su convicción de hacer del conocimiento del gobierno la necesidad de que cumpla con el marco internacional de derechos humanos: “trataremos de que el aparato de Ginebra fije los ojos en México, quien nos recibe con apertura, pero en el cumplimiento de los acuerdos en la práctica, eso es otra historia”

También pudimos participar en la impresionante manifestación pública de periodistas e integrantes de organizaciones civiles que partió del Ángel de la independencia a Gobernación, donde  demandaron un alto a la impunidad y a las agresiones contra las y los comunicadores. Participaron reporteros, camarógrafos, fotógrafos y  trabajadores de radio, medios impresos y televisión. Una numerosa delegación de periodistas de Morelos estuvo presente, sobre todo de la región oriente de Cuautla. La movilización se realizo bajo el lema “Los queremos vivos” y comenzó con la lectura de los nombres de los 67 reporteros que han muerto desde el año 2000 a la fecha en el cumplimiento de su trabajo. De acuerdo con datos oficiales desde el año 2000 a la fecha 67 periodistas han muerto y 11 continúan desaparecidos, en hechos vinculados a agresiones y amenazas que permanecen impunes. El reclamo por la puesta en marcha de medidas de protección urgentes para los periodistas que trabajan en zonas de alto riesgo y en exigencia de responsabilidad compartida con las empresas de medios para el diseño de protocolos de seguridad.

Amenazas, agresiones e intimidaciones a periodistas en Morelos, es lo que pudimos comentar a Rosario Ibarra quien acompañó la marcha. Denunciamos que las autoridades del Estado de Morelos no han tomado medidas prontas e inmediatas para garantizar la libertad de expresión tal como lo establece el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos; y el Artículo 6 de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, ante hechos reiterados que implican grave situación de riesgo para comunicadoras y comunicadores, ante las amenazas crecientes de actos de intimidación y agresiones de que han sido víctimas durante los últimos días en el Estado de Morelos.

También dimos a conocer las amenazas de muerte recibidas vía electrónica por 27 periodistas, en donde se menciona directamente a periodistas y sus medios de comunicación donde laboran. A pesar de que se interpuso denuncia penal contra quien resulte responsable del hecho, estas amenazas no se detuvieron, sino que continuaron en contra de dos periodistas de las 27 mencionadas en un principio. No hay resultados de la investigación policiaca sobre el origen del anónimo intimidante. Se brindaron medidas cautelares durante un periodo.

Posteriormente, periodistas de diversos medios de comunicación sufrieron intimidaciones en retenes y operativos policiacos y militares. A algunos se les quitó sus instrumentos de trabajo como cámaras fotográficas y se les golpeó para impedir su trabajo. En otros casos se les amenazó verbalmente y se les encañonó con armas largas para disuadirlos de continuar documentando los acontecimientos como retenes y operativos.

Recientemente han aparecido mensajes a través de mantas colocadas en 6 municipios de la entidad, en donde se realizan amenazas en contra de periodistas y se mencionan nombres de quienes supuestamente estarían llevando a cabo un plan de agresión contra periodistas.
Diversos periodistas han recibido amenazas directas de agresión en su contra. Hasta el momento no hay una investigación a fondo de estos hechos.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, en su Artículo 19 señala claramente que
“Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.”

Hoy es más que nunca urgente tomar todas las medidas conducentes para garantizar la seguridad e integridad de las y los periodistas del estado de Morelos, así como adoptar las medidas cautelares correspondientes, pero sobre todo, como lo demostró esta marcha de periodistas, es fundamental lograr la unidad de un gremio hoy sometido a ataque y en alto riesgo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo periodistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s