Electricistas en pie de lucha: ni doblados ni vencidos

Roberto Mendoza Delgado
Dos ejemplos que muestran la lucha y resistencia del SME: la dignidad de Miguel Márquez, preso del SME en Puebla recibiendo la visita de Rosario Ibarra y los más de 50 mil trabajadores reunidos en el Azteca para impulsar un proyecto político de defensa de la clase trabajadora. La Senadora de la República Rosario Ibarra de Piedra, quien acudió al Centro de Readaptación Social (Cereso) de Puebla para visitar a Miguel Márquez Ríos, prosecretario de Divisiones del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), exhortó a los electricistas a continuar su lucha contra la política dictatorial, que terminó de un solo golpe con el empleo de 44 mil trabajadores en el país. Además, exigió el cese de la represión y el hostigamiento contra las organizaciones sociales, pues consideró que las políticas impuestas por el presidente Felipe Calderón son equivocadas. Ante docenas de electricistas e integrantes de organizaciones campesinas, estudiantiles y defensoras de los derechos humanos, la también presidente de la Comisión de Derechos Humanos en la Cámara Alta del Congreso de la Unión, la legisladora apuntó que la detención de Márquez Ríos es una estrategia política del gobierno federal para someter las protestas de los ex empleados de Luz y Fuerza del Centro (LFC). La protesta no nada más ha sido hacia el SME, también a muchas otras organizaciones, señaló Ibarra de Piedra. Durante la protesta en el Cereso de Puebla, que se ubica en la zona sureste de la capital, al menos 50 granaderos y policías estatales vigilaron de cerca las actividades, sin que se haya registrado algún enfrentamiento. El ahora procesado fue detenido el jueves 21 de octubre a la altura de la caseta de cobro de San Martín Texmelucan, sobre la autopista México–Puebla, cuando viajaba en un autobús acompañado por al menos 100 simpatizantes del SME, luego de una protesta en el Congreso del estado. Márquez Ríos fue detenido con base en dos órdenes de aprehensión, una de ellas girada por la presunta toma de instalaciones del 16 de marzo, cuando se realizaron las actividades de resistencia de la Huelga Nacional de Electricistas, por los delitos de privación de la libertad; contra el consumo y riqueza nacional e internacional, y daño en propiedad del gobierno.
Por otra parte, el dirigente del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), Martín Esparza, convocó a organizaciones sindicales y sociales progresistas a constituir una agrupación política nacional (APN), con el objetivo de defender los derechos de los trabajadores y participar en la contienda electoral de 2012.En el estadio Azteca, ante miles de integrantes del SME y sus familias, explicó que el plan es fortalecer un movimiento político para disputar espacios de poder a la oligarquía que gobierna. En 2012 vamos a estar ahí, en la contienda. Estamos construyendo un movimiento nacional y es momento de organizarnos para ser actores políticos en los procesos electorales venideros. El SME hace política y tiene ideología clara de izquierda. Los trabajadores tenemos derechos laborales, civiles y los haremos valer como APN o como partido político. Tentativamente el congreso constituyente de dicha APN se realizará del 16 al 18 de noviembre, y su lema sería por la defensa de los derechos de los trabajadores y del pueblo. En ese contexto, ahora anunciaron una nueva vía de organización mediante una APN, considerada preludio a la conformación de un partido político. Esparza dio el banderazo a ese proyecto que  tras la realización de un congreso social en Querétaro, tomó fuerza la propuesta de un sector del SME. En esta intención de disputar espacios de poder a la oligarquía, el dirigente de los electricistas en resistencia delineó un programa relativo a la defensa de los derechos de los trabajadores consagrado en el artículo 123 constitucional, pero también para proteger otras garantías que han sido pisoteadas, como la educación, la salud y los derechos de los campesinos. Haremos política y así vamos a responder al gobierno autoritario. Nada ni nadie, por muy poderoso que parezca, nos va a derrotar. La victoria será nuestra, dijo Esparza y les pidió que la fuerza sindical no se diluya ni se pierda. El SME, a punto de cumplir 96 años de existencia, luchará y mantendrá la unidad y pronto estaremos celebrando el triunfo de la razón y la justicia. El dirigente convocó a construir la APN. A mano alzada, los más de 50 mil presentes dieron el visto bueno al proyecto.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo derechos laborales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s