La Caravana y el 10 de junio: desaparecidos y muertos

10 DE JUNIO DEL 20011
El pasado 16 de diciembre del 2010 se cumplieron 21 años de la desaparición de José Ramón García Gómez en Cuautla, Morelos, a manos del Grupo de Investigaciones Políticas de la Policía Judicial de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Morelos, integrado por Apolo Bernabé Ríos García, José Isabel Astudillo y otros policías comandados por Antonio Nogueda Carbajal, durante el gobierno estatal de Antonio Rivapalacio López y federal de Carlos Salinas de Gortari. José Ramón encabezaba el Frente Ciudadano de Defensa del Voto contra el fraude electoral de Salinas y era dirigente del PRT en Cuautla, donde había sido candidato a la presidencia municipal.
Hasta el momento se desconoce el paradero de José Ramón y el gobierno ha tratado de ocultar su responsabilidad, a pesar de las múltiples evidencias que se establecieron durante las investigaciones llevadas a cabo por el Fiscal Daniel Estrella Valenzuela, quien logró determinar la autoría de la desaparición por parte de elementos policiacos y se logró una orden de aprehensión que fue parcialmente cumplida con tres de ellos, pero sin que se ejecutara en contra de Nogueda Carbajal, quien posteriormente desempeñó cargos policiacos en el estado de Guerrero. El Gobierno del estado de Morelos eludió las investigaciones posteriormente a la caída del helicóptero donde viajaba el fiscal especial en donde murieron 4 personas. Por tal razón, las investigaciones que apuntaban hacia el gobernador Antonio Rivapalacio López y Salinas de Gortari quedaron sin concluir, manteniéndose hasta la fecha la impunidad.
Al cumplirse 21 años de su desaparición resulta sumamente preocupante que se repitan estrategias represivas por parte del gobierno, similares a las empleadas en 1988 para perseguir y reprimir a militantes políticos y luchadores sociales, y además, esta práctica se ha extendido a diversos sectores de la sociedad y lo que se encubre con el subterfugio de “levantones” en realidad pretende ocultar el hecho de que las detenciones-desapariciones ahora ya no son exclusivamente hacia militantes y activistas, por lo que las consecuencias sociales están a la vista.
Asimismo,  está  el asesinato de Miguel Ángel  Pérez Casales, indígena de la comunidad náhuatl de Santa Catarina, del municipio de Tepoztlán, Morelos. Él fue citado el 31 de octubre del 2009 a las 11 de la mañana en un sitio cercano a Ahuatepec para realizar un presupuesto de herrería, poco antes de que se preparara para asistir al Encuentro Indígena en la comunidad de Coajomulco en donde se recibiría a partir de las 4 de la tarde a la delegación del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de Atenco, mismo que había realizado un recorrido por Morelos para exigir justicia y libertad para los presos políticos. Ya no llegó a la reunión. Su familia lo buscó todo el resto del día sábado y no fue sino hasta el día domingo 1o. de noviembre de ese mismo año, cuando personal de la Funeraria Morelos se apersonaron en su domicilio y avisaron para que la esposa de Miguel Ángel se trasladara al SEMEFO de Cuernavaca para identificar su cuerpo cuando tuvieron noticias de él. Hasta entonces se supo que el cuerpo de Miguel había sido localizado en un sitio ubicado en Ahuatepec ya sin vida, con un letrero infamante que nada tiene que ver ni con la trayectoria ni con la vida de lucha que significó el compromiso de él en la lucha por defender la tierra y que más bien busca desviar las causas reales de su homicidio. Hasta las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado se trasladaron familias y compañeros para presentar testimonio de los hechos, exigiendo en lo inmediato una investigación a fondo y de manera imparcial para establecer con claridad los móviles del atentado y localizar a los responsables de privarle la vida.
La familia no ha sido debidamente informada de todas las acciones legales y periciales para la preservación de la escena del crimen ni los exámenes practicados. Por lo anterior es que la familia solicitó a través de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos y el Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa la interposición de una queja ante la Comisión de Derechos Humanos de Morelos para que se realizara una necropsia independiente por parte de médicos forenses expertos en criminalística, quedando esta queja radicada en la CDH a las 12 de la noche del día primero de noviembre, sin que se llevara a efecto este peritaje durante el día 2 de noviembre, por lo que de ser necesario respaldaremos por las vías nacionales e internacionales esta demanda de la familia de nuestro compañero para que este crimen no quede impune.
Miguel Ángel Pérez Casales formaba parte de la Comisión Ejecutiva del Concejo de Pueblos de Morelos. Formó parte de la Comisión negociadora de los pueblos de Tejalpa y Santa Catarina para solucionar el añejo conflicto limítrofe entre ambas comunidades en el área de reserva ecológica de El Texcal, en una zona de alta conflictividad derivada del Decreto de Expropiación Presidencial para la construcción de la Ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca desde inicios de los años 60s y que culminó con un acuerdo entre las partes para legalizar la posesión por parte de comuneros de Santa Catarina y una cantidad de indemnización a los comuneros de Tejalpa por parte de un fondo federal de la Secretaría de la Reforma Agraria, lo que disgustó a funcionarios estatales y a muchos de los invasores de la reserva ecológica. Su trayectoria de lucha se remonta a décadas atrás, ya que prácticamente nació en el seno de una familia de luchadores por la tierra, siendo su padre Inocencio Pérez (Chencho Pérez le decían en el pueblo) también asesinado veinte años atrás.
Queremos decirles a todo el pueblo de Monterrey y al pueblo de México que esta lucha hoy está más vigente que nunca, y que no vamos a bajar las banderas por las que entregó su vida Miguel Ángel, por lo que hoy exigimos justicia y castigo a los culpables.
 
¡A 21 de la desaparición de José Ramón García Gómez seguimos exigiendo presentación con vida de todos los desaparecidos, porque si vivos se los llevaron, vivos los queremos!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo articulos, represión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s