Derechos de las mujeres en retroceso

Juliana G. Quintanilla.

 

Crecen los secuestros de mujeres y de niños, víctimas de las redes de trata y prostitución, donde se estima que de los 3.5 millones de niños que trabajan, entre 5 y 17 años; 31% menores de 14 años, lo hacen en condiciones de explotación sexual y trata. Un jugoso “negocio” para los cómplices, que compran la complicidad y hasta la participación directa de funcionarios, jueces y fuerzas represivas, especialmente en las regiones más pobres del país.

Mientras estos delincuentes actúan con impunidad, se criminaliza a las mujeres que deben recurrir al aborto clandestino. Este gobierno consolida su alianza reaccionaria entre la iglesia y el estado, que atenta contra nuestros derechos, mientras miles de adolescentes se convierten cada año en madres y el aborto clandestino sigue siendo una causa velada de muerte en México. Fuertes campañas de los grupos clericales y derechistas acompañan las reformas que criminalizan a las mujeres por aborto, bajo cargos de homicidio, con penas hasta por 35 años de cárcel. Su aprobación en 18 estados del país, impulsada por el PAN, con respaldo del PRI y en algunos casos del PRD, es un retroceso de décadas en la lucha por los derechos de las mujeres.

En la entidad se está presentando la misma situación que en otros estados donde mujeres han sido víctimas de encarcelamiento por el simple hecho de ejercer su derecho a decidir sobre su sexualidad. En expedientes judiciales se tienen ya documentados algunos casos donde se castiga por el delito de aborto sin profundizar en las causas, en Morelos ya estamos viviendo ese retroceso.

Estos “defensores de la moral”, son en realidad los protectores de los curas pederastas y abusadores y guardan silencio ante el feminicidio. Grupos  minoritarios apoyados por fuerzas derechistas impulsan campañas homofóbicas contra la libertad sexual y la adquisición de todos los derechos para parejas del mismo sexo.

Coincidimos con mujeres trabajadoras, amas de casa, estudiantes, feministas, defensoras de derechos humanos y activistas de varios estados del país, que esta situación que vivimos nos da una oportunidad para organizarnos y luchar contra esta realidad que nos imponen los patrones, el gobierno, la oposición derechista y la Iglesia, en la perspectiva de unirnos con otros sectores en lucha.

Durante dos gobiernos panistas, desde la caída del PRI, no hemos visto acciones a favor de las mujeres y los trabajadores. Solo nuestra organización podrá frenar la embestida. La mejor respuesta que podemos dar hoy a los valientes testimonios de las víctimas de la “guerra”,  la propuesta del Pacto Nacional por la vida de las Mujeres ante la Emergencia Nacional, es hacer un llamado de unidad a las familias de las víctimas de feminicidio, a las madres y las viudas de los asesinados por el ejército y el narco en el país, a las defensoras, a las perseguidas, a las activistas, a las estudiantes y mujeres pobres de todo el país, incluidos los sectores en lucha. Para luchar contra la militarización, contra la impunidad, por el derecho al aborto y contra el feminicidio nuestra tarea es participar en un gran movimiento que despierte la conciencia de la gravedad de esta situación y se ponga un alto.

Consideramos importante en estos tiempos retomar las discusiones del feminismo y las demandas de las mujeres, esto es parte del seminario que continua en la comuna este sábado 24 de septiembre a las 4 de la tarde, la cita es en morrow 6 colonia centro.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo articulos, derechos de las mujeres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s