De periodistas militares y protocolos en Morelos.

Roberto Mendoza Delgado y Jose Martinez Cruz

A la Comisión Independiente de Derechos humanos de Morelos A.C., enviaron la denuncia de que: “Un elemento del Ejército, de la patrulla 0821303 sin decir su nombre y ademas tampoco portar gafete o identificación alguna, acaba de golpear a nuestro compañero Pedro Tonantzin Sánchez, corresponsal del periódico Excelsior, quien está cubriendo la nota periodística de una ejecución.” Estos hechos se suscitaron en Tehuixtla, Morelos, cuando reporteros de varios medios de comunicación se encontraban cubriendo la información sobre la ejecución de varias personas, cuyos cuerpos aparecieron mutilados en esta localidad, en medio de una ola de violencia que se ha acrecentado durante los últimos días en Morelos, posteriormente a las elecciones. De acuerdo a información recabada por nuestro organismo defensor, los hechos ocurrieron este día 12 de julio a las 7:45 de la mañana aproximadamente, cuando seis cuerpos de personas ejecutadas fueron localizadas en un paraje de esta población del sur del Estado. Los reporteros acreditados en la fuente cubrían la información, que es considerada de alto riesgo, guardando el orden y el respeto a lo establecido para preservar la escena del crimen, manteniendo en todo momento comunicación con los elementos de la policía acreditable destacamentados en el lugar. Sin embargo, un elemento del ejercito, de la patrulla con matricula 0821303, se acerco a los reporteros y en actitud agresiva ordeno que no realizaran su tarea de documentación y que apagaran sus cámaras, obstaculizando ostensiblemente la labor informativa, y en franca actitud agresiva y retadora tapó la cámara y golpeó brutalmente en el cuerpo al reportero Pedro Tonantzin Sánchez cuando este se encontraba fuera del área que le habia indicado el policia acreditable. 

 

Ante esta situación, enviamos la denuncia para que se atienda esta agresión ante el mecanismo recientemente anunciado del Mecanismo Gubernamental de Protección, que fue creado el 10 de julio y la SEGOB instaló la Junta de Gobierno del Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas. En Morelos el protocolo de seguridad aun esta en proceso de elaboración y los compromisos firmados de garantías para el desempeño de las actividades de periodistas simplemente no se ha implementado en la practica, los hechos arriba señalados demuestran que existe la urgencia de hacerlo.

 

Aun cuando se informó que existe una línea de “servicio” del mecanismo de Protección “ACTIVADA” en el teléfono 01800-0627-223 y ya está habilitada para atender a las defensoras, los defensores y periodistas, que es una línea de ProVíctima, sin que aun esté debidamente establecido un mecanismo de reaccion inmediata sobre casos de agresión a periodistas cometidas por elementos del Ejercito, lo que contraviene la declaración del Secretario de Gobernación, quien declaró en el marco de la firma del Acuerdo “… En el pasado, las amenazas a los defensores de los derechos humanos, las amenazas a la libertad de expresión provenían del poder del Estado; hoy las amenazas son distintas, vienen de los delincuentes, vienen de los criminales y es la labor del Estado, de ese Estado democrático, el reconocer que existen esas amenazas y el hacer todo lo que esté en nuestras manos para poder proteger a esos profesionales de la libertad de expresión, a esos mexicanos que están comprometidos con la defensa y promoción de los derechos humanos desde la sociedad civil para protegerlos, para defenderlos, para enfrentar esas amenazas de la delincuencia.” 

 

Por todo lo anterior, solicitamos se tomen las medidas urgentes para salvaguardar la integridad física del reportero Pedro Tonantzin Sanchez y se den las garantías correspondientes a los periodistas que en el estado de Morelos y que puedan llevar a cabo su labor de información de situaciones de alto riesgo.

Esta situación nos parece aun más importante cuando en Morelos se ha incrementado la violencia y termina afectando en primer lugar a periodistas que su labor es cubrir la información directamente en el lugar de los hechos. ¿De que otra forma se puede tomar conciencia sin información verídica, directa, constatable? Si nos atuviésemos a los boletines de prensa de las instituciones, sacaríamos como conclusión que aquí no pasa nada, que todo está en orden y que la sociedad puede estar tranquilamente realizando sus actividades cotidianas. La realidad es muy cruda: Tres personas fueron rafagueadas en Ocotepec y murieron poco después. Van 28 ejecuciones en esta semana. 7 decapitadas, entre ellas estudiantes del ITZ y del pueblo de Tehuixtla que se habian movilizado contra la inseguridad. Cuatro bares han sido atacados con armas de alto poder. Una mujer defensora de oficio, un policía ministerial, un agente del MP, entre los muertos. Y los militares en las calles en plan de juntacadáveres golpeando periodistas. 

Todo ello pretende paralizar social y políticamente a la población.Ya basta de violencia criminal y de violencia institucional! No a la impunidad! No a los asesinatos y ejecuciones! No a la corrupción y complicidad! No permitamos que se imponga la lógica del terror y el miedo. Exijamos que se garantice el derecho a la vida, a la seguridad, a las libertades y derechos del pueblo de Morelos!

Atentamente

Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A.C.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s