Archivo mensual: marzo 2013

Derechos humanos, autonomía y solidaridad.

Paloma Estrada Muñoz y José Martínez Cruz.

Nos han preguntado cómo mantenemos nuestra actividad en defensa de los derechos humanos: sobreviviendo, contestamos.

Queremos construir un mundo distinto donde la imagen corresponda a la palabra, donde el sentimiento y la razón vayan de la mano, donde la justicia y la verdad no estén reñidas. No es fácil. De hecho, es complicado. Implica conseguir conciencia organizada y el arte forma parte de la estrategia de cambio. Para alimentar el entusiasmo, para no perder el rumbo, para iluminar nuestro camino al andar.

Por ello, estamos convocando a personas que conocen las actividades que llevamos a cabo en defensa de los derechos humanos, para que nos acompañen en la cena y venta de obras de arte que han sido donadas para esta causa. La cita es el 15 de marzo a las 6 de la tarde en La Comuna, ubicada en la calle Morrow 6-A de la colonia Centro de Cuernavaca, Morelos. El objetivo es recabar fondos para mantener esta actividad de manera autónoma  como lo hemos venido realizando durante 23 años.

Con la participación consciente y voluntaria de quienes integramos la Comisión Independiente de Derechos Humanos y de quienes han colaborado en mil formas en esta labor de promoción de una cultura de respeto a los derechos humanos. En estos tiempos violentos y de crisis permanente de un sistema profundamente injusto y depredador, explotador y opresivo. Resistir solidariamente requiere de una voluntad de mantenernos trabajando de manera colectiva, sin ceder a las presiones para abandonar esta lucha por una perspectiva individualista de otra naturaleza. Nuestra determinación está marcada por el compromiso de que los derechos humanos sean una realidad para todas y todos de manera integral.

Nos han preguntado cómo y de dónde obtenemos recursos para mantener nuestra actividad. Lo hemos dicho con claridad: con nuestro propio trabajo. Somos trabajadores y trabajadoras, defensoras y defensores de derechos humanos por convicción, y por supuesto con la solidaridad económica de ustedes.  Compartimos un largo camino con quienes saben que el valor fundamental es la dignidad humana y no los intereses del capital. Que nuestras vidas valen más que sus ganancias. Que somos seres humanos y no mercancías. Que nos comprometemos en la lucha cotidiana para cambiar este sistema y construir un mundo diferente, pleno, justo, fraterno, solidario, sin opresión, ni explotación, donde los derechos humanos sean una realidad para todas y todos y no sólo discurso de gobiernos que encubren los peores crímenes contra la humanidad. Estamos indignadas e indignados porque la desigualdad entre la población rica y pobre a nivel mundial se ha incrementado hasta alcanzar su máximo nivel en 30 años. Porque la desigualdad de ingresos ha aumentado a un nivel récord, tanto en las economías de ingresos bajos como las de altos (Michel Foster, OCDE). Una duplicación de la proporción de los ingresos que gana el 1% más alto, un cambio en la demografía del trabajo y beneficios fiscales menos redistributivos, han sido razones principales de aumento de la brecha.

Por eso luchamos para que sea desvinculado el trabajo del empleo, eso significa devolver al trabajo su dimensión vocacional y creativa, que caracteriza a la dignidad humana. Empleo es una relación contractual y, en la configuración del capitalismo, está vinculado a la producción de mercancías rentables y a lucros que dividen a la sociedad en clases económicas-sociales, hegemónicas y subordinadas al capital. Es así que planteamos la construcción de “otra economía”, aunque sabemos que será un camino de luchas y aprendizajes, que pasará por la desconformidad de organizaciones que solo fortalecen la institucionalidad imperante y por la deconstrucción de prácticas alienantes. Pues cada gesto simbólico o real de gratuidad y gratitud, rompe con la lógica imperante del costo-beneficio capitalista. Cada transformación de relaciones de poder en relaciones de reciprocidad y solidaridad pueden estar en la raíz de una nueva forma de relacionarnos como seres sociales.

Queremos, finalmente, agradecer la respuesta a la convocatoria al concurso mural la defensa de los derechos humanos, cuyo primer  lugar  lo obtuvo el realizado por Christian Flores sobre derechos indígenas y el segundo lugar por Carla Herrera sobre derechos de niñas y niños, ycomo lo señalamos en la convocatoria el mural ganador será replicado en las oficinas de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos y será la imagen de nuestras campañas del 2013

cidhmorelos@gmail.com, Facebook y twitter @cidhmorelos

Deja un comentario

Archivado bajo articulos, CIDH

Historia y lucha cotidiana.

Juliana G. Quintanilla y Paloma Estrada Muñoz.

 Vaciar de contenido el significado de la lucha es el objetivo de quienes festejan cuando se trata de conmemorar, trivializan en lugar de recordar la historia. Como no pueden dar argumentos para justificar el patriarcado ni la violencia machista, ridiculizan a las mujeres que luchan y llegan al extremo de solicitar un día de supremacía masculina cuando esta ocurre cotidianamente en un sistema de relaciones de poder de clase y de división de género para explotar a trabajadoras y trabajadores y oprimir a las mujeres y a los pueblos. Por eso, fortalecer la memoria histórica es para tener presente las razones por las que se lucha para exigir plenos derechos de las mujeres trabajadoras.

El Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras surgió de las actividades de los movimientos obreros a finales del siglo XX en América del Norte y Europa. Desde entonces, el Día Internacional de las Mujeres ha adquirido una dimensión global para las mujeres de los países capitalistas y también en los países dominados o en proceso de liberación. El creciente movimiento internacional de las mujeres, fortalecido por cuatro conferencias mundiales de las Naciones Unidas sobre la mujer, ha ayudado a que su conmemoración ofrezca la oportunidad de incrementar el apoyo a los derechos y la participación de las mujeres en las esferas política y económica. Sin embargo, desde que el tema como tal fue retomado por las Naciones Unidas se ha designado para los estados firmantes una obligación institucional abordar y asumir como fecha importante el Día Internacional de las Mujeres.  Así que de las declaraciones y manifestaciones oficiales se debe pasar a la acción para acabar con la violencia contra las mujeres.

Fue el año de 1977 cuando la Asamblea General adoptó una resolución proclamando un Día de las Naciones Unidas para los Derechos de la Mujer y desde entonces, el gobierno en México, en lugar de cumplir todos los derechos de las mujeres, se ha dedicado a promover una campaña de retroceso desde la institucionalidad con la realización de actos festivos o de beneficio clientelar y con ello intentar borrar el origen histórico que nos legaron movimientos de las mujeres.

Hoy afirmamos que este es un momento de reflexión sobre los triunfos y avances alcanzados en nuestro país, pero sobre todo es urgente hacer un fuerte  llamado para erradicar la violencia feminicida y este 8 de marzo  cambiar, en lugar de una celebración, reivindicar los actos de valor y determinación tomados por las mujeres, quienes han tenido un papel extraordinario en la historia.

Es momento para las nuevas administraciones gubernamentales de asumir el compromiso con las mujeres, para garantizar una vida libre de violencia. Que de inmediato se aplique la alerta de violencia de gènero con todo lo que ello implica, hoy es momento de acabar con las disculpas y justificaciones.

En este proceso de fortalecimiento organizativo, las feministas en diversas partes del país nos hemos convocado para conmemorar esta fecha, y en Morelos nos hemos dado cita para participar en acciones de reflexión y exigencia, por ello estaremos reunidas a las 10 de la mañana, el martes 5 de marzo donde se ofrecerá una conferencia con los y las trabajadoras de medios de comunicación, con las experiencias de APCWOMAN, Red Nacional de Defensoras y la cidhmor. Esperamos la asistencia de todas las personas interesadas en estos temas. Será una manera de reivindicar el carácter de lucha del 8 de marzo. Asi mismo el Foro-Taller: LAS MUERTES CHIQUITASVida Cotidiana,  Placer, Sexualidad, Acciones Políticas, Poder y Violencia Feminicida. Presentación de la Película: Experiencias diversas México-Barcelona, Por Mireia Sallarés. Con la participación de Yolanda Casas Quiroz, expresa política.El día 9 de marzo. De las 11 de la mañana a las 5 de la tarde. En LA COMUNA, Morrow 6, Colonia Centro, Cuernavaca, Morelos

Deja un comentario

Archivado bajo articulos, derechos de las mujeres

¿Cómo están los derechos de las mujeres?

 ¿Cuántas niñas y adolescentes más?

El Derecho a decidir en un estado laico debe estar garantizado. Las mujeres tenemos derecho a decidir. Solo que hay mil obstáculos a superar en una sociedad donde constantemente se viola este derecho.

Aun cuando México se ha comprometido internacionalmente con la ampliación del goce y del ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en Morelos sigue siendo uno de los grandes retos para México debido a la imposición histórica de visiones morales y religiosas, la discriminación, la pobreza y la falta de información que les obstaculizan impunemente el derecho a decidir sobre su propio cuerpo de forma libre y autónoma.

Es reprobable que en un estado como el nuestro, que aspira a ser laico, democrático y garante de los derechos humanos, se establezcan regímenes diferenciados para el ejercicio de los derechos de las mujeres, lo cual resulta una clara afrenta al espíritu de protección de la igualdad entre géneros establecidos en nuestra carta magna y en instrumentos internacionales como la Convención sobre la Eliminación de Todas las formas de Discriminación contra la Mujer, ratificada en nuestro país.

México es parte de todos estos tratados internacionales y documentos de consenso por lo que está obligado a lograr el respeto, protección y garantía de los derechos reproductivos.

El carácter laico del Estado mexicano es la condición imprescindible para la protección de los derechos humanos y para el pleno ejercicio de la ciudadanía de las mujeres. Afortunadamente la Constitución y las leyes respaldan estas prerrogativas. ¿Que impide que en la realidad se respeten y se cumplan los derechos sexuales y reproductivos de las Mujeres?

El Estado que se considere democrático tiene la obligación no solo de promulgar leyes, sino diseñar políticas públicas para garantizar el avance de su derecho a una vida libre de violencia, en específico violencia sexual, institucional. Tras la decisión histórica de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que en 2008 determinó la constitucionalidad del término del embarazo en la ciudad de México antes de las 12 semanas de gestación, los congresos locales tienen la obligación de legislar en esta materia, teniendo en consideración este fallo y tomando en cuenta la protección y garantía de los derechos humanos de las mujeres, ponderando la vida de la mujer sobre el producto en gestación.

Las organizaciones firmantes exhortamos urgentemente a que se garantice el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo junto con sus necesidades específicas, lo que entraña la obligación de velar por que ellas accedan a la justicia, a la información, a servicios oportunos y de calidad en materia de salud sexual y reproductiva, eliminando cualquier posibilidad de discriminación en su contra.

Esta lucha la asumimos todas las organizaciones feministas y defensoras de derechos humanos que firmamos la presente, y por tratarse de una problemática que compete a toda la sociedad, también estamos llamando a todos los sectores, a participar de forma responsable en la construcción de condiciones que en la vida diaria garanticen la igualdad entre hombres y mujeres, adoptando nuevas conductas e ideas no discriminatorias, para frenar la continuidad de la violencia institucionalizada que persiste contra las mujeres, y para saldar la deuda histórica que nos exige devolverles su carácter de portadoras de derechos y de dignidad.

Atentamente:

Cidhal, Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos, Ideas, Comité Contra el Feminicidio, Observatorio de Violencia de Género en Morelos, Ddsser, Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa; Pacto por la Soberanía Alimentaria Energética, los Derechos de las y los Trabajadores y las Garantías Constitucionales,

Deja un comentario

Archivado bajo derechos de las mujeres, violencia contra mujeres

Urgen medidas integrales de seguridad

Paloma Estrada Muñoz y José Martínez Cruz

Duele tanta muerte diaria. No podemos permanecer indiferentes. El debate sobre la estrategia de seguridad no puede ser obviado, si bien el Mando Único policíaco se aprobó en Morelos. ¿Acaso se puede combatir ilegalidad con ilegalidad? La iniciativa de Mando Único de Felipe Calderón ahora retomada por Graco Ramírez. ¿Gobierno de nueva visión? Esta es una vieja estrategia puesta en practica en otro estado que ha dado resultados negativos. Más aún cuando se plantea que en 3 meses funcione con un millar de elementos con un salario de 16,800 pesos cada uno, lo que da unos 168 millones mensuales, significa que en otras áreas disminuirá el gasto público. A la vista del atentado, no puede uno menos que alertar sobre el crecimiento de acciones violentas protagonizadas por este tipo de policías. La seguridad no surge de más armas en las calles, sino de prevención y medidas integrales, de combate a la impunidad y a la complicidad. Superar la crisis institucional es fundamental para una verdadera seguridad ciudadana.

 

En este contexto ocurre el atentado al Procurador. Está claro y es muy grave. 3 de sus guardaespaldas muertos y un policía herido. Una serie de dudas no esclarecidas. Pero también hay claridad en otras. Cuando una acción descoordinada entre policías tiene saldos mortales, hay responsabilidades políticas, no sólo operativas. El nivel de crisis institucional ha llegado demasiado lejos. Falta de credibilidad aunada a la desconfianza interna llevan al gobierno a denunciar un atentado planeado desde sus propias filas para descarrilar su estrategia de seguridad. Pero el gobernador se equivoca en el destinatario de sus críticas defensivas. ¿Detractores? Claro, hay abogados con historial poco ético que lucran con causas y aprovechan para golpear y luego tratan de ser incluidos en el aparato gubernamental. También hay dirigentes de partidos que ya ocuparon el gobierno estatal y demostraron actuar contrariamente al pueblo. Pero hay muchas voces críticas que se levantan contra los desaciertos del gobierno actual. Si no se escuchan no se toman en cuenta en el diseño de políticas públicas incluyentes. Lo que está claro es que los niveles de violencia e inseguridad en Morelos han crecido. Y los desatinos también. Siguen siendo asesinados jóvenes en las calles y el feminicidio resulta imparable. El atentado contra el Procurador es la secuela de otros hechos igualmente graves. Lo deliberado está claro: un retén fuertemente armado implica alto riesgo para quien pasa por ahí, menos para los delincuentes, que eluden! Hay 10 policías detenidos y sujetos a investigación pero, ¿se irá a fondo en la investigación, o solo se trata de fabricar culpables a modo?

Hay que recordar que la iniciativa de Calderón, ex presidente panista,  y ahora de Graco, para crear el Mando Único, evadió ceñirse al Artículo 115 Constitucional de 1999 que dice: “La índole social y natural del municipio como unidad política, administrativa y territorial, de nuestra vida nacional (…) devolviéndole al municipio la función principal del gobierno directo de la comunidad básica, en virtud de que éste es una comunidad social que posee territorio y capacidad política, jurídica y administrativa (…)”. De esta manera, el municipio se reconoce como la forma primaria de relación entre los gobernantes y los gobernados. Las fracciones II y III del Artículo 115 otorgan a los municipios personalidad jurídica propia, facultades para manejar su patrimonio, expedir los bandos de policía, reglamentos, circulares y disposiciones administrativas y para tener bajo su cargo las funciones y servicios públicos. Los “servicios públicos” incluyen a la Seguridad Pública en los términos del Artículo 21 Constitucional.

Por otra parte, el Municipio es como el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, un poder público de los estados miembros de la Federación, división consagrada en el Artículo 49 Constitucional. De esta manera se puede afirmar que el “poder municipal” tiene como titular a todos los miembros de los ayuntamientos en un estado parte de la Federación, por lo que es válido y aplicable la prohibición que el Artículo 49 establece respecto a que “no podrán reunirse dos o más poderes en una sola persona o corporación”. Bajo esta interpretación, la iniciativa de Calderón y ahora retomada por el Gobernador de Morelos, para desaparecer las corporaciones policíacas municipales e integrarlas a un Mando Único estatal, viola las disposiciones contenidas en el Artículo anterior, al trasladar el mando de las policías municipales al Poder Ejecutivo. Así, el presidente municipal, responsable de la Seguridad Pública en su respectivo ayuntamiento por mandato de ley, se somete a la autoridad del gobernador perdiendo toda autonomía; además, supeditado a un mando militar.

Aunque el gobernador ha hecho innumerables llamados a la unidad; a la corresponsabilidad y participación activa de gobierno y ciudadanos en la lucha contra el crimen organizado, cuando es el Estado, el único garante y responsable de la seguridad pública. Y, contradictoriamente, quitó a los alcaldes facultades en la materia reduciéndolos a simples administradores de los territorios municipales. Los principios consagrados en la Constitución, no pueden ser modificados discrecionalmente por el legislativo federal y estatal sólo con una votación de mayoría calificada, emitida por consigna o por factores coyunturales, como tampoco pueden ser modificados de facto por los Poderes Ejecutivos federal y estatales, como se hizo en Morelos. Pues estos principios no surgen de manera espontánea ni son un capricho u ocurrencia de nadie. Son fundamentos de un Estado democrático que van acordes al desarrollo histórico y cultural de la Nación, a los procesos sociales y a la inserción del país a la comunidad internacional, por lo que dichos principios deben prevalecer o, en su caso, mejorar, pero nunca retroceder, privilegiando en todo momento el interés público, el bien común, la dignidad y los derechos de las personas. Los primeros resultados, negativos, están a la vista no solo de los “detractores”, sino del pueblo que no comulga con ruedas de molino, pues sabe que  retenes fuertemente armados con la vieja estrategia de militarizar la policía, coloca en mayor riesgo a la ciudadanía en Morelos, por eso es necesaria la movilización de la sociedad civil para decir ¡ya basta!

Deja un comentario

Archivado bajo articulos, Seguridad ciudadana

¿PROCURACIÓN DE JUSTICIA PARA LAS MUJERES?

Un hombre sujeto a proceso por violencia contra su esposa es el titular de la Procuraduría

Juliana G. Quintanilla, Paloma Estrada Muñoz y José Martínez Cruz*

La violencia intrafamiliar es cotidiana, al grado tal que diversos estudios indican que una de cada 4 mujeres ha sufrido violencia durante el noviazgo y una de cada dos sufre algún grado de violencia (verbal, psicológica, física o económica) en el matrimonio. Por lo que una mujer que sufre violencia intrafamiliar y que se atreve a denunciarlo ante autoridades debe superar su miedo y las trabas (familiares, económicas, administrativas y de procuración de justicia) que encontrara en el camino. Esto seguramente es lo que enfrentó la esposa del actual Procurador de Morelos. Ella se empodero y fue a presentar su denuncia en contra de su esposo cuando él ocupaba un cargo de Ministerio Público en Ciudad Juárez. “Este hecho es un acto que se circunscribe al ámbito privado”, argumenta el recién nombrado  PROCURADOR DEL ESTADO DE MORELOS (nombramiento que viola la constitución por no cumplir con los requisitos de oriundad y  además de no haber presentado los exámenes de control y confianza). Lo grave es que Oficialmente la PGJ emitió un comunicado reconociendo el HECHO DELICTIVO, que por otro lado el mismo Procurador minimiza ante los medios de comunicación. Acaso es necesario recordarle a este Servidor Público que la violencia intrafamiliar está tipificada como conducta delictiva y que está sancionada de acuerdo a lo establecido en la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. Y que por tanto, quien procura justicia en su más alto nivel no puede justificar la evasión de su responsabilidad, que podría ser sancionada eventualmente con una sanción penal. ¿UN PROCURADOR SUJETO A PROCESO POR VIOLENCIA CONTRA SU ESPOSA PROCURARA JUSTICIA A LAS MORELENSES?

No habrá derechos iguales mientras se mantenga una desigualdad por razones de género, empezando en la familia y siguiendo en quien detenta la propiedad privada, así como de quien dirige la Procuración de Justicia de un Estado.

Es sumamente grave este panorama. Por ello, es claro que la causa de este nivel de violencia fminicida es producto de una cultura patriarcal, machista y autoritaria, donde la jerarquía está determinada en función de quien logra imponer sus condiciones o tiene el poder para hacerlo.

Es por ello que la violencia feminicida golpea cada vez más a nuestra sociedad. Cobra vidas cotidianamente. Lacera la dignidad humana porque las instituciones no están cumpliendo a cabalidad el papel que les corresponde para prevenir y tratar de evitar que estos casos continúen. Y peor aún, los casos documentados y denunciados ante la PGJE se han venido acumulando y archivando continuamente. No obstante que la tipificación legal del feminicidio en Morelos es clara y señala que son cinco causales  establecidas en el Código penal.

Morelos ocupa uno de los primeros lugares en violencia feminicida en el país, pero lamentablemente no podemos determinar el grado de administración y procuración de justicia por parte de los tribunales. Por eso es importante que se clarifique ¿Cuántos feminicidios han sido investigados? Es decir,  una vez que ocurren, cuántos han sido sometidos a proceso y cuantos han sido sancionados con una sentencia condenatoria para el o los feminicidas?

Por el contrario, vemos como familias que denunciaron feminicidios y que si bien, en algún momento se logró investigar, detener, procesar y sancionar con prisión al culpable; actualmente declaran y demandan públicamente que no se cumplió la condena. Gravemente dejaron en libertad absoluta al feminicida mediante un amparo que se gano debido a errores en la integración de la averiguación previa, es decir, se cometieron actos de negligencia por parte de ministerios públicos que dieron pie a que magistrados  concedieran la libertad al culpable. A todos estos actos realizados por las autoridades se le denomina VIOLENCIA INSTITUCIONAL EN CONTRA DE LOS DERECHOS DE LAS MUJERES.

Lamentablemente esta Violencia institucional también ha contribuido a que las muertes violentas de mujeres  se siguen incrementando en Morelos. Los datos son estremecedores. El caso más reciente es el de una mujer encontrada a la orilla de  un camino en el municipio de Atlatlahucan. Las preguntas a las autoridades son claras, ¿Se investigará como FEMINICIDIO o se asumirá como otros tantos donde no se aplica la LEGISLACION ESPECIFICA Y VIGENTE? Y ¿LA PROCURADURÍA PODRÁ CUMPLIR CON SU RESPONSABILIDAD Y GARANTIZAR JUSTICIA PARA LAS MUJERES?

 
*Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos

Deja un comentario

Archivado bajo articulos, CIDH, derechos de las mujeres

Subasta de obras de arte en apoyo a la CIDH.

Estamos convocando a personas que conocen las actividades que llevamos a cabo en defensa de los derechos humanos a apoyarnos en la difusión, invitación y participación, en la subasta de obras de arte que llevaremos a cabo el 15 de marzo en La Comuna, ubicada en Morrow 6-A, centro, Cuernavaca, Morelos. El objetivo es recabar fondos para mantener esta actividad como lo hemos venido realizando durante 23 años, de manera autónoma  con la participación consciente y voluntaria de quienes integramos la Comisión Independiente de Derechos Humanos y de quienes han colaborado en mil y un formas en esta labor de promoción de una cultura de respeto a los derechos humanos.

Resistir solidariamente en estos tiempos violentos y de crisis permanente de un sistema profundamente injusto y depredador, explotador y opresivo, requiere de una voluntad de mantenernos trabajando de manera colectiva, sin ceder a las presiones para abandonar esta lucha por una perspectiva individualista de otra naturaleza. Nuestra determinación está marcada por el compromiso de que los derechos humanos sean una realidad para todas y todos, por lo que seguimos participando en la defensa de los derechos humanos de manera integral, ya que no puede aceptarse la violación de los derechos de la mayoría de la población ni permanecer en silencio ante una política que los viola de manera sistemática.
En Morelos nuestra organización civil ha resistido y resistirá. Nos han preguntado cómo y de dónde obtenemos recursos para mantener nuestra actividad. Lo hemos dicho con claridad: con nuestro propio trabajo. Somos trabajadores y trabajadoras, defensoras y defensores de derechos humanos por convicción.

Deja un comentario

Archivado bajo CIDH