Derechos humanos, autonomía y solidaridad.

Paloma Estrada Muñoz y José Martínez Cruz.

Nos han preguntado cómo mantenemos nuestra actividad en defensa de los derechos humanos: sobreviviendo, contestamos.

Queremos construir un mundo distinto donde la imagen corresponda a la palabra, donde el sentimiento y la razón vayan de la mano, donde la justicia y la verdad no estén reñidas. No es fácil. De hecho, es complicado. Implica conseguir conciencia organizada y el arte forma parte de la estrategia de cambio. Para alimentar el entusiasmo, para no perder el rumbo, para iluminar nuestro camino al andar.

Por ello, estamos convocando a personas que conocen las actividades que llevamos a cabo en defensa de los derechos humanos, para que nos acompañen en la cena y venta de obras de arte que han sido donadas para esta causa. La cita es el 15 de marzo a las 6 de la tarde en La Comuna, ubicada en la calle Morrow 6-A de la colonia Centro de Cuernavaca, Morelos. El objetivo es recabar fondos para mantener esta actividad de manera autónoma  como lo hemos venido realizando durante 23 años.

Con la participación consciente y voluntaria de quienes integramos la Comisión Independiente de Derechos Humanos y de quienes han colaborado en mil formas en esta labor de promoción de una cultura de respeto a los derechos humanos. En estos tiempos violentos y de crisis permanente de un sistema profundamente injusto y depredador, explotador y opresivo. Resistir solidariamente requiere de una voluntad de mantenernos trabajando de manera colectiva, sin ceder a las presiones para abandonar esta lucha por una perspectiva individualista de otra naturaleza. Nuestra determinación está marcada por el compromiso de que los derechos humanos sean una realidad para todas y todos de manera integral.

Nos han preguntado cómo y de dónde obtenemos recursos para mantener nuestra actividad. Lo hemos dicho con claridad: con nuestro propio trabajo. Somos trabajadores y trabajadoras, defensoras y defensores de derechos humanos por convicción, y por supuesto con la solidaridad económica de ustedes.  Compartimos un largo camino con quienes saben que el valor fundamental es la dignidad humana y no los intereses del capital. Que nuestras vidas valen más que sus ganancias. Que somos seres humanos y no mercancías. Que nos comprometemos en la lucha cotidiana para cambiar este sistema y construir un mundo diferente, pleno, justo, fraterno, solidario, sin opresión, ni explotación, donde los derechos humanos sean una realidad para todas y todos y no sólo discurso de gobiernos que encubren los peores crímenes contra la humanidad. Estamos indignadas e indignados porque la desigualdad entre la población rica y pobre a nivel mundial se ha incrementado hasta alcanzar su máximo nivel en 30 años. Porque la desigualdad de ingresos ha aumentado a un nivel récord, tanto en las economías de ingresos bajos como las de altos (Michel Foster, OCDE). Una duplicación de la proporción de los ingresos que gana el 1% más alto, un cambio en la demografía del trabajo y beneficios fiscales menos redistributivos, han sido razones principales de aumento de la brecha.

Por eso luchamos para que sea desvinculado el trabajo del empleo, eso significa devolver al trabajo su dimensión vocacional y creativa, que caracteriza a la dignidad humana. Empleo es una relación contractual y, en la configuración del capitalismo, está vinculado a la producción de mercancías rentables y a lucros que dividen a la sociedad en clases económicas-sociales, hegemónicas y subordinadas al capital. Es así que planteamos la construcción de “otra economía”, aunque sabemos que será un camino de luchas y aprendizajes, que pasará por la desconformidad de organizaciones que solo fortalecen la institucionalidad imperante y por la deconstrucción de prácticas alienantes. Pues cada gesto simbólico o real de gratuidad y gratitud, rompe con la lógica imperante del costo-beneficio capitalista. Cada transformación de relaciones de poder en relaciones de reciprocidad y solidaridad pueden estar en la raíz de una nueva forma de relacionarnos como seres sociales.

Queremos, finalmente, agradecer la respuesta a la convocatoria al concurso mural la defensa de los derechos humanos, cuyo primer  lugar  lo obtuvo el realizado por Christian Flores sobre derechos indígenas y el segundo lugar por Carla Herrera sobre derechos de niñas y niños, ycomo lo señalamos en la convocatoria el mural ganador será replicado en las oficinas de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos y será la imagen de nuestras campañas del 2013

cidhmorelos@gmail.com, Facebook y twitter @cidhmorelos

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo articulos, CIDH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s