Archivo mensual: mayo 2013

No criminalizar a migrantes en Morelos.

Detuvieron en Cuernavaca a 7 migrantes guatemaltecos en un operativo de la SSP en hoteles y moteles y fueron puestos a disposiciòn del Ministerio Pùblico. La información publicada en diversos medios de comunicación y dada a conocer por la Secretaría de Seguridad Pública indica que estos hechos ocurrieron durante un operativo donde fueron detenidas 12 personas en diferentes hoteles y moteles de Cuernavaca y Jiutepec, algunas de las cuales fueron imputados por diversos ilícitos. Sin embargo, en el caso de los migrantes guatemaltecos, 5 hombres y dos mujeres, únicamente se da a conocer el dato de que carecían de documentos legales, sin que se mencione explícitamente que hubiesen incurrido en algún ilícito, por lo que, de acuerdo a los procedimiento legales, no deberían ser consignados ante el Ministerio Público Federal, sino remitidos al Instituto Nacional de Migración para que determinara su situación legal, ya que de otra manera se violan los derechos humanos, ya que ninguna persona es ilegal en cualquier lugar del mundo. Esta acción de la SSP incurre en violación de derechos humanos establecidos claramente en la constitución, ya que nadie puede ser molestado en sus personas y domicilios si no hay orden judicial o flagrancia en algún delito, cosa que no ha sido probado ni se menciona indicio alguno. Para la Comisión independiente de Derechos Humanos de morelos, la necesidad de que se garantice la seguridad ciudadana no debe significar que se criminalice a personas migrantes y se les presente como delincuentes en operativos que devienen en redadas violatorias de los más elementales derechos humanos. Las prácticas abusivas contra migrantes han significado una condena internacional al Estado Mexicano, por lo que de ninguna manera se debe utilizar la fuerza policiaca represiva cuando se debe abordar desde un análisis  integral sobre causas económicas, sociales y políticas, no sólo criminógenos. Al respecto, Amnistía Internacional ha señalado al respeto: “El completo fracaso de las autoridades para recopilar y publicar datos (como los informes de abusos contra los migrantes, las investigaciones llevadas a cabo, los autores de crímenes perseguidos, los funcionarios sancionados y el número de migrantes desaparecidos), es un claro indicio de la falta de prioridad y de atención a los abusos que sufren los migrantes en tránsito por México. Las únicas medidas federales preventivas y de investigación parecen limitarse a la labor de la Unidad Especializada en Investigación de Tráfico de Menores, indocumentados y Órganos, de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la PGR. Esta unidad tiene un mandato muy amplio y los abusos cometidos contra los migrantes no son su prioridad.” Así pues, si el número de migrantes irregulares en su paso por México aumentó en 2012 y los secuestros rutinarios, la violencia sexual, el reclutamiento forzado en grupos del crimen organizado, el tráfico de personas y el asesinato de migrantes continúa sin control. La impunidad de estos graves abusos permanece en la norma, por ello es inaceptable que se criminalice a las y los migrantes en esta clase de operativos.
Cuernavaca, Morelos, 31 de mayo de 2013.
Atentamente.
Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos, A.C. 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

ACTO EN ZOCALO DE CUERNAVACA PARA RECOLECTAR FIRMAS POR ALERTA DE GÉNERO.

El día de hoy 31 de mayo de 2013 la Comisión independiente de Derechos Humanos de Morelos realizamos una actividad en el zócalo de Cuernavaca para seguir recabando firmas para dirigirlas a la presidencia de la República, con la exigencia de la emisión de la Alerta de Violencia de Genero. Hasta el momento hemos recopilado más de mil firmas que entregaremos en las oficinas del Palacio Nacional, con la respuesta que estamos preparando al documento que nos han enviado de la Secretaría de Gobernación sobre nuestra solicitud enviada a Peña Nieto.

La respuesta ciudadana ha sido amplia y solidaria, además de firmar, aportando testimonios de casos de violencia de diferente tipo contra mujeres de distintas edades que ven la necesidad de que se tomen medidas por parte de las autoridades y que se avance realmente en una cultura de respeto a los derechos humanos de las mujeres, ya que si bien está claramente establecido en la ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, no ha habido ni la voluntad ni los programas institucionales para aplicarlos y hacerlos valer en la práctica.

Como parte de un balance positivo de esta campaña es que instancias internacionales han asumido un compromiso con el seguimiento de los casos que les hemos documentado, por lo que consideramos que con la participación conciente y organizada de la población se puede construir nuevas relaciones sociales, donde no prevalezca ni el machismo, ni la misoginia que lleva a los niveles de violencia feminicida que se ha venido denunciando.

Atentamente,

Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos, A.C.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Feminicidio y violación de derechos humanos de las mujeres

Paloma Estrada Muñoz y Juliana G. Quintanilla

Las mujeres que mueren violentamente en el país son víctimas de quien les priva directamente de la vida y de un sistema omiso, cómplice, que justifica y garantiza impunidad a quienes los cometen. Existe un entramado jurídico-legal que no se utiliza, que no se pone en práctica, para garantizar la vida y la libertad de las mujeres. Un Estado que es incapaz de cumplir y hacer cumplir los derechos de las mujeres, termina siendo un Estado feminicida.  Las mujeres que son asesinadas físicamente, también reciben una muerte simbólica, moral, política, cuando se les desfigura el rostro, se les elimina el nombre, se ocultan las causas, no se investiga ni mucho menos se sanciona. Carta de impunidad para machistas, misóginos, violentos. El ataque sistemático y furioso contra el cuerpo de las mujeres, tiene un objetivo ideológico que debe ser evidenciado claramente, que es el de atacar los derechos conquistados por las mujeres a través de la lucha feminista que se lograron mediante la movilización y el combate ideológico, el fortalecimiento político de mujeres que dan la cara en áreas anteriormente negadas por la sociedad masculina, como en el mundo del trabajo, en la academia, en la investigación, en la ciencia y en espacios de poder donde se toman decisiones. El derecho a decidir, en su cuerpo, en sus vidas y en el ámbito público y privado, hoy es más que nunca sometido a ataques por parte de quienes se sienten amenazados en sus privilegios y su autoritarismo.

El feminicidio es la expresión extrema de una violencia cotidiana que se expresa en todos los ámbitos de la vida pública y privada, cuando la crisis multidmensional del capitalismo muestra su rostro más horrible de la descomposición de las relaciones sociales y humanas, deviniendo en una barbarie cotidiana.

Luchar por los derechos de las mujeres se transforma en una lucha que tiene una herramienta poderosa en los instrumentos de derechos humanos y, sobre todo, en los procesos de organización, resistencia y articulación de grupos feministas, y sindicales, sociales y políticos, que consideran los derechos humanos de manera integral, para todas y todos, que no son asimilables por un sistema excluyente y depredador, explotador y opresivo, discriminador y que encubre la realidad con la manipulación ideológica y mediática de los dueños del capital y de los mecanismos ideológicos del poder.

En Morelos hemos realizado una amplia labor de documentación de estos graves hechos y hemos registrado como esta situación de extrema violencia se ha ido acrecentando a lo largo de los años. Del año 2000 al 2005 se reportaron 122 feminicidios en Morelos; en el 2006 fueron 20; en el 2007 el número de casos aumento a 29; en el 2008 la cifra de feminicidios creció a 31; en el 2009 se documentaron 36;  del 2010 fueron 46; en el 2011 la cifra fue de 40 y en el 2012 sumaron 61. En lo que va del 2013 son ya 20. De los 33 municipios de la entidad morelense ya son 25 los que forman parte del mapa del feminicidio: Yecapixtla, Cuernavaca, Puente de Ixtla, Tepoztlan, Emiliano Zapata, Zacatepec, Yautepec, Cuautla, Xochitepec, Jojutla, Jonacatepec, Huitzilac, Temixco, Mazatepec, Jiutepec, Ayala, Tepalcingo, Miacatlan, Axochiapan, Amacuzac, Tetecala, Tlaltizapan, Tlaquiltenango, Atlatlahucan y Tlayacapan.

La tipificación del feminicidio en el Código Penal se logró después de casi 20 años de que se comenzaron a documentar casos de crímenes de mujeres en Ciudad Juárez. Fue un paso jurídico legal que mandata al Estado Mexicano a sancionar a quien incurra en este delito específico. Como toda ley, representa un avance, pero a la vez que muestra sus propias limitaciones.

Un caso emblemático fue un triple homicidio cometido en contra de la familia de Joaquina Tacuba Benítez. Los hechos ocurrieron el 23 de mayo del 2012 en Axexentla, municipio de Jiutepec, Morelos, donde murieron: Petra Benítez Barrios, de 65 años de edad, José Adame Benitez de 23 años y José Ángel de 4 años de edad. Quedó herida Pilar Lugo de 20 años.

Se abrió la Carpeta de Investigación SC01/5363/2012 por parte de la Procuraduría General de Justicia, sin embargo, no muestra avance alguno en la investigación y no hay ningún detenido. Se han recibido llamadas de intimidación y amenazas por vía celular y se vive bajo una amenaza latente en contra de la familia, así como presencia de personas desconocidas cerca de sus viviendas y donde no aparecen los elementos policíacos que fueron asignados para garantizar la protección y seguridad de la familia.

Como organismo de Derechos Humanos hemos acompañado a la familia en la atención y seguimiento de este caso, por lo que hemos enviado diversos escritos dirigidos a la PGJE solicitando información sobre el caso en particular, el último con fecha 27 de febrero del presente, sin que hasta este momento se nos de una respuesta concreta del caso.

Cabe destacar que el crimen contra la familia de Joaquina Tacuba y de Petra Benítez, se presentó en el contexto de la puesta en marcha del “Operativo Morelos Seguro” que solamente significo un crecimiento de la violencia, y muestra de ello es que en sólo 15 días se hayan presentado más de dos decenas de muertes violentas, superando 170 casos en 5 meses. Las declaraciones del Coordinador del Consejo de Seguridad Pública fueron: “Esta dinámica (de muertes violentas) continuará” porque “se están matando entre ellos”, mostrando la claudicación del Estado en la defensa del derecho a la vida y la seguridad ciudadana, así como el grado de omisión frente a quienes privan de la vida a otras personas en la entidad. Los hechos han sido dados a conocer como si se tratara de uno más de los múltiples asesinatos ocurridos en la entidad como si fuera derivado de la guerra entre bandas criminales, lo que generalmente ha significado que queden sin investigación y sin castigo alguno, en medio de la impunidad y la falta de justicia. Por ello, demandamos de las autoridades una investigación a fondo y apegada a los procedimientos jurídicos y legales, de tal manera que este crimen no quede en la impunidad, sin obtener resultados hasta el momento.

A casi un año del feminicidio de Petra Benítez y del asesinato de su hijo y nieto, seguimos clamando justicia.

La violencia feminicida y el feminicidio como grado máximo de esa violencia es una afrenta más a la dignidad humana, en medio de la degradación  social y la impunidad prevaleciente, en un estado de Morelos que vive desangrándose cotidianamente, ante la violencia criminal e institucional en un proceso de militarización creciente.

Este aspecto de toma de conciencia social del feminicidio nos parece sumamente relevante. En ningún momento bajamos la guardia frente a esta problemática y en la denuncia de lo que le corresponde realizar al Estado mexicano, entendido como todas las instituciones del gobierno, pero también nos dirigimos a la sociedad, no en abstracto ni invocando valores eternos, sino a las organizaciones que tienen un papel en el proceso de transformación de esta realidad, y sobre todo a mujeres que se desempeñan en los distintos sectores. Conseguir una amplia movilización social que permita ir a la raíz de las causas del feminicidio, para desmontar los aparatos ideológicos de poder y generar dinámicas de participación para defender los derechos de las mujeres, es fundamental para cambiar el estado de cosas que prevalecen.

Es por ello que en un acto nacional iniciamos una “Campaña por la vida y la libertad de las Mujeres en Morelos y por la Alerta de Violencia de Género”, a la cual se sumaron abogadas, periodistas, feministas, sindicalistas y defensoras de derechos humanos, a la exigencia de aplicación de la Alerta de Violencia de Género en Morelos. Con la asistencia de  Sara Lovera López (Periodista feminista), Andrea Medina Rosas (Abogada Feminista Independiente), Josefina Chávez Rodríguez (Cuadernos Feministas), Melissa Moran Esteva y Aimé Jezabel (PRT), Ana Bertha Jiménez (Delegada en Morelos del STUNAM), Ma. Teresa Vega García (Secretaria General de la Sección X del Sindicato de Telefonistas), Violeta López (SME), Juliana G. Quintanilla y Paloma Estrada Muñoz   (CIDHM), se dio a conocer como el Feminicidio en el Estado de Morelos se ha ido incrementando. Tomar conciencia de la gravedad de esta violencia sistemática, institucional, estructural, no resulta fácil, pero cada vez hay más personas que suman sus voces de protesta y actúan por diversos medios para que no siga esta violencia criminal y la impunidad que la alimenta. Nuestro antecedente en esta exigencia se encuentra en el año 2000, fecha en que iniciamos la tarea de atender a familiares y documentar  casos para exigir justicia. El 16 de abril de 2013, entregamos la carta exigiendo la aplicación de la Alerta de Violencia de Género en Morelos a la Presidencia de la Republica, y solicitamos a las organizaciones sociales se sumaran a esta a una acción urgente, misma que ha tenido una respuesta creciente como lo indican los siguientes resultados:

a)      Avaaz.ORG: en el sitio de esta red hemos recibido una suma importante de peticiones de organismos y personas, quienes consideran que es urgente poner atención en el tema de la violencia feminicida. http://www.avaaz.org/es/petition/Alerta_de_Violencia_de_Genero_en_Morelos_contra_el_feminicidio/?cUlNBeb) Hasta la fecha son 218 las peticiones que ya han sido enviadas a la Presidencia de la República.

b)       Desde la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los derechos para Todas y Todos, hemos obtenido la suma de 112 peticiones de esta demanda que igualmente ya han sido enviadas a la Presidencia de la República (http://www.redtdt.org.mx/d_acciones/d_visual.php?id_accion=271).

c)      Esta campaña de solidaridad ha recibido muestras de apoyo desde los siguientes países: Australia, Bolivia, Brasil, Bulgaria, El Salvador, Alemania, Suecia, Suiza, España, Estados Unidos, Japón y de 20 organizaciones de mujeres y defensoras de derechos humanos, así como sindicales y sociales, como el Pacto Morelos por la Soberanía Alimentaria y Energética (SME, Telefonistas, STUNAM, MMB, CNTE, Sindicato de Trabajadores del INAH-Morelos, Morena, Comité de Colonos en Lucha, Confederación Nacional de Jubilados y Pensionados, Cooperativa Bandera, M-7 Mayo del ALM, MOPIM-CNPA-CN, FPR, PRT, #Yo soy 132 oriente, RED Rie), Frayba, Centro de DH de las Mujeres de Chihuahua, Centro Fray Julián Garcés, SICSAL, COSYDHAC, Frontera con Justicia, CEREAL, Comunicación Social Alternativa, Red Global por la Paz en México, Iniciativas para el Desarrollo de la Mujer, UNITIERRA. Entre las personalidades que apoyan esta campaña se encuentran Rosario Ibarra de Piedra, Marcela Lagarde (Académica),,  así como 817 firmas autógrafas.

La segunda etapa que inició el primero de mayo, cuando organizaciones sindicales y sociales expresaron su apoyo a esta exigencia, con la recolección de firmas, que serán entregadas directamente en la oficina de Peña Nieto, hasta lograr que las voces y las acciones logren terminar con la violencia que lastima y deja huella para toda la vida. Ante la solicitud de información al gobierno de Morelos sobre el grado de violencia feminicida y las acciones que llevan a cabo, ninguna de sus instancias respondió positivamente.

Por otra parte, hemos recibido respuesta de la Oficina de Atención Ciudadana de la Presidencia de la República, con fecha 23 de abril de 2013, que textualmente señala: “le comunico que su escrito ha sido turnado a la Secretaría de Gobernación para que sea atendido a la brevedad posible” y en el escrito con folio GR-2200021508-5 dirigido al Lic. Gerardo Alejandro González Espinola, Secretario Particular del C. Secretario de Gobernación. Por todo lo anterior, hay que decir claramente que continuaremos nuestra exigencia de que se tomen todas las medidas para preservar el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia y una medida es la implementación de la Alerta de Género, aún cuando el gobierno se niega de manera reiterada a asumir esta responsabilidad con la vida y la libertad de las mujeres, y reforzaremos nuestras acciones tendientes a lograr una mayor conciencia y participación social en la defensa de los derechos de las mujeres en Morelos.

Tomar conciencia de la gravedad de esta violencia sistemática, institucional, estructural, no resulta fácil, pero cada vez hay más personas que suman sus voces de protesta y actúan por diversos medios para clamar justicia y por una vida libre de violencia para las mujeres.

 

Por una cultura de respeto a los derechos humanos.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

No ha terminado la lucha por anular reforma laboral

 

Marco Aurelio Palma Apodaca y José Martínez Cruz

El curso y destino de los amparos en materia laboral aún no ha  terminado. Por lo tanto, no existe razón alguna para que la reforma pro-empresarial Peñista se aplique en la práctica. El Juez Primero de Distrito del Centro Auxiliar de la Primera Región con residencia en el Distrito Federal, aún no ha dado la última palabra ante miles de amparos que se interpusieron. En nuestro caso, el Amparo número 34/2013-IV, interpuesto en el Juzgado Sexto de Distrito del Estado de Morelos a principios de este año, por la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos, aún continúa su curso. El día catorce de junio de la presente anualidad, celebraremos ya nuestra respectiva audiencia Constitucional, donde sabremos del mismo modo el contenido de los informes de las Autoridades Responsables en este caso de la Cámara de Diputados, la de Senadores y de la Presidencia de la República. De nuestra parte podemos decir, que ese día ratificaremos los fundamentos y las razones, para exigir de manera legítima la anulación de la contrarreforma impulsada por el actual Gobierno Federal por ser violatoria de derechos humanos.

Es necesario conseguir en los Tribunales y a nivel jurídico, que no se ratifique dicha reforma laboral que únicamente reduce nuestros derechos, pues de concretarse, dejaría a la deriva el futuro de millones de personas principalmente el de las y los jóvenes que tendrían como opción solo fuentes de empleos precarios, así como los minúsculos pagos por horas (por ejemplo, te podrán contratar por $7.47 la hora, esto quiere decir que si te contratan solo por 4 horas estarías ganado alrededor de $29.90 diarios, ya no habría salario mínimo), legalizaría además “el Multiusos” (no importa que te hayan contratado para determinada actividad si hace falta te pondrán a hacer otras funciones que nada tiene que ver con lo que tú sabes) y las terribles “Outsourcing” (esto es que si trabajas para una empresa pero otra te contrato y ésta desaparece ó se da de baja, no habrá a quien hacer responsable de tu liquidación). En la misma línea y en el caso de que te despidieran y demandas al patrón lo máximo que te pagará en salarios caídos será 1 año, aunque el pleito dure más de un año. En tales circunstancias ya no habrá realmente una “ESTABILIDAD LABORAL”, -pues ya no existiría la figura del “Despido injustificado”- los patrones a cualquier hora podrían despedir, incluso por e-mail ó mensaje de celular, sin justificación alguna y sin acarrearles ningún tipo de responsabilidad legal. Se establecerían por la libre los contratos temporales, así como los de prueba, sin salarios justos, teniendo muy escasas posibilidades de conseguir antigüedad laboral y en consecuencia sería imposible conseguir una jubilación así como las demás prestaciones y conquistas laborales contenidas en nuestra Constitución Federal (artículos 1º, 5º y 123) así como en diversos Tratados Internacionales en la materia que condenan el hecho de ver al trabajo y a las personas que lo realizan como una simple mercancía.

De consumarse dicha reforma neoliberal nos afectaría a todos y todas como clase trabajadora, pues la misma no refleja ni garantiza el goce de una vida digna, por el contrario nos reduce a situaciones de sobrevivencia e individualismo.

Las respuestas de la clase trabajadora han sido desiguales, dependiendo los niveles de autonomía o subordinación que tengan los sindicatos frente al poder. Si los sindicatos pierden independencia, como los que oficialistamente marcharon apoyando a los gobiernos en turno, se anula su capacidad de respuesta, en tanto que los que mantienen su lucha son pilares fundamentales para defender conquistas históricas de la clase trabajadora.

 Por eso ahora más que nunca es necesario organizarnos “desde abajo”, ir avanzando todos los sectores populares en los procesos y en la movilización política, de manera unitaria ante el embate de este tipo de reforma retrógradas y de las llamadas “Estructurales” e impuestas por el Capital. ¡Ahora, es la hora de luchar!

 cidhmorelos@gmail.com

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Demandamos justicia y verdad para José Alfredo Popoca Torres.


Carpeta de Investigación: 
Sc01/10572/2012

Delito: Homicidio Calificado

Víctima: José Alfredo Popoca Torres

 

A 8 meses del asesinato de  José Alfredo Popoca Torres, joven de 24 años y padre de un menor de 7 años de edad, que ha quedado huérfano, los familiares mantienen la exigencia de que haya justicia para evitar que este homicidio quede en la impunidad.

Durante estos meses de dolor por la ausencia definitiva de su hijo, su madre Teresa Torres y sus familiares, han mantenido una constante presencia ante las autoridades, específicamente con el AGENTE DEL MINISTERIO PUBLICO, ADSCRITO A LA FISCALIA DE HOMICIDIOS DE LA PROCURADURIA GENERAL DE JUSTICIA DEL ESTADO DE Morelos, para aportar elementos de prueba y solicitar se practicaran toda clase de pruebas periciales y se recabaran los testimonios de testigos presenciales de los hechos ocurridos en el 26 del mes de septiembre de 2012 en el Bar Debraye, ubicado en el centro de la ciudad de Cuernavaca.

 

José Alfredo Popoca Torres era un joven trabajador que se desempeñaba como empleado en restaurantes y bares, y se encontraba conviviendo con un amigo en ese lugar, donde se suscitó un conflicto entre una pareja, y él trató de mediar para que no fuera agredida una joven mujer.

 

A pesar de existir evidencias directas de los hechos, tuvieron que pasar meses para que, ante petición por escrito dirigido al Procurador de Justicia por la familia y la Comisión Independiente de Derechos Humanos, se realizaran los peritajes correspondientes y se analizaran pruebas fundamentales como un video grabado en el lugar donde se muestra con toda claridad tanto el rostro del agresor como de sus acompañantes, así como testimonios directos que no dejan lugar a duda sobre la identidad del que cometió el homicidio con todas las agravantes.

Derivado de un análisis de este video se pudo identificar a quien actualmente se encuentra detenido y sometido a proceso en los juicios orales, cuya situación jurídica se determinará en la audiencia que se llevará a cabo el 30 de mayo de 2013 a partir de las 8:30 am. Ante esta situación, la familia demanda que haya justicia y verdad, para que no quede impune la muerte violenta de José Alfredo Popoca Torres.

Es importante destacar el hecho de que la detención del presunto culpable se derivó de la confrontación del video con fotografías de una persona detenida por otro delito, por lo que consideramos que ha sido vital la participación de la ciudadanía para mantener la exigencia de justicia y todas estas evidencias deben ser valoradas adecuadamente por el Juez Mateo Morales, encargado de la causa en los juicios orales. No tenemos ningún espíritu de venganza ni nos mueve el resentimiento, sino que sabemos que mientras no haya justicia se mantendrá la impunidad y el dolor que sufrimos se puede repetir en otras familias que cotidianamente ven como sus familiares son privados de la vida sin que se tomen medidas para evitarlo.

 

Atentamente.

Familia de José Alfredo Popoca Torres

Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A.C.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

No ha terminado la lucha por anular reforma laboral

 

Marco Aurelio Palma Apodaca y José Martínez Cruz

El curso y destino de los amparos en materia laboral aún no ha  terminado. Por lo tanto, no existe razón alguna para que la reforma pro-empresarial Peñista se aplique en la práctica. El Juez Primero de Distrito del Centro Auxiliar de la Primera Región con residencia en el Distrito Federal, aún no ha dado la última palabra ante miles de amparos que se interpusieron. En nuestro caso, el Amparo número 34/2013-IV, interpuesto en el Juzgado Sexto de Distrito del Estado de Morelos a principios de este año, por la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos, aún continúa su curso. El día catorce de junio de la presente anualidad, celebraremos ya nuestra respectiva audiencia Constitucional, donde sabremos del mismo modo el contenido de los informes de las Autoridades Responsables en este caso de la Cámara de Diputados, la de Senadores y de la Presidencia de la República. De nuestra parte podemos decir, que ese día ratificaremos los fundamentos y las razones, para exigir de manera legítima la anulación de la contrarreforma impulsada por el actual Gobierno Federal por ser violatoria de derechos humanos.

Es necesario conseguir en los Tribunales y a nivel jurídico, que no se ratifique dicha reforma laboral que únicamente reduce nuestros derechos, pues de concretarse, dejaría a la deriva el futuro de millones de personas principalmente el de las y los jóvenes que tendrían como opción solo fuentes de empleos precarios, así como los minúsculos pagos por horas (por ejemplo, te podrán contratar por $7.47 la hora, esto quiere decir que si te contratan solo por 4 horas estarías ganado alrededor de $29.90 diarios, ya no habría salario mínimo), legalizaría además “el Multiusos” (no importa que te hayan contratado para determinada actividad si hace falta te pondrán a hacer otras funciones que nada tiene que ver con lo que tú sabes) y las terribles “Outsourcing” (esto es que si trabajas para una empresa pero otra te contrato y ésta desaparece ó se da de baja, no habrá a quien hacer responsable de tu liquidación). En la misma línea y en el caso de que te despidieran y demandas al patrón lo máximo que te pagará en salarios caídos será 1 año, aunque el pleito dure más de un año. En tales circunstancias ya no habrá realmente una “ESTABILIDAD LABORAL”, -pues ya no existiría la figura del “Despido injustificado”- los patrones a cualquier hora podrían despedir, incluso por e-mail ó mensaje de celular, sin justificación alguna y sin acarrearles ningún tipo de responsabilidad legal. Se establecerían por la libre los contratos temporales, así como los de prueba, sin salarios justos, teniendo muy escasas posibilidades de conseguir antigüedad laboral y en consecuencia sería imposible conseguir una jubilación así como las demás prestaciones y conquistas laborales contenidas en nuestra Constitución Federal (artículos 1º, 5º y 123) así como en diversos Tratados Internacionales en la materia que condenan el hecho de ver al trabajo y a las personas que lo realizan como una simple mercancía.

De consumarse dicha reforma neoliberal nos afectaría a todos y todas como clase trabajadora, pues la misma no refleja ni garantiza el goce de una vida digna, por el contrario nos reduce a situaciones de sobrevivencia e individualismo.

Las respuestas de la clase trabajadora han sido desiguales, dependiendo los niveles de autonomía o subordinación que tengan los sindicatos frente al poder. Si los sindicatos pierden independencia, como los que oficialistamente marcharon apoyando a los gobiernos en turno, se anula su capacidad de respuesta, en tanto que los que mantienen su lucha son pilares fundamentales para defender conquistas históricas de la clase trabajadora.

 Por eso ahora más que nunca es necesario organizarnos “desde abajo”, ir avanzando todos los sectores populares en los procesos y en la movilización política, de manera unitaria ante el embate de este tipo de reforma retrógradas y de las llamadas “Estructurales” e impuestas por el Capital. ¡Ahora, es la hora de luchar!

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

A un año del feminicidio de Doña Petra Benítez y su familia.

Un caso emblemático de feminicidio, violencia e impunidad en Morelos ha sido el triple homicidio cometido en contra de una familia campesina perseguida y exiliada de su original Tepetixtla luego de la masacre de Aguas Blancas. Los hechos ocurrieron el 23 de mayo del 2012 en Axexentla, municipio de Jiutepec, Morelos, donde murieron: Petra Benítez Barrios, de 65 años de edad, José Adame Benitez de 23 años y José Ángel de 4 años de edad. Quedó herida Pilar Lugo de 20 años. Se abrió la Carpeta de Investigación SC01/5363/2012 por parte de la Procuraduría General de Justicia, sin embargo, no muestra avance alguno en la investigación y no hay ningún detenido. Se han recibido llamadas de intimidación y amenazas por vía celular y se vive bajo una amenaza latente en contra de la familia, así como presencia de personas desconocidas cerca de sus viviendas y donde no aparecen los elementos policíacos que fueron asignados para garantizar la protección y seguridad de la familia.

Como organismo de Derechos Humanos hemos acompañado a la familia en la atención y seguimiento de este caso, por lo que hemos enviado diversos escritos dirigidos a la PGJE solicitando información sobre el caso en particular, el último con fecha 27 de febrero del presente, sin que hasta este momento se nos informe sobre avances concretos del caso, señalando únicamente que el caso continuará en la Fiscalía de Homicidios, ya que existe una negativa tajante a considerar que existen elementos para tipificarlo como feminicidio, sin especificar cuáles son las razones, ya que se nos indica que no hay indicios que así lo indiquen. Hay que recordar que la tipificación del feminicidio en el artículo 213 Quinto del Código penal para el estado señala: “Comete el delito de feminicidio quien por razones de género, prive de la vida a una mujer. Existen razones de género cuando se acrediten cualquiera de las siguientes hipótesis (…) IV. A la víctima se le hayan infligido lesiones infames, degradantes o mutilaciones, previas o posterior a la privación de la vida; V. Consten antecedentes de amenazas, acoso o lesiones infamantes, del sujeto activo en contra de la víctima(…) A quien cometa feminicidio se le impondrá sanción de 30 a 70 años de prisión”. Una mínima investigación indicaría que cuando menos las causales establecidas en los apartados IV y V se cumplen en el caso de Doña Petra y que han sido documentados inclusive de manera pública por la persecución, hostigamiento, amenazas, lesiones, violación y tortura a la que fue sometida posteriormente a los acontecimientos de Aguas Blancas y como consecuencia de su participación y lucha social, además de su denuncia por la tortura sufrida por su hijo en prisión. ¿Más elementos necesita la Fiscalía de Homicidios para enviarla a la fiscalía de homicidios contra mujeres para que se realice una investigación como el código lo apunta y la ley así lo garantiza o que el propio Procurador tome cartas en un asunto que si bien no conoció en su origen debe tener en su correspondencia por el documento que se le entregó desde el 27 de febrero de este año de 2013?

Fue precisamente la masacre de Aguas Blancas la que marcó su historia personal y colectiva. Destruyeron sus aspiraciones por tener una vida digna en su propio pueblo donde había nacido: Tepetixtla. Un vado ensangrentado. Una emboscada de muerte. Cuando se dirigían a solicitar créditos y apoyos para seguir trabajando y cultivando la tierra. El poder autoritario de un gobierno asesino truncó vidas y sueños. Ella sobrevivió porque la camioneta de redilas donde viajaba iba en la parte posterior de la caravana que se dirigía hacia Atoyac. Murieron muchos de sus familiares. Otros quedaron heridos. La sangre derramada ese día dejó una marca indeleble en las aguas que ya no serían cristalinas jamás, el blanco se tiñó de rojo escarlata para dejar solo una mancha negruzca al paso de los días de impunidad. Ella resistió, porque su conciencia fue mayor que su miedo. Ese miedo que la invadía al recordar el tableteo de las metralletas. Ese miedo que no impidió que luchara hasta el último día de su existencia, cuando el brazo asesino del poder acabó con su vida al igual que la de su hijo y de su nieto.

Tepetixtla,en la sierra de Atoyac, en el municipio de Coyuca de Benítez, dice el censo: En Tepetixtla hay un total de 760 hogares. De estas 758 viviendas, 419 tienen piso de tierra y unas 147 consisten de una sola habitación. 424 de todas las viviendas tienen instalaciones sanitarias, 707 están conectadas al servicio público, 723 tienen acceso a la luz eléctrica. La estructura económica permite a 3 viviendas tener una computadora, a 89 tener una lavadora y 521 tienen una televisión. Aún existen raíces indígenas, pero el censo ubica únicamente a 28 personas que hablan la lengua originaria. De esta población salió Doña Petra con toda su familia después de la masacre de Aguas Blancas y no regresó más. Doña Petra Benitez Barrios, mujer campesina y luchadora social, junto a su joven hijo José de 22 años y su nieto José Angel de apenas 4 años
de edad, fueron asesinados en su domicilio en los hechos ocurridos en la colonia Maravillas de Axexentla, en el municipio de Jiutepec, Morelos, el día 23 de mayo de 2012. Demandamos que esta masacre ocurrida bajo el gobierno panista de Marco Adame, sea investigada a fondo y no quede en la impunidad como han quedado la mayoría de los homicidios, ejecuciones, desapariciones, que han ocurrido en Morelos durante el gobierno actual de Graco Ramírez. Durante estos 365 días no hemos visto que haya avance alguno en las investigaciones. No hay una sola pista que vaya dirigida hacia quienes cometieron este triple asesinato. Una historia que solo concluirá cuando la justicia se siente a platicar entre nosotros y su memoria se reivindique como lo que siempre fue, una mujer que luchó por transformar la realidad, se lo aseguramos Doña Petra, téngalo por seguro.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized