Construyendo la esperanza colectiva

Juliana G. Quintanilla y Marco Aurelio Palma Apodaca
La pregunta no es si las marchas sirven, sino las razones que motivan a marchar. La protesta social en Morelos es creciente. Las autoridades no cumplen con garantizar los derechos humanos de la mayoría de la población. Cuestionar a quienes luchan suele ser una práctica de quienes defienden el poder político y económico, sin atreverse a cuestionar las causas de esta inconformidad social. Una sociedad sin participación política pública en las calles muestra el grado de control policiaco-militar y la imposición de una ideología autoritaria y represiva que va adormeciendo la conciencia de la dignidad. La expresión juvenil en las calles durante las elecciones recientes indicó el resurgir político de un sector fundamentalmente crítico que, sin embargo, cuando no logra cristalizar y fortalecer procesos de emancipación, son factor de mediatización y subordinación a la lógica del poder. Lo mismo ocurre con algunos participantes en movimientos sociales que tienen el objetivo de incorporarse a la gestión de políticas públicas abandonando principios y programas políticos que se sostuvieron fuera del poder. Pero reducir los movimientos sociales al papel individual de quienes se suman al aparato institucional es perder de vista las raíces históricas, las causas que motivan y las necesidades insatisfechas que impulsan a mantener y profundizar la lucha de los diferentes sectores. Así, vemos que el mes de enero de 2014 en Morelos ha sido escenario de múltiples movilizaciones, marchas, mítines, asambleas, protestas diversas, que van en contra de la lógica autoritaria del gobierno y contra los intereses y ganancias privadas del poder económico capitalista dominante. Decir no a la pena de muerte, como en Miacatlán, es también luchar contra un sistema de injusticia que viola sistemáticamente los derechos humanos. No se puede entender el fondo de la injusticia si no vamos precisamente a las causas estructurales de la violación de los derechos humanos de las y los trabajadores. En lo que va del año ya son siete feminicidios, hay detenciones arbitrarias, torturas y abusos policiacos. Cada vez hay más protestas, todos los días en lo que va de enero hemos tenido movilizaciones en Cuernavaca. La violencia se extiende a todo el estado y a todos los sectores, mientras tanto el gobierno está más preocupado por cuidar su imagen a través de los medios de comunicación, que con los hechos. El control de medios de comunicación es muy fuerte en Morelos. Hemos sostenido que el gobierno de Morelos está lejos de ser de izquierda, calificamos al gobierno actual como neoliberal, represivo, intolerante y violatorio de los derechos humanos. Para nosotros izquierda significa justicia social, derechos humanos, combatir privilegios y corrupción. Un ejemplo, está su postura en términos económicos al apoyar las reformas energética, hacendaria, educativa y laboral que violentan los derechos económicos, sociales y culturales de manera muy clara. En el caso de las marchas contra el incremento de los impuestos por servicios municipales en Cuernavaca, las protestas han incluido a un número muy importante de adultos mayores, debido a que resiente directamente el impacto en sus modestas pensiones y jubilaciones. Trabajadores que apenas reciben salarios mínimos, imposible de soportar incrementos de 1500%.
En Yautepec, Morelos, no se duerme. Inseguridad creciente y gobierno omiso. Marcharon desde muy temprano este sábado. Seguridad ciudadana demandan. En Yautepec la movilización ha involucrado a jóvenes, familiares de víctimas y mujeres, que han visto cómo el número de feminicidios, secuestros, extorsiones, violencia criminal e institucional alimenta la impunidad. En el Manifiesto de la comunidad artística y cultural de Yautepec, se expresó con toda claridad: no permitamos que nadie nos robe la paz. Sí a la seguridad como bien colectivo. No más presupuesto para policías ni militares. Queremos resultados. Sí a la solidaridad. Hermandad entre pueblos. Información veraz y oportuna. No a la criminalización de la juventud. Nadie tiene derecho a violentar nuestras casas. Sí a la palabra. Sí a la libertad de expresión. No a la censura. Pasar a la acción por la esperanza. En este panorama, no es ocioso insistir en la distinción entre policías comunitarias y grupos de autodefensa. Aunque las causas del surgimiento público de ambas coinciden y en su accionar se parecen bastante, no son lo mismo. Las policías comunitarias forman parte de las estructuras de gobierno de los pueblos y obedecen a ellos, quienes son los responsables de su funcionamiento; su existencia y modo de operar forman parte de los derechos de los pueblos indígenas. Las autodefensas, en cambio, son grupos de ciudadanos que se organizan y arman para procurarse seguridad, y cuando lo logran desaparecen. En Morelos existen formas de autoorganización históricamente diferenciadas de otras regiones del país como Michoacán o Guerrero, donde el pueblo se levanta ante la violencia cotidiana. Son formas de protesta legítimas, que muestran el grado de explosividad social ante la descomposición que existe en las alturas del poder político y económico, que pueden ir involucrando al conjunto de la sociedad. Se abre paso cada día más la necesidad histórica de contar con un gobierno del pueblo y para el pueblo como lo establece el artículo 39 constitucional, capaz de resolver esta grave crisis institucional del sistema de dominación. Protestar es un derecho, reprimir es un delito. Defendamos la esperanza.
cidhmorelos@gmail.com

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “Construyendo la esperanza colectiva

  1. cidhmorelos

    Reblogueó esto en Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelosy comentado:

    Organizarnos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s