El derecho a la organización colectiva

Marco Aurelio Palma Apodaca y José Martínez Cruz

 Marcharemos el primero de mayo para manifestar nuestro rechazo a las políticas represivas hacia la clase trabajadora, contra la inseguridad, el elevado número de feminicidios en Morelos y contra la militarización. Así lo señalamosorganizaciones y sindicatos independientes quienes preparamos la marcha del Día Internacional del Trabajo. Apuntamos que: La clase trabajadora sufre la peor violencia desde hace décadas: la violencia económica, social y política. La violación de los derechos laborales la ausencia del derecho a una vida digna sin despidos y con salarios justos, es el sistema capitalista violento y destructor de las mejores relaciones humanas, ya que prioriza la ganancia y la competencia antes que la solidaridad y la igualdad de derechos entre los seres humanos. Treinta años de neoliberalismo y veinte de “libre comercio” han creado un verdadero desastre social, especialmente para la clase  trabajadora, acompañado de toda una ofensiva contra los derechos laborales conquistados, la persistencia del corporativismo y la expansión de formas aún más perversas de “sindicalización”, como son los contratos de protección, así como de  ataques a los bastiones del sindicalismo independiente, todo lo cual se traduce en el debilitamiento drástico de la organización y la contratación colectiva conquistadas en el Siglo XX y por tanto en un verdadero retroceso histórico. Atravesamos una situación en la que la gran mayoría de trabajadores y trabajadoras viven en la precariedad y carecen de organización que los defienda, existe una profunda crisis del sindicalismo en general y en particular del sindicalismo auténtico e independiente. Por ello es necesario fortalecer y hacer más eficaz la Resistencia. Comenzar por unir al sindicalismo independiente es la base de la cual partir para organizar a la mayoría de trabajadores y trabajadoras del país.  El primer objetivo es el de enfrentar en unidad los ataques de patrones y gobierno, desarrollar la solidaridad y el apoyo mutuo. La percepción negativa que tiene la sociedad de los sindicatos es producto de décadas de sindicalismo corporativo y corrupto, con la simulación mafiosa de los sindicatos de protección. Por ello la tarea es hacer valer el derecho a la organización reivindicar la organización y contratación colectivas. Hacer valer lo que establece el 123 de la Constitución: “los trabajadores tienen derecho a organizarse en coaliciones, sindicatos,…”. Abre toda clase de posibilidades, la perspectiva apunta a organizarse como clase trabajadora en grandes sindicatos nacionales. La renovación sindical pasa necesariamente por promover y practicar una nueva cultura en la que se combate la discriminación hacia las mujeres e impulsar su participación equitativa en toda la vida sindical.  La juventud es la más afectada por el retroceso histórico de los derechos laborales. Para la gran mayoría su presente y futuro es el trabajo flexible y precario, la inestabilidad laboral, la limitada o ausente perspectiva de jubilación digna, las dificultades existes para su organización laboral colectiva. Organizar, de acuerdo a las condiciones reales en las que se mueven, a las y los jóvenes trabajadores es un reto y un objetivo de primera importancia. Los trabajadores precarizados se van convirtiendo en mayoritarios y enfrentan mayores dificultades para organizarse colectivamente para obtener contratación colectiva. Es el caso también de los cada vez más numerosos trabajadores empleados por la vía abusiva del outsourcing, de la subcontratación y de otros subterfugios con los que los patrones eluden obligaciones o simulan falsas relaciones laborales. Las crisis recurrentes y las políticas neoliberales han provocado el pase de la ya mayoría de la gente que vive de su trabajo a la informalidad. Detener la ofensiva neoliberal contra los derechos laborales hoy es necesario y urgenteLa verdadera afectación de los derechos laborales no se da solamente con la aprobación legislativa de las reformas estructurales, sino que se concretará con la puesta en práctica de las medidas ahí comprendidas; en tal sentido, la siguiente confrontación y línea de acción se dará en los hechos para impedir que las nuevas normas se traduzcan en afectaciones directas a las y los trabajadores.

Patrones y gobierno anuncian la continuación y profundización de las reformas. Para detener el curso de estas violaciones y sus efectos concretos será fundamental emprender la lucha por echar atrás las reformas nocivas, recuperar los derechos afectados y defender la soberanía del país. La ofensiva neoliberal ha estado desarrollándose con la mira puesta centralmente en afectar los derechos básicos de las y los trabajadores, comenzando por el derecho al trabajo. Una prioridad más es organizar la lucha para la defensa de este y en contra de las modalidades (temporalidad, subcontratación, empleo por temporada, por horas, por capacitación, etc.) que impiden que el trabajo cubra las características que le asigna su condición de derecho humano y constitucional. En el marco de la ofensiva neoliberal, El poder adquisitivo del salario en México ha caído dramáticamente, se trata de una verdadera expropiación que han hecho los patrones al pueblo. La primera reforma estructural abiertamente dirigida en contra de los derechos laborales fue la que modificó los regímenes de seguridad social, tanto para los trabajadores de la empresa privada como para los del Estado. Recuperar un marco digno al respecto, sobre todo en el terreno de las pensiones y jubilaciones, es indispensable por su trascendencia no solo para las y los trabajadores en activo o los actuales jubilados, sino para las generaciones futuras cuyas expectativas laborales son terribles. En la medida que la estrategia de los patrones avanza con la subcontratación amenaza claramente convertirse en el modelo base para las relaciones laborales desaparece la estabilidad en el empleo. La plena vigencia de los derechos básicos de asociación y contratación colectiva es una de las principales demandas este Primero de Mayo.  La lucha de las y los trabajadores es internacional y, por ello,  ejercemos activamente el internacionalismo y los lazos de solidaridad y lucha con la clase trabajadora del mundo. Por todo eso es que este Primero de Mayo marcharemos a las 9:00 a.m. del IMSS Plan de Ayala al Zócalo de Cuernavaca. 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s