La tortura y la impunidad en Morelos generalizan la violación a derechos humanos.

Documento entregado a Juan E. MéndezRelator Especial de las Naciones Unidas sobre la tortura

En Morelos la tortura se ha generalizado por parte de las corporaciones policiacas y el Ejército en la detención de presuntos integrantes de bandas delictivas para obtener información sobre actividades que presuntamente cometieron, y se ha generalizado el uso de la tortura por parte de perpetradores desconocidos que utilizan toda clase de métodos, cual más brutales, para causar severos daños físicos y dolor a personas que posteriormente privan de la vida y arrojan sus cuerpos en lugares públicos o los entierran en fosas clandestinas. No hay informes oficiales sobre investigación de casos de tortura ni sanción a quienes cometen este grave delito, lo que garantiza que quienes los cometen actúen con total impunidad, por lo que no hay medidas que inhiban, investiguen y sancionen la tortura cometida por policías o por particulares, lo que tiende a generalizar las violaciones a los derechos humanos en Morelos.

 Algunos de los casos que hemos documentado de tortura en Morelos o que han sido denunciados públicamente son los siguientes:

1.- Caso de tortura de ALEJANDRO AVILA ARTEAGA y JUAN CARLOS LUNA RAMIREZ.

Hemos recibido una solicitud de intervención ante la detención arbitraria, las vejaciones, malos tratos, detención arbitraria y tortura, así como violaciones al debido proceso de los ciudadanos ALEJANDRO AVILA ARTEAGA y JUAN CARLOS LUNA RAMIREZ por parte de elementos de la Policía Federal preventiva, de acuerdo a los siguientes testimonios:

“Siendo el día 3 de septiembre de 2012 fui a trabajar como a las 10 de la mañana al taller de herrería del sr. Carlos ubicado en la colonia prohogar en la calle Vicente Guerrero, al llegar a la calle mencionada observe que se encontraba un taxi estacionado en frente del taller había dos personas en el interior de una de ellas leía periódico y el otro se me quedo viendo. Yo fui hacia la puerta principal y toque, luego abrió la puerta el sr. Carlos, lo salude y me saludo, le comente que había un taxi afuera, me dijo pásate. Yo note que el sr. Carlos estaba asustado, ya en el interior me dijo que fuera arreglando la herramienta y la planta de soldar y me dijo que ya había pedido material a perfiaceros que más tarde lo iban a traer, pase al taller y vi que había una persona parada junto al pozo de agua, usaba una playera blanca, pantalón negro con bolsas, botas negras, tenía el pelo corto, yo lo salude pero no me contestó. También observe que en el búngalo había otra persona pero solo vi sus piernas pues estaba sentado vestía pantalón de mezclilla y botas negras. Me puse a arreglar la herramienta y la planta de soldar, siendo como las 12:00 el sr. Carlos le entrego unos platos de comida al sr. que estaba en el pozo esta persona le dijo al sr. Carlos algo que no alcance a escuchar y el sr. Carlos agacho la cabeza. Después me preguntó que si ya había almorzado y le dije que ya que gracias.

Siendo como las 2:00 de la tarde los señores que estaban ahí salieron corriendo subiendo por las escaleras de aluminio hacia la azotea al poco tiempo se escuchó que golpeaban el portón muy fuerte se empezaron a brincar hombres encapuchados y armados yo me asuste y levante las manos, en ese momento me tiraron al piso y me empezaron a golpear y a patear, me preguntaban donde estaban los demás yo les contestaba que quienes y me decían no te hagas pendejo me cubrieron la cabeza con mi playera y me sacaron a la calle me subieron a una camioneta, ahí en la camioneta me empezaron a dar toques en las piernas y en los pies y se subían encima de mi decían que eran de la maña que ya me había cargado la chingada, después escuche que golpeaban al sr. Carlos y lo oí que gritaba, me seguían preguntando donde estaban los demás, yo les decía que no sabía y me volvieron a bajar de la camioneta me llevaron al taller me tiraron al piso y me decían tienes sed ahorita te vamos a dar agua para que hables, me pusieron la camina sobre la cara y entre varios me sostuvieron y me empezaron a echar agua en la nariz y boca y me golpeaban el estómago…”

Los elementos de la Policía Federal Preventiva que detuvieron y torturaron a ALEJANDRO AVILA ARTEAGA y JUAN CARLOS LUNA RAMIREZ, los condujeron a las instalaciones de la PFP ubicadas en Cuernavaca y posteriormente los remitieron a la SIEDO, acusados de una serie de secuestros, actualmente se encuentran recluidos en el Centro Federal de Readaptación Social de Guadalajara Occidente Número 2, Puente Grande, Jalisco.

Los familiares de estas personas han presentado sendas quejas ante la Comisión de Derechos Humanos de Morelos y ante la CNDH, ante quienes han solicitado la aplicación del Protocolo de Estambul para determinar que las confesiones fueron obtenidas mediante la aplicación de torturas por parte de elementos policíacos  Todo ello de acuerdo a lo establecido en diferentes instrumentos del derecho humanitario internacional, vigentes en México.

POR TODO LO ANTERIOR:

Solicitamos la intervención de los organismos internacionales de derechos humanos para que se salvaguarden los derechos de ALEJANDRO AVILA ARTEAGA y JUAN CARLOS LUNA RAMIREZ a un debido proceso y no se violen sus derechos humanos mediante el uso de la tortura, la detención arbitraria y la fabricación de culpables.

 

2.- Detención Arbitraria y tortura de joven en Yautepec.

Familiares del joven Miguel Angel Eslava Ortiz, de 24 años de edad, con domicilio en Yautepec, Morelos, solicitaron la intervención de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos, por la detención arbitraria y la tortura que sufrió el 26 de junio de 2013 por parte de elementos de la policía Estatal y acreditable del Mando único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Morelos, de acuerdo al siguiente testimonio: “Mi hijo fue detenido en nuestro domicilio –dice su mamá- no en la calle, como dicen las autoridades. Como a las 19:30 horas llegaron 6 patrullas estatales, acreditables y una municipal, con 15 o 20 policías encapuchados y armados, que rodearon la casa y se metieron sin orden legal alguna, hasta la recámara donde estaba descansando, lo encañonaron y a golpes lo subieron a la camioneta. Estábamos viendo la televisión –dice su esposa- cuando los encapuchados entraron a la recámara y le dijeron que se callara y nos aventaron a un lado. Cuando lo sacaron del cuarto no encontraron nada, ni una arma, ni un cartucho, nada de fusiles. El estaba sin nada de lo que dicen que le encontraron. Estaba vestido con una playera, un short azul tipo bermuda y tenis sin calcetines, por lo que no tenía ninguna arma con él ni sacaron de la casa nada, sólo se lo llevaron a él. Salimos corriendo y ya no lo alcanzamos porque las patrullas arrancaron a toda velocidad, cuando ya muchos vecinos estaban mirando en el cruce de la Avenida Solidaridad y Camino Viejo. Ellos se dieron cuenta del abuso policiaco y luego firmaron una carta donde denuncian este atropello que provocó indignación por la prepotencia y arbitrariedad de las corporaciones policiacas. De ahí se lo llevaron sin que supiéramos donde, lo buscamos hasta localizarlo en la SEIDO, luego de que lo tuvieron en la PGR en Cuernavaca. Ahí nos dijo que cuando lo sacaron de la casa le habían pegado en el cuerpo y en los testículos, le arrojaban agua y lo mantuvieron hincado durante horas, lo insultaban para que firmara aceptando que él tenía armas en su poder, pero él se negó a firmar y entonces lo amenazaron con dañar a sus familiares, a su mamá y hasta violar a su esposa, pero él se negó a firmar y entonces se lo llevaron hasta el CFEREPSO de Puente Grande en El Salto, Jalisco. Es falso que él estuviera con un vehículo lleno de armas en Jiutepec. El había estado en el domicilio descansando porque había ido a una fiesta en Tlayacapan un día antes y estaba desvelado. Los vecinos se dieron cuenta de cómo entraron los policías brincándose la barda, forzando los accesos y allanaban el domicilio sin orden legal alguna.”

Se presentó una solicitud de intervención de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos con fecha 28 de junio,  que se amplió el 8 de julio y se envió a la CNDH donde quedó radicada con el número de folio 71344 en la Segunda Visitaduría de la Dirección Tercera.

Actualmente se encuentra sujeto a proceso en el expediente 203/2013-4 por los delitos de portación de arma de fuego, acopio de arma y posesión de cartuchos.

 Por todo lo anterior, y con base en lo establecido en el artículo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y del Protocolo de Estambul, solicitamos que la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos

 a)    Proceda a integrar la queja por las violaciones a los derechos humanos cometidas en agravio del C. Miguel Angel Eslava Ortíz.

b)   Que en consecuencia del primer punto, solicite el informe de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal sobre el tiempo, lugar y modo de la detención del C. Miguel Angel Eslava Ortíz.

c)    En el mismo sentido, solicite el informe justificado de la policía municipal de Yautepec.

d)   Que ante el papel de la PGR y la SEIDO, como autoridades federales, se solicite a la CNDH que tome las medidas pertinentes con el fin de que se practiquen las diligencias correspondientes establecidas en el Protocolo de Estambul para determinar lo conducente a la tortura cometida en su contra.

Cuernavaca, Morelos, 9 de julio de 2013

 CASOS DOCUMENTADOS DESDE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN LOCALES Y NACIONALES

3.- Tortura a manos de policías en Morelos, fue un ‘crimen de estado’: miembro Frente de Pueblos http://lajor.mx/19xofID

El afectado anunció que acudirá ante organismos de derechos humanos para que el gobernador Graco Luis Ramírez, su secretario de gobierno, Jorge Messeguer, y la titular de Seguridad Pública, Alicia Vázquez, sean juzgados por este delito.

 

4.- Indagan tortura contra policías que mataron a escoltas en Morelos

CUERNAVACA, Mor. (apro).- La Comisión de Derechos Humanos del Estado (CDHE) inició una queja por posibles actos de tortura cometidos contra los policías preventivos detenidos y acusados de dar muerte a tres escoltas del titular de la Procuraduría General de Justicia de la entidad (PGJ), Rodrigo Dorantes, el pasado viernes 8 en esta ciudad. Se abrieron dos quejas por los hechos acontecidos la media noche del pasado viernes, cuando elementos estatales persiguieron dos camionetas en una de las cuales viajaba el procurador Rodrigo Dorantes, junto con sus escoltas. La persecución terminó en un enfrentamiento, en el que perdieron la vida tres escoltas del procurador Dorantes.

La queja de tortura, fue presentada por un elemento activo de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), quien dijo ser compañero de los preventivos detenidos y acusados de los presuntos delitos de homicidio, intento de homicidio, lesiones y abuso de autoridad. En la relatoría, que quedó registrada en la queja 061/2013-1, el policía asegura que sus compañeros fueron sujetos a torturas, tratos crueles inhumanos y degradantes. “Los compañeros fueron pasados en fila india entre policías ministeriales. Los patearon y torturaron”, refirió un policía que pidió el anonimato. Al gobernador Graco Ramírez le dieron un término de cinco días naturales para que entregue a la CDHE un informe oficial de las detenciones. Además, ordenó a la PGJE adoptar medidas precautorias para evitar actos de tortura, y salvaguardar la integridad física y psicológica de los detenidos involucrados en los hechos. La otra queja 064/2013-5, corresponde  a los familiares de los policías ministeriales muertos.

 

5.- Encuentran tres cuerpos torturados en Morelos.

Cuernavaca, Mor.- Al menos tres personas perdieron la vida la noche y madrugada este fin de semana, en diferentes puntos de la entidad. Las víctimas estaban atadas de pies y manos, además tenían la cabeza cubierta con cinta metálica y un tiro de gracia en la cabeza. Las primeras dos personas aparecieron ejecutadas en la cajuela de un auto de lujo nuevo, que fue abandonado en el kilómetro cinco de la autopista La Pera-Cuautla. El auto se encontraba a uno 50 metros de la autopista en una vereda que cruza la reserva ecológica. Los occisos fueron identificados como Erasmo Pineda Pineda, de 42 años y Bonifacio Salgado Bermudez de 41, el primero dedicado a la venta autos y originario de Cuernavaca, el segundo campesino y vecino del estado de Guerrero. El último cadáver apareció en el límite del ejido de Yautepec y Cuautla, sobre una terracería, sin que hasta el momento haya sido identificado. 

 6.- Denuncia tortura por el Mando Único, padre del bebé robado en Yautepec

 Diego Soto/Quadratín Morelos 06/febrero/2014 15:21 Diego Soto/Quadratín Morelos -A  A + YAUTEPEC, Mor., 06 de febrero de 2014.- Tras la declaración que emitió Miguel Angel Galván García, padre del bebé sustraído del motel Los Girasoles, en el municipio de Yautepec, aseguró que presentará una denuncia formal en contra de los elementos de seguridad que lo acusaron junto con su esposa, Yajaira Vera, de tráfico de menores. Además de que confesó haber sido golpeado y torturado por más de 20 minutos por cinco elementos del Mando Único y policía preventiva.

El texto original de Éste artículo fue publicado por Agencia Quadratín en la siguiente dirección: http://morelos.quadratin.com.mx/Denuncia-tortura-por-el-Mando-Unico-padre-del-bebe-robado-en-Yautepec/
Éste contenido se encuentra protegido por la Ley. Si lo cita, por favor diga la fuente y haga un enlace a la nota original de donde usted lo ha tomado. Agencia Quadratín. Todos los Derechos Reservados © 2014.

7.- Fiscal de Morelos niega muerte de reo por policías

Justino Miranda| El Universal

21:05CUERNAVACA, Mor | Jueves 09 de enero de 2014

El procurador morelense rechazó que policías ministeriales causaran la muerte del reo recapturaron, tras escaparse el 2 de enero.  El fiscal morelense Rodrigo Dorantes Salgado negó que policías ministeriales hayan sido responsables de la tortura y muerte de Hilario Montaño Montes, uno de los cuatro presos evadidos la noche del 2 de enero y recapturado 20 horas después cuando pretendía refugiarse en la casa de un familiar, en el municipio de Jojutla, al sur del estado. Dorantes Salgado apresuró la declaración porque la tarde del martes internos del penal de Atlacholoaya, donde fue reingresado el convicto tras su fuga de ese mismo centro penitenciario, comunicaron a los familiares de Montaño Montes que éste había sido sacado del lugar para llevarlo a un centro de salud, debido a la gravedad que presentaba por los golpes contundentes que habría recibido durante su reaprehensión. El preso fue encontrado sin vida la mañana del miércoles en el baño de su celda, y de acuerdo con el fiscal, el fallecimiento de Montaño Montes fue por “asfixia por estrangulamiento armada” (ahorcamiento), y agregó que los avances de la investigación establecen que el hombre murió dentro de la celda en el Centro de Reinserción Social (Cereso) Morelos. Durante su reaprehensión, Montes Montaño declaró ante el Ministerio Público que la fuga de los cuatro internos fue planeada desde hace seis meses y para ello se ganaron la “confianza” del custodio del dormitorio número cuatro mediante regalos, dinero y diversos artículos. El custodio, según la versión de las autoridades penitenciarias, fue sometido por los evadidos y así lograron traspasar dos mallas ciclónicas, y con la ayuda de una escalera de siete metros de altura, libraron una barda perimetral y después descendieron al exterior con una cuerda, elaborada con sábanas. La huida se registró a escasos metro y medio de una torre de vigilancia, declaró en su momento el Coordinador de la Unidad de Reinserción Social en Morelos, Jesús Valencia Valencia.

 8.- Encuentran restos de un hombre en Morelos

Por (EL UNIVERSAL) 14 DE MARZO DE 2014 09:21 P. M. Las investigaciones preliminares de la Policía Ministerial arrojaron que el tronco del hombre tiene sellos de tortura y sus restos fueron arrojados en el acceso principal de un panteón.

CUERNAVACA.- La Policía Ministerial del estado enfrenta dificultades para identificar a un hombre cuya cabeza le fue cercenada por sus victimarios. Al cuerpo humano, encontrado a la entrada del panteón del poblado de Cocoyoc, municipio de Yautepec, también le faltan los brazos y piernas. Las investigaciones preliminares de la Policía Ministerial arrojaron que el tronco del hombre tiene sellos de tortura y sus restos fueron arrojados en el acceso principal del panteón de la colonia Centro de ese poblado, situado al norte del estado. Bajo esas condiciones, la víctima es considerada por las autoridades como desconocida en el Servicio Médico Forense de la fiscalía estatal. El cuerpo cercenado fue descubierto por habitantes de la calle Sor Juana Inés de la Cruz quienes solicitaron el auxilio de las autoridades, debido a que el cuerpo carecía de la cabeza y estaba envuelto en una camisa color negra. Peritos en criminalística realizaron la búsqueda de los miembros de la víctima pero no encontraron nada.

 9.- Son 18 cuerpos (con huellas de tortura) hallados en fosas de Morelos: Procuraduría

REDACCIÓN SDPNOTICIAS.COM. Los 18 cuerpos encontrados son del sexo masculino con edades de los 30 a los 60 años de edad y todos presentan huellas de tortura.  “Hasta ahorita son 18, 12 de la investigación que trae la PGR y 6 de nosotros que estamos investigando aquí en el municipio de Amacuzac”, explicó el procurador Rodrigo Dorantes Salgado. México.- Fueron hallados 18 cuerpos en dos entierros clandestinos en los municipios de Emiliano Zapata y Amacuzac, Morelos, informó la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado. “Hasta ahorita son 18, 12 de la investigación que trae la PGR y 6 de nosotros que estamos investigando aquí en el municipio de Amacuzac”, explicó el procurador Rodrigo Dorantes Salgado. Explicó que en el municipio de Emiliano Zapata se encontró un entierro clandestino dentro de una casa de la comunidad de Tezoyuca luego de una investigación de la Procuraduría General de la República (PGR). “En Emiliano Zapata se logró el descubrimiento de osamentas que de acuerdo al cronotanatodiagnóstico nos dicen que estos cuerpos tenían aproximadamente dos años de haber sido sepultados”, dijo Alicia Vázquez Luna, Secretaria de Seguridad Pública de Morelos. Agregó que la segunda fosa fue descubierta por campesinos del municipio de Amacuzac. “Son seis cadáveres del sexo masculino que se encontraron allá en el lugar conocido como Ahuacatitla paraje de Huajintlán en el municipio de Amacuzac que colinda con el estado de Guerrero”, señaló Dorantes Salgado. Explicó que los 18 cuerpos encontrados son del sexo masculino con edades de los 30 a los 60 años de edad y todos presentan huellas de tortura. Asimismo, indicó que hasta el momento se han identificado los restos de dos personas que eran originarias del municipio de Amacuzac.

 10.- Casos de tortura en Morelos 2014.

27/2/2014 Cuernavaca El cuerpo maniatado de un hombre no identificado fue encontrado sobre la carretera federal México-Acapulco, a la altura del municipio de Xochitepec, a un costado de la cantina denomindad “Bar Mi Lindo Guerrero”.

27/2/2014 Jojutla El cuerpo de un hombre no identificado fue encontrado en el río Amacuzac, a la altura de la comunidad de Río Seco. Presentaba una herida de arma de fuego.

27/2/2014 Xochitepec El cuerpo maniatado de un hombre no identificado fue encontrado en la colonia Valle Dorado, del poblado de Alpuyeca. Presentaba una lesión ocasionada con un objeto punzocortante.

17-04-2014. Cuernavaca. Encobijado de blanco, a unos 20 metros de la Secundaria Técnica número 23, privada Salvador Montiel, colonia Antonio Barona, fue hallado por un taxista el cuerpo muerto de un joven hombre desconocido, de unos 17-20 años. La víctima presentaba huellas de tortura, estaba atada de pies y manos, y tenía un listón alrededor del cuello. Era de complexión delgada, tez morena, cabello corto y vestía una chamarra azul y un pantalón de mezclilla azul.

17-04-2014. Miacatlán. En un terreno baldío fue abandonado el cuerpo de Leonel Ocampo Bustamante, “El Burro”, de 40 años, a orillas de la carretera Alpuyeca-Grutas, a la altura del poblado de Xochicalco. La víctima tenía antecedentes penales por robo de vehículo y abigeato; su cadáver presentaba heridas de arma blanca en cuello y abdomen, así como huellas haber sido asfixiado por estrangulamiento.

15-04-2014. Amacuzac. Bajo un árbol de guamúchil, en la autopista México-Acapulco, en el kilómetro 15.400 a la altura de Cazahuatlán, fue hallado un cadáver masculino, de unos 40 años. El cuerpo estaba maniatado, con signos de tortura y presentaba tiro de gracia; tenía vendados los ojos con su propia camisa.

16-04-2014. Miacatlán. El cadáver de un hombre desconocido fue encontrado en un camino vecinal entre cultivos de maíz. La víctima presentaba una herida de bala en la cabeza y tenía las manos atadas.

30-03-2014. Cuernavaca.- sujetos desconocidos llevaron a su víctima a E. Zapata para masacrarlo a golpes. Además lo dejaron desnudo y se desangró tras recibir tres heridas por arma blanca en el cuello.

29-03-2014. CUERNAVACA, MORELOS.- Un hombre fue estrangulado con un lazo, así como amarrado de pies y manos, presuntamente durante un robo a su casa ubicada en la colonia Vista Hermosa.

La víctima es Carlos Simón Cortés, de 60 años.

24-03-2014. Este lunes al medio día, lugareños del municipio de Jojutla descubrieron el cadáver de un hombre tirado en la carretera Jojutla-Puente de Ixtla, en la colonia Los Pinos de la comunidad de Chisco, en el municipio de Jojutla, mismo que se dijo, tenía huellas evidentes de tortura. 

 DOCUMENTOS COMPLEMENTARIOS DE CASOS ATENDIDOS:

 Antecedentes. Casos paradigmáticos recibidos por la CIDHM en 2009:

 Dos jóvenes de Cuernavaca detenidos arbitrariamente y torturados por el Ejército

La Comisión Independiente de Derechos humanos de Morelos, A.C. recibió la queja presentada por los jóvenes SILVERIO IVAN JAIMES FILIO y JORGE RAUL JAIMES JIMENEZ, de 22 años y 23 años de edad respectivamente, por la DETENCIÓN ARBITRARIA, CONFINAMIENTO EN INSTALACIONES MILITARES, TORTURA FÍSICA Y PSICOLÓGICA, AMENAZAS DE MUERTE Y DE VIOLACIÓN SEXUAL, AMENAZAS CONTRA FAMILIARES SI LOS DENUNCIABAN Y ROBO DE SUS PERTENENCIAS, por lo que presentaron formal denuncia ante la procuraduría General de Justicia del Estado de Morelos, turno Sector central-Juicios orales, quedando iniciada la Carpeta de Investigación SC01/6398/2009, de acuerdo a los siguientes testimonios:

“El día de ayer 14 agosto de 2009, siendo aproximadamente las veintidós horas con treinta minutos llegamos junto con mi primo JORGE RAUL JAIMES JIMENEZ al semáforo que se encuentra sobre la avenida Cuahunahuac, a la altura del estacionamiento del centro comercial Chedraui donde nos paramos en el semáforo en nuestro vehículo marca Nissan tipo Tsuru y al ver a unas personas nos insultaron y nos empezamos a palabrear, cuando de repente llegó un camión militar marca Dina con número 1004276 y elementos de una patrulla de la Policía Federal Preventiva, quienes cortando cartucho nos obligaron a bajarnos del auto y nos dijeron que no sabíamos con quien nos habíamos metido que eran el Ejército federal militar y sin decirnos más nos subieron al camión, nos aventaron boca abajo y nos llevaron por rumbos desconocidos, nos voltearon y nos dijeron que nos iban a matar, cortando cartucho a sus armas, que nos iban a llevar a Filo de Caballo y que nos iban a dejar colgados boca abajo y que si sabíamos nadar y bucear porque nos iban a aventar al agua, y que si decíamos que pertenecían al Ejército que ya tenían nuestros datos, domicilio de nuestras casas y que iban a tomar represalias contra nuestra familia.

Desde el principio nos empezaron a preguntar y querían a fuerza el nombre de alguien que vendiera droga, que nosotros sabíamos y que les dijéramos, que ellos sabían que nosotros teníamos antecedentes penales de robo de auto y de casa-habitación y que vendíamos drogas. Para ese momento ya nos había separado a mi primo y a mí en distintos lugares y yo escuchaba los quejidos de mi primo, y cuando entraban unos camiones nos decían que guardáramos silencio o nos iba a ir peor. Creo que estábamos en las instalaciones del Campo Militar. Nos golpeaban en todo el cuerpo causándonos lesiones, nos quitaron los zapatos. A mí me quitaron mi playera y con esa misma me taparon la cara y si hacíamos un movimiento nos pegaban. Amenazaban con violarnos diciendo que nos iban a llevar con un negro bien grandote y nos pegaba con la rodilla en la espalda y también con una tabla, cortaban cartucho y nos dijeron que nos iban a aplicar descargas eléctricas en las manos y en las ingles. Y que si los denunciábamos nos iba a ir peor, que a ellos no les harían nada porque son militares.

Nos quitaron todas nuestras pertenencias: cuatro mil pesos en efectivo, teléfono celular marca motorola, nextel número 2741638, licencia de chofer, CURP, credencial de elector, así como documentos de la UAEM pertenecientes a mi hermano JOSE ANTONIO GUADARRAMA JAIMES. Después de que no lograron que les dijéramos que teníamos culpa alguna y después de amenazarnos, nos subieron al camión y nos fueron a dejar a un paraje de Monte Casino en el bosque rumbo a Huitzilac, diciéndonos que ahí era Filo de Caballos, nos bajaron del camión a punta de golpes y cubiertos de la cara y nos dejaron en nuestro auto con las llaves escondidas en el asiento de atrás. De ahí nos fuimos a presentar la denuncia a la Procuraduría como a la 1:30 de la madrugada”, narró a esta Comisión Silverio Iván Jaimes Filio, de 22 años de edad, casado, empleado y con domicilio en la colonia Flores Magón de Cuernavaca.

Por su parte, Jorge Raúl Jaimes Jiménez, de 23 años, casado, empleado y vecino de la colonia Flores Magón, narró lo siguiente:

“Cuando viajábamos con mi primo Silverio Iván a comprar a Chedraui en el auto nos paramos en el semáforo y cuatro personas del sexo masculino vestidos de civiles que cruzaban la calle nos hicieron señas de pararnos totalmente y se nos dejaron ir a golpes y nos tiran al suelo, cuando llegó una camioneta con el logo de la PFP y bajaron cinco personas y nos levantaron y quitaron identificaciones, y como al minuto y medio llegó un camión Dina en el que iban a bordo militares y nos subieron, quitándome mi licencia de conducir y mil doscientos pesos en efectivo.

En el transcurso del camino nos empiezan a golpear, se encarreraban y se dejaban caer con las rodillas en las espaldas de mi primo y en la mía y nos daban de patadas en la cabeza y en las costillas y nos decían que no sabíamos en la que nos habíamos metido, que a los militares no los puede uno voltear a ver, y que eso era el principio y que llegando nos iba a cargar la chingada, y que había unos “negrotes” que nos iban a violar y que un tipo nos iba a dar toques en donde sentíamos más sensibilidad en las uñas y las manos o los pies. Al llegar a la 24a. Zona Militar bajaron a mi primo y lo comenzaron a golpear, nos decían que nos iban a ahogar, preguntando si queríamos aprender a nadar o bucear, que nos iban a tirar en la barranca y que ojalá nos encontraran nuestros familiares antes que los perros. Nos bajaron del camión y nos volvieron a golpear. Nos dejaron sobre la carretera federal con dirección a la Ciudad de México, por Montecasino, y dejaron el vehículo a un lado”.

VIOLACIONES DE DERECHOS HUMANOS DETENCIÓN ARBITRARIA.
El ataque a la libertad personal está claramente prohibido por los artículos 14, 5, 17, 20 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los artículos 3 y 9 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, los artículos 9, 11 y 14 del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos, los artículos I y XXV de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, así como los artículos 7, 9 y 10 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

La detención sin orden de aprehensión, como lo establece el artículo 16 de la Constitución, también se tipifica como delito de Detención-Desaparición, considerado como de lesa humanidad, por lo que las referencias de los militares a los métodos de “bucear” recuerda claramente los métodos de la “guerra sucia” de los años 70s cuando fueron desaparecidos cientos de personas sobre todo en el estado de Guerrero.

CONFINAMIENTO DE CIVILES EN INSTALACIONES MILITARES.
Ningún civil puede ser detenido y confinado en instalaciones militares de acuerdo a lo establecido en la Constitución mexicana.
TORTURA FÍSICA Y PSICOLÓGICA.

Nadie puede ser sometido a penas ni tratos crueles. inhumanos e infamantes, de acuerdo a la ley para Prevenir y Sancionar la Tortura tanto estatal como federal.

AMENAZAS DE MUERTE Y DE VIOLACIÓN SEXUAL. REPRESALIAS CONTRA FAMILIARES Y ROBO.
Todos estos elementos están claramente tipificados en la Constitución, en los Códigos penales y de procedimientos.
Ante esta grave situación que ha sido legalmente denunciada ante la PGJ, demandamos:
Primero: Investigación imparcial, profesional, apegada a derecho, inmediata y expedita, por parte de la PGJ del Estado de Morelos. La PGJ de Morelos tiene ante sí la posibilidad de culminar un proceso a través de la integración adecuada de la carpeta de investigación SC01/6398/2009 y llamar a comparecer como presuntos responsables a los elementos militares del camión Dina 1004276.

Segundo: La aplicación de medidas cautelares de protección para garantizar plenamente la integridad personal (artículos 19 y 22 de la Constitución) de Silverio Ivan Jaimes Filio y Jorge Raúl Jaimes Jiménez y de sus familiares, por parte de la PGJ y de las instancias estatal y federal de defensa de los derechos humanos no jurisdiccionales (Comisión estatal y CNDH).

Tercero: El inmediato retiro del Ejército Federal mexicano a sus cuarteles para respetar lo establecido en el artículo 129 de la Constitución.

 SITUACIÓN ACTUAL

Durante los años recientes la presencia del Ejército en las calles ha significado el crecimiento de las violaciones a los derechos humanos de ciudadanos que no han cometido delito alguno. Actualmente se ha creado una Coordinación Estatal de Seguridad Pública que ha establecido operativos de detención de jóvenes que transitan en motocicletas, y se han multiplicado las denuncias por abusos, malos tratos y golpes, torturas y detenciones arbitrarias. Esta lógica de militarización y estado policiaco implican no solo tortura individual, sino un terrorismo de estado que termina sembrando el miedo y tratando de paralizar la protesta social. En Morelos hemos recibido diversas denuncias de esta clase de atropellos y torturas,  cuyas quejas han sido presentadas ante diversas instancias, sin que hasta la fecha haya habido una acción de la justicia para reparar el daño y para hacer justicia.

 Atentamente. 

Juliana G. Quintanilla, José Martínez Cruz,

Marco Aurelio Palma Apodaca, Paloma Estrada Muñoz

Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A.C.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s