Ante los abusos de la CFE, necesitamos la organización colectiva

Marco Aurelio Palma Apodaca y Juliana G. Quintanilla.

Las consecuencias de la privatización de la energía no serán positivas para el pueblo. Luz, gasolina, gas, más caros para la mayoría. Expropian los bienes de la nación y los regalan a las trasnacionales. Pemex y CFE privatizadas, implican ganancias para unos cuantos y socialización de las pérdidas, de ahí el rescate de los fondos de pensiones por más de 2 billones a pagar en 35 años. Sin embargo, el servicio de energía eléctrica no tiene que verse como el negocio de unos cuantos. Tenemos que seguir dando la lucha en ese sentido y lograr como objetivo central que en la Constitución Federal sea reconocido el derecho a la energía eléctrica como un derecho humano. A finales del mes de mayo, al dar lectura a nuestro aviso-recibo para pago del consumo de energía eléctrica, detectamos una más de las múltiples irregularidades cometidas por la Comisión Federal de Electricidad, y que tiene que ver con un nuevo agravio cuyo nombre es: “DAP” (Derecho de Alumbrado Público), mismo que se implementa y se apoya en un injusto convenio aprobado por los regidores y el alcalde de la Capital, en donde estos últimos junto con directivos de dicha paraestatal, establecieron de manera por demás ilegitima que la “CFE” Zona Cuernavaca, actuara como parte “recaudadora” en el asunto de referencia, siendo su compromiso apoyar al gobierno municipal en la tarea de realizar el cobro por dicho servicio público, y que en la vía de los hechos ya lo concretaron con sorprendente rapidez; es decir ya despojaron de su dinero a miles de usuarios al cobrarles en forma abusiva la llamada “cuota fija” bimestral por dicho concepto del DAP, de acuerdo a un rango tarifario especifico y que se muestra a continuación:

1. Para la Tarifa 02 de uso doméstico que consuma de 0 a 100 Kwh bimestrales el costo será de $ 161.06. Sumado a la tarifa de consumo eléctrico

2. Para la Tarifa 02 de uso doméstico que consuma mayor a 100 Kwh bimestrales el costo será de $ 358.5. Sumado a la tarifa de consumo eléctrico.

Dicha situación transgrede partes sustanciales de nuestra Constitución Federal y representa un claro atentado contra los disminuidos salarios del pueblo trabajador, ya que incluso se han presentado casos de personas que les están cobrando ahora más dinero por el DAP, que lo del consumo de energía eléctrica de su casa. Dicha disposición pasa por alto una serie de derechos específicos, al gobierno local nunca le preocupó el hecho de consultarnos antes. La población de Cuernavaca no está de acuerdo con dicha medida y ya lo hemos denunciado a través de recursos legales, como han sido la interposición de quejas por escrito ante la Procuraduría Federal del Consumidor (misma dependencia que en un inicio hasta se negaba a radicarlas). Así también nos hemos apoyado en diversas manifestaciones y mítines políticos en los que hemos participado con los diferentes Comités de personas que se están organizando en los pueblos, barrios, mercados y colonias de la Ciudad y que integran ahora la Asamblea Nacional de Usuarios de la Energía Eléctrica de Morelos “ANUEE-Morelos”. Ante dicha presión y resistencia social, el Ayuntamiento formalmente se vio obligado a suspender en forma, “solo temporal”, el cobro del DAP y aun así a la CFE no le interesa, ni respeta y por lo tanto insiste todavía en seguir cobrando el anticonstitucional DAP. La privatización de la energía eléctrica significa ganancias para las empresas trasnacionales y los funcionarios que son sus empleados, que utilizan sus puestos públicos como trampolín para escalar en las esferas de los monopolios. Y alguien paga, como siempre, el pueblo. Ante el incremento de los abusos que la CFE está cometiendo al retirar los medidores a personas que tienen un procedimiento legal ante esta instancia, es necesario tomar medidas que protejan los derechos de las y los usuarios: Cobran altas tarifas sin tener contrato, acusan ante la PGR a usuarios por robo, agreden a las usuarias físicamente, intimidan, amenazan. Ante ello, es necesario construir Comités de Usuarios y usuarias para emprender acciones colectivas ante la Profeco, convocar a participar en la asamblea de la ANUEE-Morelos para el viernes 9 de agosto a las 5 de la tarde en el auditorio del SME en Cuernavaca. Corran la voz para tomar las medidas legales, jurídicas y de solidaridad para evitar la criminalización de quienes están defendiendo su derecho humano a la energía eléctrica.  

Twitter: @cidhmorelos correo e: cidhmorelos@gmail.com

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo articulos, CIDH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s