TORTURA EN MORELOS. Carta a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

Emilio Álvarez Icaza
Secretario General de la
Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
TORTURA EN MORELOS.
Durante los años recientes la presencia del Ejército en las calles ha significado el crecimiento de las violaciones a los derechos humanos de ciudadanos que no han cometido delito alguno. Actualmente se ha creado una Coordinación Estatal de Seguridad Pública que ha establecido operativos de detención de jóvenes que transitan en motocicletas, y se han multiplicado las denuncias por abusos, malos tratos y golpes, torturas y detenciones arbitrarias. Esta lógica de militarización y estado policiaco implican no solo tortura individual, sino un terrorismo de estado que termina sembrando el miedo y tratando de paralizar la protesta social.

En Morelos hemos recibido diversas denuncias de esta clase de atropellos y torturas, cuyas quejas han sido presentadas ante diversas instancias, sin que hasta la fecha haya habido una acción de la justicia para reparar el daño y para hacer justicia. Uno de estos casos es el de Alejandro Ávila Arteaga.

HECHOS:
El testimonio de Alejandro Ávila Arteaga es el siguiente. “Siendo el día 3 de septiembre de 2012 fui a trabajar como a las 10 de la mañana al taller de herrería del Sr. Carlos ubicado en la colonia Prohogar en la calle Vicente Guerrero, al llegar a la calle mencionada observe que se encontraba un taxi estacionado en frente del taller había dos personas en el interior de una de ellas leía periódico y el otro se me quedo viendo. Yo fui hacia la puerta principal y toque, luego abrió la puerta el Sr. Carlos, lo salude y me saludo, le comente que había un taxi afuera, me dijo pásate. Yo note que el Sr. Carlos estaba asustado, ya en el interior me dijo que fuera arreglando la herramienta y la planta de soldar y me dijo que ya había pedido material a perfiaceros que más tarde lo iban a traer, pase al taller y vi que había una persona parada junto al pozo de agua, usaba una playera blanca, pantalón negro con bolsas, botas negras, tenía el pelo corto, yo lo salude pero no me contestó. También observe que en el bungalo había otra persona pero solo vi sus piernas pues estaba sentado vestía pantalón de mezclilla y botas negras. Me puse a arreglar la herramienta y la planta de soldar, siendo como las 12:00 el Sr. Carlos le entrego unos platos de comida al Sr. que estaba en el pozo esta persona le dijo al Sr. Carlos algo que no alcance a escuchar y el Sr. Carlos agacho la cabeza. Después me preguntó que si ya había almorzado y le dije que ya que gracias. Siendo como las 2:00 de la tarde los señores que estaban ahí salieron corriendo subiendo por las escaleras de aluminio hacia la azotea al poco tiempo se escuchó que golpeaban el portón muy fuerte se empezaron a brincar hombres encapuchados y armados yo me asuste y levante las manos, en ese momento me tiraron al piso y me empezaron a golpear y a patear, me preguntaban dónde estaban los demás yo les contestaba que quienes y me decían no te hagas pendejo me cubrieron la cabeza con mi playera y me sacaron a la calle me subieron a una camioneta, ahí en la camioneta me empezaron a dar toques en las piernas y en los pies y se subían encima de mi decían que eran de la maña que ya me había cargado la chingada, después escuche que golpeaban al Sr. Carlos y lo oí que gritaba, me seguían preguntando donde estaban los demás, yo les decía que no sabía y me volvieron a bajar de la camioneta me llevaron al taller me tiraron al piso y me decían tienes sed ahorita te vamos a dar agua para que hables, me pusieron la camina sobre la cara y entre varios me sostuvieron y me empezaron a echar agua en la nariz y boca y me golpeaban el estómago…”
Los elementos de la Policía Federal Preventiva que detuvieron y torturaron a ALEJANDRO AVILA ARTEAGA y JUAN CARLOS LUNA RAMIREZ, los condujeron a las instalaciones de la PFP ubicadas en Cuernavaca y posteriormente los remitieron a la SIEDO, acusados de una serie de secuestros, actualmente se encuentran recluidos en el Centro Federal de Readaptación Social de Guadalajara Occidente Número 2, Puente Grande, Jalisco.
El derecho a estar libre de tortura está firmemente establecido en el marco del derecho internacional. Toda vez que Alejandro Ávila Arteaga fue víctima de conductas antijurídicas en contra de su integridad física y violaciones al debido proceso y al principio de certeza jurídica entre otros para lograr un testimonio que exigían los perpetradores (agentes del estado) solicitamos desde el 16 de noviembre de 2012 y con fundamento en lo dispuesto por los artículos 19 último párrafo, 20 fracción novena y fracción segunda del apartado B y 22 párrafo primero y 29 párrafo segundo de la Constitución Política de los Estados Unidos mexicanos; articulo 1; 2 fracciones I y II; 3; 4; 5; 6; 7; 8; 9; 10; y 11 de la Ley Federal para Prevenir y Sancionar la Tortura y artículos 268, 269, 270, 271 fracción V; 272 fracción II y 279 del Código Penal para el Estado de Morelos, la aplicación del Protocolo Facultativo de Estambul y del Protocolo de Estambul, a fin de corroborar las versiones de nuestro hijo Alejandro que refiere haber sido víctima de tortura por parte de los agentes del estado mexicano. Lejos de haberse solicitado formalmente por la Defensora Pública este Protocolo, se negó a hacerlo, por lo que hicimos una solicitud a la CNDH con fecha 13 de febrero de 2013 para que aplicara el mismo. La CNDH acudió al centro de reclusión casi 8 meses después, ya que la detención ocurrió el 3 de septiembre de 2012 y la visita ocurrió el 14 de mayo de 2013.

Previamente, en la ampliación de su declaración de Alejandro, se pidió se certificaran sus huellas de tortura, con fecha 11 de diciembre de 2012, 3 meses después de su detención, sí se certificaron las huellas de tortura. Sin embargo, le hicieron examen médico a los 13 meses de su detención, el 16 de octubre de 2013, en una aplicación del Protocolo de Estambul que no tiene una certeza ni profesionalismo, ya que según consta en el expediente, la experiencia profesional de quien lo practica es un médico con 20 años de dedicarse a la labor de atender partos maternos, por lo que la conclusión es completamente alejada de los hechos que se denunciaron desde la detención, donde constan partes médicos de huellas de lesiones ocurridas durante la detención por parte de los elementos policíacos.

SOLICITUD: Consideramos que la propia CNDH eludió su responsabilidad de aplicar el Protocolo de Estambul de acuerdo a los más altos estándares de los procedimientos establecidos a nivel del derecho humanitario internacional, por lo que hasta el momento no se ha documentado oficialmente, mucho menos investigado y sancionado, el delito de tortura cometido en agravio de Alejandro Ávila, por lo que en esta ocasión recurrimos a usted para solicitar su intervención ante el gobierno mexicano, para evitar que se sigan violando los derechos humanos de Alejandro Ávila.

CONCLUSIONES: En Morelos la tortura se ha intensificado por parte de las corporaciones policíacas y el Ejército, en la detención de presuntos integrantes de bandas delictivas para obtener información sobre actividades que presuntamente cometieron, se ha generalizado el uso de la tortura por parte de perpetradores desconocidos, con la aquiescencia o complicidad de las autoridades, que utilizan toda clase de métodos, cual más brutales, para causar severos daños físicos y dolor a personas que posteriormente privan de la vida y arrojan sus cuerpos en lugares públicos o los entierran en fosas clandestinas. No hay informes oficiales sobre investigación de casos de tortura ni sanción a quienes cometen este grave delito, lo que garantiza que quienes los cometen actúen con total impunidad, por lo que no hay medidas que inhiban, investiguen y sancionen la tortura cometida por policías o por particulares, lo que tiende a generalizar las violaciones a los derechos humanos en Morelos.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo CIDH, Derechos Humanos, Tortura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s