Archivo mensual: diciembre 2014

Reconocimiento a periodismo de derechos humanos.

En el marco del 25 aniversario de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos, entregamos reconocimientos a periodistas que han contribuido desde los diferentes medios de comunicación a forjar una visión crítica de la sociedad y de las autoridades que violan los derechos humanos, y asumen el compromiso de investigar, documentar, redactar y publicar las verdades que, admitiendo diversas opiniones, fomentan la toma de conciencia de lo que resulta inaceptable y lo que permite fortalecer la esperanza.
En esta ocasión realizamos la integración de ternas sobre diferentes temas y revisamos una gran cantidad de trabajos publicados, lo que nos llenó de satisfacción, ya que a pesar de la censura y el control que prevalece desde las alturas del poder económico y político sobre las líneas de lo que se debe y no publicar, se abre paso la lucha por la libertad de expresión desde las y los periodistas que se atreven a ser consecuentes entre lo que observan y lo que publican.
Este es un reconocimiento a todas y todos los periodistas de Morelos que se atreven a abrir senderos de comunicación y defienden su derecho a informar y a exigir que se respete su trabajo ante los múltiples ataques que han vivido, y que en ocasiones implican riesgos en su vida y su integridad, o represalias que les han privado de sus empleos, ante los abusos del poder o ante quienes sienten dañados sus privilegios o intereses ocultos al ser exhibidos.
Para que el periodismo no sea una de las profesiones más peligrosas, se requiere de la protesta y la lucha del propio gremio de las y los trabajadores de los medios de comunicación, por lo que saludamos los esfuerzos de organización autónoma del gremio y nos comprometemos a seguir de cerca esta lucha porque se garantice la protección de quienes enfrentan riesgos en el desempeño de sus actividades.
A todas y todos en verdad les reconocemos y damos gracias por su labor.
Las ternas fueron seleccionadas conforme a sus publicaciones que pudimos revisar, agradecemos a quienes con su trabajo contribuyen en este renglón, las categorías que definimos son: Por enfrentar represalias en la lucha por la libertad de expresión, por cobertura de movimientos sociales, por reportaje, por fotoperiodismo, por periodismo y nuevas tecnologías, y por trayectoria periodística.
Durante este 2014 consideramos estregar un reconocimiento dibujado por artesanos indígenas a los siguientes compañeros y compañeras periodistas: Guadalupe Flores, Rubicela Morelos, Hugo Barberi, Angela González, Tony Rivera, Angelina Morales. Consideramos necesario destacar la trayectoria fotoperiodista de Rafael Bahena, quien ha demostrado que este es un oficio en donde la vida nos va en juego.
Así mismo reconocemos la colaboración de Jaime Luis Brito que desde La Jornada Morelos, nos ha brindado un espacio semanal para las colaboraciones de la Comisión Independiente de Derechos Humanos, que se ha mantenido con información en temas diversos, relacionados con la situación actual en la entidad y a nivel nacional en materia de derechos humanos y es de llamar la atención el incremento de lecturas en todo el año como lo apunta un análisis realizado que aquí les compartimos: Enero-Marzo del 2014. La nota más leída con 3624 “Reformas neoliberales, injusticia social”. Abril-Julio del 2014. La nota más leída con 6217 visitas: “Estudiantes normalistas bajo ataque”. En segundo lugar esta “Detengamos la impunidad y la violencia feminicida” con 6215 lecturas. Agosto-Diciembre del 2014. La nota más leída con 17105 visitas ha sido “66 años de la Declaración Universal y 25 de la CIDHM” publicada el 8 de diciembre. Muchas gracias a todas y todos en esta recta final de 2014, donde es necesario mantener la lucha por la esperanza organizada.
POR LA PRESENTACIÓN CON VIDA DE LOS NORMALISTAS DE AYOTZINAPA.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

A tres meses crece violencia feminicida sin cumplimiento de medidas ante la solicitud de Alerta de Violencia de Género en Morelos.

Este 18 de diciembre se cumplen tres meses sin cumplimiento de las 15 medidas contenidas en el Informe del Grupo de Trabajo conformado para el estudio de la solicitud de Alerta por Violencia de Género para el Estado de Morelos, en tanto crece la violencia feminicida y se ha llegado ya a las 54 muertes violentas de mujeres en la entidad de enero hasta la primera mitad de diciembre, por lo que exigimos se hagan públicas las acciones que el Gobierno del Estado de Morelos debe estar reportando a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM).
El caso del homicidio de joven mujer ocurrido el día 16 de diciembre de 2014 en la Colonia Azteca, municipio de Temixco, elevó el número de feminicidios en Morelos, lo que significa una grave constatación de que continúa incrementándose el nivel de violencia feminicida a pesar de que el diagnóstico emitido por el Grupo de Trabajo indicó puntualmente que existía el riesgo de llegar a esta situación si no se tomaban las medidas señaladas en cada una de las 15 recomendaciones. La reciente sentencia a 13 años de un feminicida, cuando el gobierno hace campaña de que se sanciona con 70 años, es otro ejemplo de la simulación y doble discurso.
En la primera recomendación, en torno a la investigación de casos de feminicidio se establecieron 11 medidas de verificación del cumplimiento como son las siguientes:
1.- Identificar, por parte de la Fiscalía General del Estado, los casos de feminicidio y homicidios de mujeres que tiene registrados desde 2000 a la fecha.

2.- Realizar una relación del estado procesal de cada uno de los casos.

3.- Identificar aquellos casos que continúan en etapas de investigación.

4.- Elaborar un diagnóstico sobre cada uno de los casos que contenga las líneas de investigación agotadas hasta el momento y las posibles líneas de investigación a explorar.

5.- Identificar las posibles diligencias a realizar en cada uno de los casos, a partir de las líneas de investigación a explorar.

6.- Realizar las diligencias correspondientes en cada uno de los casos.

7.- Elaborar un informe justificado respecto de aquellos casos en los que las líneas de investigación y las diligencias correspondientes hayan sido agotadas y, con fundamento en la legislación penal, proceda la reserva temporal del expediente.

8.- Realizar un diagnóstico de aquellos casos que actualmente se encuentran en reserva temporal y revisar las posibilidades de reapertura de los mismos.

9.- Retomar la investigación de aquellos casos en los que resulte procedente hacerlo, identificando las nuevas líneas de investigación a explorar, así como las diligencias que podrían realizarse en cada uno de ellos.

10.- Realizar las diligencias correspondientes respecto de los casos cuya investigación fue retomada.

11.- Elaborar un informe justificado sobre aquellos casos que actualmente se encuentran en reserva temporal y cuya investigación no fue posible reabrir.

¿Acaso estas medidas de verificación del cumplimiento de una de las 15 recomendaciones no es posible llevarlas a cabo? Van tres meses y no se ha dado información pública sobre lo que se ha hecho al respecto. ¿Acaso no se comprende la gravedad de la situación?
Las declaraciones de diversos funcionarios, minimizando los hechos o negándolos, para minimizarlos, son sumamente ofensivas para la vida y la libertad de las mujeres.
Una considerable cantidad de las medidas de verificación son elementales y deberían ser parte del actuar cotidiano de las autoridades, pero se ha llegado a decir que es prácticamente imposible su cumplimiento. De manera contradictoria, el gobierno aseguró que cumpliría con estas recomendaciones en el plazo de 6 meses a partir del 18 de septiembre en que fueron formalmente aceptadas, con el objetivo de que no se declarara inmediatamente la Alerta por Violencia de Género por la Secretaría de Gobernación y la CONAVIM.
Las otras 14 recomendaciones son las siguientes:
2.- Capacitación en materia de perspectiva de género y derechos humanos.
3.- Capacitación en materia de protocolos de investigación.
4.- Crear protocolos de atención.
5.- Implementación del Modelo de Atención Único para las Dependencias que Integran el Sistema Estatal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia en el Estado de Morelos.
6.- Programa de atención y re-educación a las personas generadoras de violencia contra la mujer.
7.- Reparar el daño a las víctimas de violencia feminicida.
8.- Mecanismos de articulación entre las Fiscalías.
9.- Banco Estatal de Datos e Información sobre Casos de Violencia contra las Mujeres.
10.- Registro administrativo de órdenes de protección.
11.- Sensibilizar a los medios de comunicación.
12.- Programa estatal permanente de comunicación con perspectiva de género en materia de prevención y atención de violencia contra las mujeres.
13.- Fortalecimiento de las instituciones encargadas de la prevención, atención, investigación y sanción de la violencia contra las mujeres.
14.- Fortalecimiento del Sistema Estatal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia en el Estado de Morelos.
15.- Asignar presupuesto para la atención de la violencia contra las mujeres.
En cada una de estas recomendaciones se establece una ruta crítica para dar cumplimiento de manera puntual, sin embargo, a tres meses del plazo, no se ha dado a conocer avance alguno.

La necesidad de tomar todas las medidas para garantizar la vida y la libertad de las mujeres en Morelos, se deriva de este diagnóstico de la grave violencia feminicida que prevalece en Morelos, y no dejaremos de exigir que se cumplan por parte del gobierno, por lo que convocamos a toda la sociedad morelense a no bajar la guardia ante este incumplimiento y a expresarlo públicamente.

Atentamente.

Cuernavaca, Morelos, a 18 de diciembre de 2014.

Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A.C.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Presentan diagnóstico que evidencia agresiones contra mujeres defensoras de DH

De 2001 a la fecha, 34 activistas han sido asesinadas; Oaxaca, Guerrero, Chihuahua, Veracruz y DF, los estados más peligrosos
Por Olivia Vázquez Herrera
“En México, las defensoras de derechos humanos están siendo violentadas”; así lo revela el informe Defensoras somos todas, en el que se presenta un diagnóstico nacional sobre las organizaciones de trabajo, puestos que ocupaban y temas que documentaban las mujeres que defienden y promueven los derechos humanos cuando fueron agredidas, en su mayoría por agentes del Estado.

Presentado por la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos (CIDH-Morelos) y la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México (RNDDHM) —en conjunto con otras organizaciones—, el diagnóstico señala que de 2001 a la fecha, 34 defensoras han sido asesinadas, destacando ocho casos en Guerrero, siete en Chihuahua y cinco en el DF. Asimismo, el documento precisa que los estados más violentos para que las defensoras realicen su labor son Oaxaca, Guerrero, Chihuahua, Veracruz y el DF.

Como muestra del contexto violento en que las mujeres defensoras se desenvuelven, el informe menciona que entre 2006 y 2009, la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) tuvo conocimiento de 54 cartas alegatorias y acciones urgentes con relación a agresiones a defensoras y defensores en México; mientras que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó —de 2000 a la fecha— 66 medidas cautelares a nuestro país, de las cuales 29 fueron para la protección de 87 mujeres, principalmente de Chihuahua, Chiapas y Oaxaca.

Al respecto, la defensora Paloma Estrada y Juliana Quintanilla, ambas integrantes de la CIDH-Morelos, lamentaron que “los estados reincidan en las agresiones y en el número de las medidas cautelares (otorgadas) y que el gobierno no haga nada”, ya que la mayoría de las agresiones permanecen impunes y no se han agotado todas las líneas de investigación en los casos, así como los obstáculos que ha puesto la actual administración de Enrique Peña Nieto en las investigaciones que datan del sexenio pasado.

Asimismo, la defensora informó que los principales tipos de agresión contra las mujeres activistas (pero también periodistas), además de los feminicidios, son las de tipo psicológico, que incluye amenazas tanto personales como dirigidas a familiares, intimidación, acoso, hostigamiento y difamación; pero también son constantemente víctimas de violencia física, sexual, económica, patrimonial, por mencionar sólo algunos ejemplos de la especial vulnerabilidad de las defensoras.

Las defensoras también advirtieron del aumento en las agresiones a mujeres activistas y periodistas a raíz de las manifestaciones en torno a la exigencia de la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos por policías de Iguala desde el 27 de septiembre. Destacan las agresiones físicas así como detenciones arbitrarias de quienes participan en los actos, lo que pone en evidencia el aumento de la criminalización de la protesta social en México.

Por su parte, Atziri Ávila de la RNDDHM, añadió que el informe Defensoras somos todas también da cuenta de la realidad actual de las defensoras, quienes se enfrentan a la falta de reconocimiento de su trabajo: “Somos cuestionadas por la transgresión de estereotipos y roles de género y nuestra labor es invisibilizada frente a la de los defensores”, lamentó.

El diagnóstico da cuenta de los principales responsables de las agresiones contra mujeres defensoras, entre los que destacan agentes del Estado solos o en contubernio con el crimen organizado, grupos paramilitares u otros desconocidos; no obstante, la defensora refrendó el compromiso por la defensa y promoción de los derechos humanos de ella y sus compañeras, y aseguró que continuarán negándose a “normalizar la violencia” ejercida contra ellas mientras realizan su labor.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

En Oaxaca las defensoras de derechos humanos bajo ataque sistemático

Hoy 16 de Diciembre se presentó en Oaxaca el Diagnóstico sobre la Violencia Contra las Mujeres Defensoras de Derechos Humanos en la República Mexicana en el ámbito de su activismo social. La investigación permite acercarse a la violencia de las Defensoras de Derechos Humanos, caracterizarla, donde se describe a las organizaciones donde trabajan, los puestos que ocupaban y el tipo de trabajo que realizan, su edad, los temas que documentan, trabajaban o difundían cuando fueron violentadas y sobre todo saber que desde donde estamos podemos hacer algo para acompañar. Es evidente que ninguno de estos hechos es aislado. En este informe se presentan algunos hallazgos de la investigación diagnóstica. En cuanto a las amenazas recibidas anteriores y/o posteriores al hecho violento, el tipo de violencia y su ámbito, si el hecho violento involucró a más de una activista y finalmente, tener información sobre la o las personas agresoras. Así como la entidad federativa en donde sucedieron los hechos.
En él se reúnen tres procesos: la investigación empírica; el análisis de fuentes oficiales (nacionales e internacionales), y la revisión de documentos internacionales dirigidos a prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres. Asimismo, articula varias aproximaciones analíticas de género sobre la condición de las mujeres en México y las causas de la violencia de género contra las mujeres. El hilo conductor de estos procesos y aproximaciones es la afirmación política, sustentada en este informe, de que en México hay violencia contra las Defensoras de Derechos Humanos debido a que existe todo un sistema estructural que produce y reproduce formas violentas de opresión, explotación, exclusión y discriminación, debido a que hay una discordancia entre legalidad y poder fáctico que favorece al machismo patriarcal.
En Oaxaca se ha vuelto sistemático el ataque, amenaza, hostigamiento, robo, allanamiento a oficinas y criminalización de los Defensores y Defensoras de Derechos Humanos, recientemente se dieron los ataques en su propiedad a la Defensora de Derechos Humanos Carmen Santiago Alonso que le fue robado el vehículo de motor tipo Golf, marca Volkswagen, modelo 1990 color azul con placas de circulación THL1170. Los hechos ocurrieron en la inmediaciones del edificio que ocupa la SAGARPA delegación Oaxaca, en la Colonia Vicente Suarez, cuando sostenía una reunión con representantes de las dependencias del Gobierno Federal: SAGARPA, CONAGUA y la CFE, para tratar asuntos relacionados sobre el subsidio de energía eléctrica para el campo y el proceso de consulta indígena.
Otro ataque que observamos es al Maestro Francisco Toledo a quien sorpresivamente le fue vaciada la cuenta de la Asociación Civil a la que pertenece, es un ataque a una Sociedad Civil y no dudamos que este hecho por la labor que tiene como activista en la Defensa del Maíz Transgénico y por oponerse al Centro de Convenciones en Oaxaca.
Otro hecho es lo que se vive en el Municipio de Eloxochitlan desde el 2011 se denunció la situación de Abuso de Autoridad y violaciones a los derechos indígenas que se cometen en este municipio indígena y que se violenta cada que se eligen Autoridades Comunitarias por los intereses que existen, la situación de impunidad que prevalece ocasiona estos hechos violentos, existe una situación de IMPUNIDAD que no se ha resuelto ni atendido, los Promotores de Derechos Humanos que actualmente son criminalizados cuentan desde el 2011 con Medidas Cautelares.
En el Municipios de la Región del Istmo se vive también una agresión permanente a los Defensores y Defensoras que exigen respeto a los derechos indígenas que defienden su territorio en diferentes municipios de esta región.Es evidente que en Oaxaca las personas Defensoras de Derechos Humanos se enfrentan a diferentes procesos y modalidades de agresiones que sufren por el derechos a Defender los Derechos Humanos.
OAXACA DE JUÁREZ OAX; 16 DICIEMBRE 2014
CENTRO DE DERECHOS HUMANOS “BARTOLOME CARRASCO BRISEÑO”, A.C.
COMITÉ DE DEFENSA INTEGRAL DE DERECHOS HUMANOS “GOBIXHA” A.C.
UNION CIVICA DEMOCRATICA DE BARRIOS, COLONIAS Y COMUNIDADES A.C.
COMISIÓN INDEPENDIENTE DE DERECHOS HUMANOS DE MORELOS A.C.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Defensoras de Derechos Humanos y las violencias que enfrentan en el desempeño de sus actividades.

¿Quién es defensora de derechos humanos? ¡Cualquier persona que sienta en lo más profundo de su ser las injusticias que se cometen por los dueños del poder, que los enfrente, los señale y haga todo lo posible para que sus crímenes se detengan y sean castigados! En México ningún Defensor y mucho menos Defensora de Derechos Humanos puede considerarse libre en el ejercicio de su actividad, en tanto no haya justicia ni reparación del daño en los casos de agresiones en su contra.

El informe “Defensoras somos todas”, de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos, es una contribución importante para visibilizar y documentar este contexto con el fin de generar las medidas y política públicas que reconozcan las realidades que viven las defensoras de derechos humanos para mantenerse en el trabajo de defensa de los derechos humanos. En México hay violencia contra las Defensoras de Derechos Humanos debido a que existe todo un sistema estructural que produce y reproduce formas violentas de opresión, explotación, exclusión y discriminación, debido a que hay una discordancia entre legalidad y poder fáctico que favorece al machismo patriarcal.

Según el Informe Sobre la Situación de las y los Defensores de Derechos Humanos en México 2006-2009 realizado por la Oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, se mencionan 54 cartas alegatorias y acciones urgentes emitidas por la Relatora Especial de Naciones Unidas hacia el Estado Mexicano con relación a agresiones en contra de defensoras/es. Por otro lado, del 2000 al 2014, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha otorgado 66 Medidas Cautelares a personas de 16 Estados de la República Mexicana. 29 de las Medidas Cautelares han sido otorgadas para la protección de 87 mujeres. Los Estados con mayor cantidad de mujeres beneficiadas han sido: Chihuahua con 40, Chiapas con 14 y Oaxaca con 10. Estos breves datos nos dejan ver como las defensoras de derechos humanos en México están siendo violentadas. Ellas enfrentan riesgos particulares. Viven en un mundo patriarcal en donde a diario luchan por cuestionar y cambiar los roles y estereotipos de género. Esto agrava las causas que promueven. Eso explica las dificultades del trabajo de las defensoras en situación de conflicto armado que actualmente se vive en México, donde se pone al descubierto la falta de interés del Gobierno por defender el derecho a ser defensora de derechos humanos. Las que levantan su voz se exponen a un riesgo adicional a los ya cotidianos con gobiernos que simulan, manipulan cifras y medios. Deslegitiman, criminalizan y no investigan la violencia al amparo de la impunidad. La tarea de defender los derechos humanos en México sigue siendo vital, pertinente y estratégica en la construcción de una sociedad más justa, democrática y en búsqueda de su desarrollo. La persistencia de violaciones a los derechos humanos en el país exige y reclama el derecho a defender estas causas y consolidar un espacio social ciudadano, que pueda vigilar y reclamar la vigencia de sus derechos.

Las personas defensoras de derechos humanos son actores fundamentales en la lucha para hacer prevalecer los derechos humanos en el mundo. En México, cada día las mujeres defensoras muestran la valentía y compromiso para enfrentar y superar resistencias de diversos sectores para avanzar en la lucha para los derechos de toda la población. En los últimos años, en represalia por su activismo, varias defensoras han sido asesinadas y atacadas. A pesar de esto, las mujeres siguen en primera fila para defender los derechos humanos. Las defensoras de derechos humanos también tienen que confrontar estos patrones de abusos para realizar su trabajo y activismo tan esencial. Ya es hora de acabar con los ataques contra todas las personas defensores de derechos humanos y la impunidad. Asimismo, es tiempo de garantizar que los mecanismos de protección e investigación oficial integren las medidas que reflejan la realidad de las mujeres defensoras derechos humanos. El gobierno de México no puede posponer más esta urgente necesidad. (Rupert Knox, Amnistía Internacional)

Donde hay una protesta, el Estado verá un delito consumado o en vías de consumación, y caracterizará a las personas como delincuentes y a su organización como una asociación ilícita o enemiga, desestabilizadora de la paz social y del estado de derecho. Es criminalizar, despolitizar, des-historiar, sacar de contexto a los conflictos sociales y políticos; es llevarlos al campo jurídico apostando al desgaste de los actores sociales descontentos con el actuar del Estado, lo que agrava el descontento aún más. Es en este contexto, en donde el trabajo de las y los defensores de derechos humanos se vuelve incomodo, molesto y el poder utiliza sus herramientas para agredir, asesinar, detener, deslegitimar el trabajo y criminalizar el trabajo de estos hombres y mujeres que desde diferentes espacios trabajan por la defensa de los derechos humanos. (Víctor López, Frayba- Chiapas).

A todas las mujeres defensoras de derechos humanos que están bajo ataque constante, que sufren toda clase de violencias, queremos decirles que la esperanza de transformar el mundo, de recuperar a los seres queridos, de terminar con las injusticias, nos permite redoblar esfuerzos para lograr el objetivo de recuperar la esperanza (Rosario Ibarra, Eureka).

Este es un Diagnóstico que forma parte de la primera etapa de un Modelo de Atención a la Violencia Contra las Mujeres Defensoras de Derechos Humanos en la República Mexicana en el ámbito de su activismo social. La investigación permite acercarse a la violencia de las Defensoras de Derechos Humanos, caracterizarla, donde se describe a las organizaciones donde trabajan, los puestos que ocupaban y el tipo de trabajo que realizan, su edad, los temas que documentan, trabajaban o difundían cuando fueron violentadas y sobre todo saber que desde donde estamos podemos hacer algo para acompañar. Es evidente que ninguno de estos hechos es aislado. En este informe se presentan algunos hallazgos de la investigación diagnóstica. En cuanto a las amenazas recibidas anteriores y/o posteriores al hecho violento, el tipo de violencia y su ámbito, si el hecho violento involucró a más de una activista y finalmente, tener información sobre la o las personas agresoras. Así como la entidad federativa en donde sucedieron los hechos.

En él se reúnen tres procesos: la investigación empírica; el análisis de fuentes oficiales (nacionales e internacionales), y la revisión de documentos internacionales dirigidos a prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres. Asimismo, articula varias aproximaciones analíticas de género sobre la condición de las mujeres en México y las causas de la violencia de género contra las mujeres. El hilo conductor de estos procesos y aproximaciones es la afirmación política, sustentada en este informe, de que en México hay violencia contra las Defensoras de Derechos Humanos debido a que existe todo un sistema estructural que produce y reproduce formas violentas de opresión, explotación, exclusión y discriminación, debido a que hay una discordancia entre legalidad y poder fáctico que favorece al machismo patriarcal.

Para mostrar esta situación, el informe se organizó en cinco partes. En la primera parte, Los Derechos Humanos de las Mujeres y Defensoras, se destaca el Marco Legal Nacional e Internacional que es Responsabilidad del Estado acatar y cumplimentar. La segunda tiene que ver con la Descripción de las Características de las Defensoras: Edad, organizaciones donde trabajan, puestos que ocupan y su tipo de trabajo, temas que documentan, trabajan y/o difunden. En la tercera etapa se visibiliza la Violencia contra las Defensoras de los Derechos Humanos: los Tipos de Violencia, Modalidades, Agresores y la descripción del Contexto. En la cuarta se exponen las Consideraciones finales y las Recomendaciones. Y finalmente, se presentan en el apartado quinto Historias de Vida de diversas Defensoras de Derechos Humanos de México. Cabe destacar que se contempla un Anexo que contiene la Encuesta aplicada.

Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos.

Integrantes de la Red Nacional de Defensoras.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Defensoras somos todas.

Paloma Estrada Muñoz y Juliana G. Quintanilla

¿Quién es defensora de derechos humanos? ¡Cualquier persona que sienta en lo más profundo de su ser las injusticias que se cometen por los dueños del poder, que los enfrente, los señale y haga todo lo posible para que sus crímenes se detengan y sean castigados! En México ningún Defensor y mucho menos Defensora de Derechos Humanos puede considerarse libre en el ejercicio de su actividad, en tanto no haya justicia ni reparación del daño en los casos de agresiones en su contra.

El informe “Defensoras somos todas”, de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos, es una contribución importante para visibilizar y documentar este contexto con el fin de generar las medidas y política públicas que reconozcan las realidades que viven las defensoras de derechos humanos para mantenerse en el trabajo de defensa de los derechos humanos. En México hay violencia contra las Defensoras de Derechos Humanos debido a que existe todo un sistema estructural que produce y reproduce formas violentas de opresión, explotación, exclusión y discriminación, debido a que hay una discordancia entre legalidad y poder fáctico que favorece al machismo patriarcal.

Según el Informe Sobre la Situación de las y los Defensores de Derechos Humanos en México 2006-2009 realizado por la Oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, se mencionan 54 cartas alegatorias y acciones urgentes emitidas por la Relatora Especial de Naciones Unidas hacia el Estado Mexicano con relación a agresiones en contra de defensoras/es. Por otro lado, del 2000 al 2014, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha otorgado 66 Medidas Cautelares a personas de 16 Estados de la República Mexicana. 29 de las Medidas Cautelares han sido otorgadas para la protección de 87 mujeres. Los Estados con mayor cantidad de mujeres beneficiadas han sido: Chihuahua con 40, Chiapas con 14 y Oaxaca con 10. Estos breves datos nos dejan ver como las defensoras de derechos humanos en México están siendo violentadas. Ellas enfrentan riesgos particulares. Viven en un mundo patriarcal en donde a diario luchan por cuestionar y cambiar los roles y estereotipos de género. Esto agrava las causas que promueven. Eso explica las dificultades del trabajo de las defensoras en situación de conflicto armado que actualmente se vive en México, donde se pone al descubierto la falta de interés del Gobierno por defender el derecho a ser defensora de derechos humanos. Las que levantan su voz se exponen a un riesgo adicional a los ya cotidianos con gobiernos que simulan, manipulan cifras y medios. Deslegitiman, criminalizan y no investigan la violencia al amparo de la impunidad. La tarea de defender los derechos humanos en México sigue siendo vital, pertinente y estratégica en la construcción de una sociedad más justa, democrática y en búsqueda de su desarrollo. La persistencia de violaciones a los derechos humanos en el país exige y reclama el derecho a defender estas causas y consolidar un espacio social ciudadano, que pueda vigilar y reclamar la vigencia de sus derechos.

Las personas defensoras de derechos humanos son actores fundamentales en la lucha para hacer prevalecer los derechos humanos en el mundo. En México, cada día las mujeres defensoras muestran la valentía y compromiso para enfrentar y superar resistencias de diversos sectores para avanzar en la lucha para los derechos de toda la población. En los últimos años, en represalia por su activismo, varias defensoras han sido asesinadas y atacadas. A pesar de esto, las mujeres siguen en primera fila para defender los derechos humanos. Las defensoras de derechos humanos también tienen que confrontar estos patrones de abusos para realizar su trabajo y activismo tan esencial. Ya es hora de acabar con los ataques contra todas las personas defensores de derechos humanos y la impunidad. Asimismo, es tiempo de garantizar que los mecanismos de protección e investigación oficial integren las medidas que reflejan la realidad de las mujeres defensoras derechos humanos. El gobierno de México no puede posponer más esta urgente necesidad. (Rupert Knox, Amnistía Internacional)

Donde hay una protesta, el Estado verá un delito consumado o en vías de consumación, y caracterizará a las personas como delincuentes y a su organización como una asociación ilícita o enemiga, desestabilizadora de la paz social y del estado de derecho. Es criminalizar, despolitizar, des-historiar, sacar de contexto a los conflictos sociales y políticos; es llevarlos al campo jurídico apostando al desgaste de los actores sociales descontentos con el actuar del Estado, lo que agrava el descontento aún más. Es en este contexto, en donde el trabajo de las y los defensores de derechos humanos se vuelve incomodo, molesto y el poder utiliza sus herramientas para agredir, asesinar, detener, deslegitimar el trabajo y criminalizar el trabajo de estos hombres y mujeres que desde diferentes espacios trabajan por la defensa de los derechos humanos. (Víctor López, Frayba- Chiapas).

A todas las mujeres defensoras de derechos humanos que están bajo ataque constante, que sufren toda clase de violencias, queremos decirles que la esperanza de transformar el mundo, de recuperar a los seres queridos, de terminar con las injusticias, nos permite redoblar esfuerzos para lograr el objetivo de recuperar la esperanza (Rosario Ibarra, Eureka).

cidhmorelos@gmail.com

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

66 años de la Declaración Universal y 25 de la CIDHM.

Juliana G. Quintanilla y José Martínez Cruz

¿Por qué? Estupefacción. Dolor. Sentimiento de indignación ante la barbarie en que nos encontramos instalados. Interrogante que parece no obtener respuesta racional. Y desde lo profundo del corazón desangrado sólo queda lanzar un grito de protesta: ¡ya basta! La descomposición de este sistema expresado en los 43 desaparecidos por el Estado en Ayotzinapa, en la masacre de Tlatlaya cometida por el Ejército, en los desollados en Iguala y Michoacán, en el feminicidio impune creciente en Morelos que viene desde 20 años atrás desde Ciudad Juárez, en los desaparecidos desde los años 70 que reclaman las Doñas de Eureka y nuestro compañero José Ramón García Gómez  en aquel diciembre de 1988 hasta los 27 mil desaparecidos en la actualidad, desde la violación sexual de nuestra compañera Jean McGill hasta las 30% de mujeres que sufren ese tipo de violencia en el mundo, desde el dolor de la inmolación por alcanzar justicia en Chiapas, hasta la muerte sin fin que se eleva a niveles de genocidio cometido por los gobiernos  priistas, panistas y perredistas, en una lógica autoritaria y represiva-militarista que nos golpea. Hoy nuestros pasos, sorteando ciudades destruidas, caminan codo a codo, sumando voces contra la injusticia, por la libertad, por la presentación de los estudiantes normalistas y las mujeres desaparecidas en Morelos y contra el feminicidio, contra Peña y Graco. Por eso siguen criminalizando la protesta social, utilizando a las fuerzas policiacas y militares y aprobando reformas constitucionales al 11 y 73. Esta reforma servirá para reprimir las marchas y manifestaciones con el pretexto de garantizar la movilidad de los ciudadanos, ya que el gobierno federal, los gobiernos de los estados y los municipios tendrán que emitir leyes en materia de movilidad universal, lo que les daría la posibilidad de impedir la libre manifestación en las calles. “Para ilustrar la virtud cíclica de los acontecimientos y su repetición arquetípica –el “eterno retorno” del cual escribió Mircea Eliade–, los antiguos egipcios, griegos y hasta las tribus nórdicas emplearon la imagen del uróboro, un reptil que muerde su propia cola con el afán de engullirla” escribe Javier Hernández de la ONUDH.  Justicia para que no haya impunidad. Verdad para que se esclarezcan los hechos. Ante esta situación invitamos a la presentación del  “Análisis de la violencia contra las defensoras de derechos humanos en la República Mexicana” y la Conferencia: “Nuestros pasos haciendo camino de esperanza.” Haremos entrega de Reconocimientos a periodistas por contribuir con su trabajo en este esfuerzo colectivo.  Este acto será en el Museo Regional Cuauhnahuac,  en el auditorio Juan Dubernard, aquí en Cuernavaca el 9 de diciembre de 2014, a las  11 de la mañana. Como escribe Rupert Knox, de Amnistía Internacional: “Las personas defensoras de derechos humanos son actores fundamentales en la lucha para hacer prevalecer los derechos humanos en el mundo. En México, cada día las mujeres defensoras muestran la valentía y compromiso para enfrentar y superar resistencias de diversos sectores para avanzar en la lucha para los derechos de toda la población. En los últimos años, en represalia por su activismo, varias defensoras han sido atacadas  y asesinadas. A pesar de esto, las mujeres siguen en primera fila para defender los derechos humanos.”

Rosario Ibarra presenta nuestro informe señalando: “¿Quién es defensora de derechos humanos? ¡Cualquier persona que sienta en lo más profundo de su ser las injusticias que se cometen por los dueños del poder, que los enfrente, los señale y haga todo lo posible para que sus crímenes se detengan y sean castigados!  Nosotras que hemos sufrido en carne propia la peor de las violencias: que fuimos sometidas al dolor que no cesa por la incertidumbre de no saber el paradero de  nuestros hijos, hermanas y familiares  nos volvimos sin proponérnoslo  en acérrimas defensoras de los Derechos Humanos. En nuestro peregrinar fuimos entendiendo que a nuestros familiares desaparecidos el mal gobierno se los llevó porque  se atrevieron a luchar por los derechos de los ciudadanos de este país y por lo tanto  eran enemigos  a los que había que quitar de en medio.”

Porque sabemos que duele el golpe artero, la puñalada trapera, la vida arrancada a tirones. No es un dolor ajeno, ni tema menor, mucho menos moda, como creen los dueños del dinero y del poder, es una exigencia de justicia y verdad. Por ello, a 66 años de la Declaración Universal de Derechos Humanos y a 25 años de creación de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos,  esperamos contar con su querida presencia y solidaridad, para dar respuesta colectiva a la esperanza organizada, que es la que nos puede indicar el horizonte hacia un futuro de respeto a los derechos humanos de todas y todos.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized