Alzar la voz contra feminicidio y desaparición forzada.

Juliana G. Quintanilla y Paloma Estrada Muñoz

Alzar la voz. Y actuar en consecuencia. Levantarse del suelo, y caminar. Es un proceso de toma de conciencia que, en ocasiones, lleva un largo tiempo en la historia. Un desafío para no aceptar la cotidianidad de explotación, opresión y violencia impuesta por los dueños del dinero y el poder. Días y noches de amor y guerra en los que vamos anudando solidaridades. Dignidad expresada en una jornada de lucha por derechos laborales y contra La violencia feminicida. Y salimos a la calle miles de trabajadoras y trabajadores del Estado de Morelos. Este primero de mayo 2015 ha sido una verdadera jornada de lucha proletaria. No es un día de fiesta, es de lucha y de protesta. Así quedó demostrado en los gritos, en las consignas y en las mantas de los contingentes. Se hace historia cotidianamente cuando la gente defiende sus derechos de manera organizada. Saludamos el entusiasmo y compromiso de quienes producen toda la riqueza con su esfuerzo en el campo y la ciudad y salen a exigir que se tiene derecho a una vida digna, para todas y todos, no para unos cuantos que explotan y oprimen al pueblo cada vez más con las reformas en materia laboral que afectan las históricas conquistas de la clase trabajadora. Desde la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos nos congratulamos al ver como la conciencia avanza entre sindicatos y organizaciones sociales. No es fácil salir a luchar. De nueva cuenta se ha demostrado que se puede. Hoy es claro que desde abajo se puede fortalecer la exigencia de la Alerta de Violencia de Género para Prevenir, Atender, Investigar, Sancionar y Erradicar el Feminicidio, porque no estamos todas, nos faltan más de 633 víctimas de feminicidio, así como no estamos todos, nos faltan 43 y miles de personas desaparecidas.
En este primero de mayo, iniciamos una nueva fase de lucha para defender la vida y la libertad de las mujeres en Morelos. Convocamos desde la tribuna de ese mitin a llevar a cabo asambleas donde se tomen resolutivos para exigir al Secretario de Gobernación, Osorio Chong, emita la Alerta de Violencia de Género. Esta demanda la llevaremos a las calles y plazas, a las paredes y bardas donde aparezcan estas demandas y se hagan visibles las cruces rosas por cada una mujer o niña asesinada. La campaña por la Alerta de Violencia de Género es para apropiarnos de los espacios públicos y hacer visible lo que el gobierno quiere borrar, negar y ocultar. No podemos a acostumbrarnos a lo inaceptable ni ver como natural que se prive de la vida a quienes tienen un mundo por vivir.
También decimos que no hay democracia con feminicidio y desaparición forzada, con tortura y militarización. Por eso exigimos al Congreso del Estado apruebe la Ley para Prevenir, Atender, Sancionar, Investigar y Erradicar la Desaparición Forzada para Morelos que desde hace ya más de un mes ha sido turnado a comisiones para su análisis y aprobación, sin embargo, aún no se turna al pleno para discutir y aprobarla. Como sociedad ya no podemos ni debemos seguir esperando. Por tanto hoy levantamos nuestra voz para que haga eco en la sociedad y exijamos al unisonó todo mundo: “Vivos y vivas se las llevaron, Vivos y vivas las queremos”. El fenómeno de la desaparición de personas en México en los últimos años ha tomado dimensiones que la sociedad aún no logra comprender en su magnitud y profundidad humana y sistémica. En informe reciente, el Comité de Naciones Unidas contra las Desapariciones Forzadas señala: “La información recibida por el Comité ilustra un contexto de desapariciones generalizadas en gran parte del territorio del Estado parte, muchas de las cuales podrían calificarse como desapariciones forzadas”. Quienes viven este drama, saben en carne propia lo que significa la Desaparición; desde el primer día que les arrancaron de manera violenta a sus hijos e hijas no han dejado de buscar, de gritar sus nombres en las calles y en el silencio amoroso de su corazón; no han dejado de pedir a quienes se los llevaron que los regresen y de exigir justicia a quienes tuvieron que haber evitado esta tragedia y no hicieron nada. El manejo perverso de cifras oficiales no logra simular la tragedia humanitaria que estamos viviendo; la demanda de búsqueda-localización, Verdad y Justicia de las familias de las más de 26 mil personas desaparecidas en México y de los más de 10 mil migrantes desaparecidos en tránsito por nuestro país, sigue siendo nuestra principal e irrenunciable demanda y no pararemos de recorrer calles, dependencias, cuarteles y cárceles; montañas y desiertos hasta saber qué pasó con ellos y ellas.
Así como en la marcha del día Primero de Mayo, este 10 de mayo, día en que se celebra a la Madre en México, miles de madres saldrán nuevamente a la Marcha por la Dignidad Nacional: Madres buscando a sus hijos e hijas, buscando la Justicia y la Verdad. Va nuestra solidaridad y compromiso de levantar la voz: ni un feminicidio más, basta de desaparición forzada. Por la vida y la libertad de las mujeres. Súmate a la campaña por la Alerta de Violencia de Género en Morelos y por la aprobación de la Ley para Prevenir, sancionar y erradicar la desaparición forzada.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s