Archivo mensual: diciembre 2015

Adiós a 2015 que deja pendientes en derechos humanos y saludos a 2016 ante nuevos retos y desafíos.

La Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos decimos adiós al 2015 que representó avances y retrocesos en materia de derechos humanos, y saludamos los retos y desafíos que nos depara 2016.

Queremos agradecer a todas y todos por estar este año y los anteriores 25 con nuestro andar, compartiendo y creyendo que un mundo puede ser diferente si luchamos todas y todos juntos por los Derechos Humanos.
Los logros obtenidos este 2015 fueron muchos, gracias a ustedes logramos la Alerta de Violencia de Género en Morelos, Un Análisis de la Violencia contra las Mujeres Defensoras de Derechos Humanos en la República Mexicana, la elaboración, aprobación y publicación de la Ley para Prevenir, Atender y Erradicar la Desaparición Forzada de Personas para el Estado de Morelos, trabajar conjuntamente con el Pacto Morelos por la Soberanía Alimentaria y Energética, los Derechos de las y los Trabajadores y las Garantías Constitucionales, así como con la Asamblea de Usuarios y Usuarias de la Energía Eléctrica en Morelos (ANUEE), por los derechos sociales y políticos que requiere el pueblo en el Estado. Gracias a todos y a todas las periodistas y medios de comunicación que hicieron de su trabajo un digno oficio en favor de la comunicación humana, digna y social, porque merecemos estar bien informados, porque asumen su compromiso ético de documentar, analizar, redactar, editar, informar y publicar la realidad de opresión, violencia, injusticia y violación a los derechos humanos, así como la digna lucha de quiénes los defienden. Fotografiar, grabar, filmar, con una mirada profesional, atenta al instante, al detalle, al significado. Admiramos la palabra comprometida, la sonrisa solidaria, la pregunta precisa, la ética al informar.

Gracias por su solidaridad y acompañamiento a todas las organizaciones que forman parte de la Red de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos Para Todas y Todos (Red TDT) y a las Defensoras de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México.
Gracias a ONU-Mujeres México por hacernos parte de su Grupo Asesor Alterno, y gracias al Fondo Noruego de los Derechos Humanos por creer en nuestro trabajo para designarnos como su contraparte en México. Gracias a todas las Organizaciones Nacionales e Internacionales y a todas las personas que en lo individual este año trabajaron muy de la mano nuestra.

Hoy más que nunca se requiere de toda la solidaridad y compromiso en la lucha para enfrentar y superar los retos y dificultades en temas tan sensibles como el feminicidio y las desapariciones. Las omisiones, negligencia criminal, irresponsabilidad y complicidad se han presentado en Morelos, el segundo estado con una AVG, que fue declarada el 10 de agosto en 8 municipios. La AVG fue decretada en Cuautla, Cuernavaca, Emiliano Zapata, Jiutepec, Temixco, Xochitepec, Yautepec y Puente de Ixtla. Sin embargo, a cuatro meses de su declaratoria, los principales pendientes son las medidas de emergencia. Que incluyen las acciones de coordinación entre las secretarías para estar vigilantes sobre las acciones que atiendan la violencia institucional, entendida como la falta de atención de las dependencias estatales para proteger la vida de las mujeres. La Fiscalía no está atendiendo las carpetas de investigación para encontrar y castigar a los culpables conforme a los delitos de feminicidios. De acuerdo con el Inegi, entre el 2011 y 2013, las entidades que presentan las tasas más altas en homicidios de mujeres fueron Guerrero, Chihuahua, Tamaulipas, Coahuila, Durango, Colima, Nuevo León, Morelos, Zacatecas, Sinaloa, Baja California y Estado de México. Cuando las organizaciones civiles de Morelos solicitaron la AVG, en el 2014, la entidad reportaba 530 casos en diez años, ésta no fue concedida en su momento, para febrero del presente año, se habían sumado 103 casos más, para dar un total de 633 casos, registrados en el informe titulado “Sombra”, publicado en marzo por la cidhmor. Por su parte, la violencia en la entidad también aborda las desapariciones. Las autoridades aún no han atendido la problemática en los puntos señalados por la AVG, que enfatiza que son 24 colonias de los ocho municipios las que concentran los mayores indicadores de violencia hacia las mujeres. Hemos señalado bares, y no se han clausurado, aunque tengan señalamientos de feminicidios. Una cosa es el discurso y otra es la realidad.

A 15 meses de la desaparición de 43 normalistas en municipio de Iguala Guerrero, cientos de personas marcharon este sábado desde la Catedral Metropolitana, ubicada en el Zócalo de la Ciudad de México, a la Basílica de Guadalupe, para exigir la presentación con vida de los estudiantes. Los padres de familia de los jóvenes de la Escuela Normal Rural “Raul Isidro Burgos”, pasaron una navidad más sin sus hijos y a pesar de ello tienen la esperanza de encontrarlos con vida. Seguiremos exigiendo. Ya falta menos para la aparición con vida. Sabemos, como dijo Quevedo, que donde hay poca justicia es un peligro tener razón, pero sabemos que el futuro se construye desafiando la injusticia de los poderosos y construyendo la esperanza organizada desde abajo. Gracias a todo el Equipo de la CIDHMOR y a todas las y los colaboradores que comparten generosamente su tiempo, sus conocimientos, sus recursos y su cariño. Porque hoy como siempre ¡PORQUE AMAMOS LUCHAMOS! Gracias.

Atentamente

Por el Equipo de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A.C.

Juliana G. Quintanilla, Paloma Estrada Muñoz, Marco Aurelio palma Apodaca, José Martínez Cruz.

Deja un comentario

Archivado bajo CIDH, derechos de las mujeres, Derechos Humanos, desaparecidos, Feminicidio, violencia contra mujeres

Un 2015 con deudas pendientes en Derechos Humanos.

Marco Aurelo Palma Apodaca y Juliana G. Quintanilla
Se va el 2015 y se quedan muchas deudas pendientes en materia de derechos humanos.
Las políticas públicas aplicadas desde hace años en materia de seguridad han dejado consecuencias devastadoras en números de personas desaparecidas, desplazadas o asesinadas. Si bien, México es un país que promueve los derechos humanos en los espacios internacionales, internamente, se caracteriza por una violación sistemática de estos mismos derechos. La impunidad y la corrupción son la regla, no la excepción.
Uno de los elementos históricos que ha caracterizado a México ha sido la discriminación, que se agrava cada vez más con el incremento de la pobreza.
La criminalización de la protesta social y el uso de la violencia en contra de las comunidades y pueblos que exigen el respeto de sus derechos, como expresiones del ejercicio abusivo del poder en la defensa de un proyecto económico que no favorece a la mayoría de la población.
Se ha incrementado la represión en contra de los procesos comunitarios, organizaciones sociales, defensoras de derechos humanos, activistas, para acallar las voces de quienes han manifestado abiertamente su repudio a proyectos que solo benefician a los empresarios.
La situación de las mujeres, niñas, niños y jóvenes es grave especialmente, porque no tienen acceso a los servicios básicos de salud, de educación, vivienda adecuada o alimentación. En México las mujeres continúan muriendo por problemas relacionados con salud sexual y reproductiva, miles de mujeres no tienen acceso a servicios básicos de salud.
Las violaciones a los derechos humanos de las mujeres indígenas más frecuentes son la violencia física y sexual, abuso de poder, violencia sexual a niñas y niños, embarazos no deseados por violación a adolescentes.
El feminicidio en México es un grave atentado a los derechos de las mujeres.
Diariamente ocurren 7 muertes violentas de mujeres en el país y la inmensa mayoría se mantienen en la impunidad.
Es necesario mencionar que el clima de violencia y de impunidad que vive México, ha afectado también la labor de quienes defendemos los derechos humanos. Las amenazas y la intimidación, los robos a oficinas y allanamientos, la vigilancia, los ataques físicos, así como los asesinatos, son algunas de las situaciones que defensores y defensoras de derechos humanos han tenido que enfrentar a causa de su trabajo. Las mujeres defensoras de derechos humanos enfrentan además riesgos particulares por la violencia patriarcal al luchar por cambiar los roles y estereotipos de género que las oprime y violenta. Si bien existe en el país un Mecanismo de Protección para Personas Defensoras y Periodistas, la impunidad en los casos de ataques a personas defensoras continua siendo muy alta. Las defensoras continúan siendo agredidas, así como los líderes comunitarios que se oponen en su lucha por la defensa de su tierra y territorio, o víctimas de violaciones a derechos humanos quienes exigen justicia.
En este año podemos hablar de avances importantes logrados por las acciones colectivas de los movimientos de sociales, de derechos humanos y sindicales como la declaratoria para establecer la Alerta de Violencia de Género en 11 municipios del Estado de México y para 8 del Estado de Morelos, y hemos exigimos se apliquen medidas de esta naturaleza en todo el país para salvaguardar la vida, la libertad y seguridad de las mujeres. En materia de justicia, a pesar de que se han dado pasos importantes para el cambio al sistema oral, las instituciones de administración y procuración de justicia continúan siendo débiles, incapaces de impartir justicia de manera oportuna, y se caracterizan por un alto índice de impunidad y de corrupción. Un ejemplo de lo anterior, es el de la recurrente práctica de la tortura, que continua siendo sistemática y generalizada en el país.
Sobre las desapariciones, es importante destacar los avances logrados en esta materia en Morelos y es la aprobación de la Ley Para Prevenir, Investigar y Erradicar la Desaparición Forzada aún tenemos la exigencia de que el Gobierno de Morelos lleve a cabo la instalación del Mecanismo de Búsqueda y localización de las personas desaparecidas, tal como lo establece la ley Para Prevenir, Investigar y Erradicar la Desaparición Forzada en Morelos, aprobada por la Legislatura anterior, mismo que debió haberse creado 60 días posteriormente a su publicación en el Periódico oficial “Tierra y Libertad” el día 2 de septiembre de 2015. Este mecanismo es fundamental para buscar y localizar a los 83 desaparecidos en los dos últimos años y a los cientos que se acumulan desde el 16 de diciembre de 1988 con la desaparición de José Ramón García Gómez La tarea de defender los derechos humanos en México sigue siendo vital, permanente y estratégica en la construcción de una sociedad con justicia social, democrática y con respeto para todas y todos.
Este 2015 hemos logrado grandes avances sin embargo aún no hemos logrado todo lo que como sociedad tenemos derecho, por lo que 2016 abre nuevos retos y desafíos para saldar esas deudas pendientes en el respeto a los derechos humanos.

Deja un comentario

Archivado bajo articulos, CIDH, Derechos Humanos

27 años sin José Ramón

 

José Ramón 27 años desaparecido en Morelos

¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

¿En dónde están los desaparecidos? Allá en el sur del alma. ¿Cómo se llama al desaparecido? Con el corazón apretando por dentro. ¿Quién tiene la certeza de lo que puede haber ocurrido a un desaparecido hace 27 años? Nadie. Interrogantes que se acumulan y muestran la sinrazón de la barbarie. Las razones de Estado por encima de la racionalidad humanitaria. El 16 de diciembre de 1988 fue la última ocasión en que, al pasar en un camión tocando canciones, un trovador vio a José Ramón cuando unos policías lo detuvieron en Cuautla. Nunca más se le vio por alguna otra persona además de sus captores. Los agentes policiacos que lo detuvieron formaban parte del Grupo de Investigaciones Políticas de la Policía Judicial, creado por mandato del Gobernador Antonio Riva Palacio López, dirigido por Antonio Nogueda y al mando del Comandante Apolo Bernabé Ríos García, los tres ya fallecidos sin que se hubiese cumplido la justicia, llevándose a la tumba los secretos de Estado que significa el destino de José Ramón y otros desaparecidos. Durante la investigación de la Fiscalía Especial creada para el caso José Ramón, se logró encontrar una tumba clandestina en el panteón de Amilcingo, en Temoac, donde se encontraron 17 cuerpos de desaparecidos reclamados por esposas que se identificaron como “Viudas de Amilcingo” y que aún siguen esperando que haya verdad y justicia, como lo expresó una​  de ellas durante un reciente mitin por los 43 desaparecidos de Ayotzinapa. Similitudes con la situación actual en 2015 por la vieja práctica política de utilizar la desaparición forzada como una biopolítica del poder en contra de luchadores sociales, ahora extendida a miles de personas mediante la acción, omisión o aquiescencia del Estado. Dar por muertos a los desaparecidos es la misma decisión de los gobernantes, desde el Procurador de entonces hasta el actual que pretende cerrar el caso de los 43 con la entrega de cenizas. La fosa clandestina en Tetelcingo es solamente la continuidad de estas nefastas prácticas de un terrorismo de Estado que desaparece vivos y muertos, pretendiendo desaparecer la memoria y enterrar el olvido. Aún a pesar de que haya significativos avances en el instrumental jurídico para investigar, sancionar, prevenir y erradicar la desaparición forzada, que no existía tres décadas atrás, y que ahora existe en el marco internacional con la Convención sobre Desaparición forzada, el Comité ad hoc de la ONU y con la Ley en la materia vigente en Morelos desde el 2 de septiembre de 2015 y las iniciativas de ley que se encuentran en el Senado de la República presentadas por organizaciones de familiares y defensoras de derechos humanos, que deberán dictaminarse próximamente y estaremos exigiendo que incluyan las aportaciones enviadas desde la sociedad.

Este 16 de diciembre estamos en Cuautla a las 11 de la mañana en el zócalo, para mantener la exigencia de justicia y verdad a 27 años de la desaparición de José Ramón y para decir que no olvidamos, porque una sociedad que olvida los crímenes de lesa humanidad está irremediablemente condenada a repetirlos una y otra vez. Y no debemos acostumbrarnos al horror cotidiano. No lo aceptamos como si fuera la única alternativa impuesta desde el poder. La lucha histórica de las doñas del Comité Eureka y actualmente las familias de FUNDEM, Victimas y Ofendidos de Morelos, las madres y padres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, entre otros cientos de organizaciones, ha tenido la virtud de mantener la dignidad en todo lo alto. Buscar y localizar a las y los desaparecidos implica que se establezcan las políticas adecuadas, ya contempladas en la ley, en cárceles clandestinas y campos militares, no solo en tumbas clandestinas, como es el caso de la tumba en Tetelcingo, Cuautla, donde deben esclarecerse la identidad de todos los cuerpos y sancionar a los responsables de su inhumación ilegal.

​Como asegura Rosario Ibarra y su familia en carta sobre una novela en torno a Gutiérrez Barrios, artífice de las desapariciones en los años 70s: “​Durante 40 años hemos buscado la verdad y hemos encontrado muchos rastros, pero mientras no tengamos la certeza, para nosotros, su familia y para todos los que luchan por encontrar a los suyos detenidos-desaparecidos en las cárceles clandestinas del mal gobierno, Jesús Piedra Ibarra sigue vivo al igual que todos los desaparecidos y así los seguimos reclamando​”​.

Es importante destacar la exigencia de que el Gobierno de Morelos lleve a cabo la instalación del Mecanismo de Búsqueda y localización de las personas desaparecidas, tal como lo establece la ley Para Prevenir, Investigar y Erradicar la Desaparición Forzada en Morelos, aprobada por la Legislatura anterior, mismo que debió haberse creado 60 días posteriormente a su publicación en el Periódico oficial “Tierra y Libertad” el día 2 de septiembre de 2015. Este mecanismo es fundamental para buscar y localizar a los 83 desaparecidos en los dos últimos años y a los cientos que se acumulan desde el 16 de diciembre de 1988 con la desaparición de José Ramón García Gómez.

Cuautla, Morelos, 16 de diciembre de 2015

 Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A.C.

Pacto Morelos por la Soberanía Alimentaria y Energética.

Partido Revolucionario de las y los Trabajadores (PRT).

Organización Política del Pueblo y los Trabajadores (OPT)

Deja un comentario

Archivado bajo CIDH, Derechos Humanos, desaparecidos