Encuentro de Mujeres en Mérida

​*​ Conmemorar el centenario del Primer Congreso de Mujeres Feministas de México exigiendo respeto a los derechos humanos de las mujeres a una vida libre de violencia.

​*Asisten cientos de mujeres de todo el país.​

​*Emma Watson y Malala Yousef, Susan Sarandon participarán en este evento.​

*Juliana G. Quintanilla asiste invitada como coordinadora de la CIDHM.

No hay derechos humanos sin incluir los derechos de las mujeres. Reivindicar las aportaciones históricas de quienes nos precedieron en la lucha es necesario para construir un futuro sin opresión, explotación, discriminación y violencia. Realizar un encuentro internacional para la construcción y promoción de una nueva agenda de género que, en el marco del centenario del Primer Congreso de Mujeres Feministas de México, celebrado en Yucatán en enero de 2016, contribuya a la deliberación y formulación de propuestas en torno a los nuevos desafíos y oportunidades para el pleno desarrollo de las mujeres en el contexto global, regional y nacional de la economía del conocimiento, desde la perspectiva de la creación, la innovación y la competitividad, y como un reconocimiento a la visión y el compromiso de ese esfuerzo pionero a favor de la equidad de género, y como un motivo para subrayar la exigencia de asumir los retos y las oportunidades de cada momento histórico, cuando se realizó el Primer Congreso Feminista de enero de 1916, inaugurándose el 13 de enero de 1916 en el Teatro Peón Contreras de la Ciudad de Mérida, con la asistencia de 650 congresistas de todo Yucatán. Primer Congreso feminista en México y segundo en América Latina. La recomendación de las mujeres asistentes a que se reformara el Código Civil, fue la propuesta más importante del Congreso.

Ante los planteamientos de innovación y competitividad para  mejorar las condiciones y fomentar las capacidades innovadoras de las mujeres en la formación de nuevos proyectos en diversos ámbitos de la actividad económica, así como promover la creación de redes de apoyo y colaboración  y la creación y diversidad, mediante el diseño e implementación de políticas públicas, programas, proyectos y acciones que permitan el mayor despliegue de las vocaciones y los talentos creativos de las mujeres, así como el reconocimiento y respeto a la diversidad cultural, racial, social y sexual de las mujeres en todo el mundo, con especial énfasis en la protección de sus derechos y libertades, tanto individuales como colectivos, hacemos propias las propuestas feministas adoptadas en este mismo espacio:

El feminismo es una apuesta ética y política, que sigue siendo necesaria para la construcción de un mundo más justo e igualitario, se reconoce en la Declaración del Comité Conmemorativo del Primer Congreso Feminista de Yucatán. A cien años refrendamos nuestro compromiso para continuar trabajando de manera colectiva en la lucha por una sociedad justa, sin discriminación y con igualdad de trato, oportunidades y derechos para mujeres y hombres.

Es necesario hacer un reconocimiento a la diversidad de feminismos y a las luchas de las mujeres, además de señalar que el enemigo no está en nosotras y reivindicamos la sororidad. Reconocemos que entre las feministas hay encuentros y desencuentros, pero aun así nos hemos mantenido en la lucha, también recordaron el camino andado que ha abierto puertas para que existan acuerdos y leyes por las cuales hemos avanzado, a pesar de que siguen existiendo vacíos, lagunas y retrocesos. En este caminar no todas las mujeres están, por lo cual las feministas tenemos una deuda con las mujeres indígenas y rurales, campesinas, obreras, trabajadoras sexuales y transexuales.

Es inaceptable que se reduzcan los presupuestos en materia de género, que han tenido los institutos de las mujeres, las universidades, la SEMARNAT, CDI y la Secretaria de Salud, entre otros. Denunciamos la falta de voluntad política para detener, prevenir, sancionar y erradicar los feminicidios, ignorando los protocolos y la implementación sin simulación de las Alertas de Violencia de Género, como lo hemos documentado en Morelos con más de 633 feminicidios. Las mujeres que mueren violentamente en el país son víctimas de quien les priva directamente de la vida y de un sistema omiso, cómplice, que justifica y garantiza impunidad a quienes los cometen. Existe un entramado jurídico-legal que no se utiliza, que no se pone en práctica para garantizar la vida y la libertad de las mujeres. Un Estado que es incapaz de cumplir y hacer cumplir los derechos de las mujeres, termina siendo un Estado feminicida. Las mujeres que son asesinadas físicamente, también reciben una muerte simbólica, moral, política, cuando se les desfigura el rostro, se les elimina el nombre, se ocultan las causas, no se investiga ni mucho menos se sanciona. Carta de impunidad para machistas, misóginos, violentos. Denunciamos a un estado negligente que no garantiza espacios seguros para las mujeres tanto en el ámbito público como en el privado. Denunciamos las reformas estructurales que obedecen a un sistema capitalista neoliberal que fomenta la pobreza, la discriminación, la violencia, la destrucción de los ecosistemas y donde las mujeres somos las más afectadas. Por otra parte, está la prestación de servicios profesionales de calidad que permitan a las mujeres acceso a la justicia, y la inoperancia de las instituciones responsables de procuración de justicia. Exigimos una estrategia nacional y local para la articulación y armonización de las leyes, para que dejen de ser letra muerta y que tanto hombres como mujeres que ocupan puestos públicos, no reproduzcan esquemas machistas y patriarcales en el desempeño de sus funciones. También exigimos la real transversalización de la perspectiva de género en la función pública y a personas competentes conocedoras de estos temas para los cargos de la administración pública, y presupuestos que incluyan la perspectiva de género. El reconocimiento de la problemática de la trata de personas y la generación de  políticas públicas para su prevención y erradicación. Reivindicamos el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos y leyes que lo garanticen, así como la necesaria participación de la sociedad civil y de la academia en la construcción de la agenda pública. Es urgente y necesario el rescate y la visibilización de la memoria histórica de las mujeres y de la lucha feminista en la educación pública de Yucatán y en México. Por ello es que se requiere el monitoreo y evaluación de las políticas públicas sobre salud reproductivas vigentes; la utilización de los medios y plataformas digitales como canales y herramientas para difundir y acceder a información sobre salud sexual y reproductiva. Que por cada mujer que se involucre en el ámbito público se involucre un hombre en el ámbito privado; abrir espacios de inclusión para niñas y niños que fomenten nuevos paradigmas de convivencia entre hombres y mujeres y desmitifiquen los estereotipos de género; utilizar el lenguaje incluyente en el ámbito público y ámbito privado, y apropiarnos del derecho al placer desde el marco de los derechos humanos. Estaremos dando puntual seguimiento a cada acción y recurriremos a todas las instancias hasta cumplir con el objetivo superior de la vida y la libertad de las mujeres. Llamamos a reforzar todas las acciones tendientes a lograr una mayor conciencia y participación social en la defensa de los derechos de las mujeres.

Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A.C.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo derechos de las mujeres, Derechos Humanos, Feminicidio, Feminismo, violencia contra mujeres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s