El feminicidio ocurrido en Cuautla el 16 de febrero eleva la cifra en 2016 a 6 meses de Alerta de Violencia de Género.

En el Informe sobre 6 meses de AVG en Morelos la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos documentamos del año 2000 al 2005 se reportaron 122 feminicidios en Morelos. Para el año 2000 en los diarios locales se reportaron 21, en el 2001 sumaron 28, en el 2002 reportan 18 casos, en el 2003 fueron 10 casos, en el 2004 sumaron 15, y del 2005 fueron 30 casos, con lo que se documentó la cifra más alta de estos primeros años.

Para el año 2006 se contabilizaron 37 feminicidios; en el 2007 el número de casos aumento a 54; en el 2008 la cifra quedo en 36; durante el 2009 se documentaron 37; el 2010 reportó 47; mientras que en el 2011 la cifra aumento a 70 y en el 2012 creció aún más para quedar en 92. En el 2013 se contabilizaron 70. Durante el 2014 fueron 54 los feminicidios y en el 2015 concluimos con 57. En lo que vamos hasta enero del 2016 se han registrado 10. Dando un total de 686 feminicidios en 16 años.  Con este feminicidio ocurrido el 16 de febrero son ya 11 ocurridos en 2016 y 38 durante la AVG.

De acuerdo con el seguimiento de prensa realizado por la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A.C., el rango de edad de las mujeres asesinadas durante la Alerta de Violencia de Género en Morelos, fluctúa entre los 4 y los 85 años. Se hizo un análisis más fino y se observo que el mayor porcentaje (excluyendo la categoría de sin especificar) se encuentra entre los 21 y 30 años, con un 18.91%, seguida de un 13.51% entre 31 y 40 años. Cabe destacar que la tendencia que se muestra en la gráfica, representa que se han incrementado los feminicidios en mujeres de 41 a 50 años y de 81 a 90.

El pasado 18 de noviembre de 2015, se inauguró la Unidad de Atención a Mujeres Víctimas de Delito, aunque no se mencionó el monto destinado para ello. Sin embargo no se han creado módulos de atención inmediata a mujeres en situación de riesgo en los municipios que comprende la declaratoria de AVGM. Su funcionamiento deberá contemplar asistencia multidisciplinaria (abogadas, psicólogas, médicas, trabajadoras sociales y elementos de seguridad) y el respectivo protocolo de actuación de las y los servidores públicos encargados de brindar los servicios correspondientes.

Se mencionó que se instalaron los Comités Técnicos de Análisis y Evaluación del Protocolo de Feminicidio, para atender la violencia en contra de las Mujeres y el de Calidad con Perspectiva de Género. Los cuales, tienen como función primordial, supervisar y revisar de manera minuciosa, los avances y compromisos de las 271 Averiguaciones Previas y carpetas de investigación, que se encuentran relacionadas con la AVGM, declarada en los 8 Municipios del Estado.

Sin embargo, ninguna de las demás disposiciones se ha cumplimentado, de acuerdo a los indicadores de cumplimiento.

Aunque el Protocolo de Órdenes de Protección, fue publicado en el Periódico Oficial “Tierra y Libertad” número 5342, de fecha 18 de noviembre del 2015, vemos que se puso énfasis particularmente en casos de violencia familiar, sin embargo, no está diseñado para ver de manera integral los tipos y modalidades de la violencia sufrida por las mujeres, contempladas en la Ley de Acceso de las Mujeres a Una Vida Libre de Violencia para el Estado de Morelos, ejemplo de ello es que se jerarquizan unas violencias sobre otras, sin que le anteceda un análisis de riesgo, dejando ver la No comprensión de los diferentes tipos de violencia plasmados en la Legislación Nacional y en los Convenios y Tratados Internacionales.

En relación al seguimiento de las órdenes de protección, sólo se contemplan los aspectos policiales, dejando fuera los demás aspectos multidisciplinarios e integrales de protección para las mujeres.

Por otro lado, no se contemplan mecanismos de evaluación del protocolo y/o de las medidas implementadas. Así como tampoco de mecanismos de revisión y/o impugnación de las medidas. Ni tampoco se menciona el cómo se evaluara el fin de alguna medida y quién lo determinará.

No se presentaron los presupuestos con perspectiva de género; No se mencionó si aumentaron el presupuesto encaminado a suprimir las desigualdades de género o si aumentaron el presupuesto destinado a la prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres en la entidad.

“El Banco Nacional de Datos, no existe en el Estado de Morelos, ya que no fue autorizado el recurso financiero para su constitución”

Tampoco vemos que exista una elaboración de un plan que detalle la forma en la que se implementará el fortalecimiento de las instituciones, ni la evaluación de resultados de las acciones implementadas para el fortalecimiento institucional.

Se mencionó que “Derivado del trabajo de los Comités Técnicos de Análisis y Evaluación del Protocolo de Feminicidio, para atender la violencia en contra de las Mujeres y el de Calidad con Perspectiva de Género, se han iniciado procedimientos y actas administrativas respecto del cumplimiento a la Ley Estatal de Responsabilidades de los Servidores Públicos”. Sin embargo no se dio ningún reporte detallado que contenga nombres, falta cometida, sanción y estado que guarda dicho proceso sancionador.

Hubo un gran avance en la Iniciativa de Decreto por el que se Reforman diversas Disposiciones de distintos Códigos y Leyes Estatales en materia de Violencia contra las Mujeres y Perspectiva de Género, que presentó el Gobernador Constitucional del Estado, con carácter de preferente, ante el Congreso Local, el 1 de septiembre de 2015. Sin embargo no se tomó en cuenta la contradicción existente entre el Código Penal en su artículo 129 que establece que no se debe sancionar a quien culposamente pudiese haber ocasionado homicidio culposo a su esposa, y la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para el Estado de Morelos, en su artículo 19, que señala que la violencia feminicida es la forma extrema de violencia contra las mujeres, producto de la violación de derechos humanos, en los ámbitos público y privado conformada por el conjunto de conductas misóginas que pueden culminar en homicidio y otras formas violentas de mujeres, así como el Artículo *213 Quintus, del Capítulo III sobre el Feminicidio, que establece: “Comete el delito de feminicidio quien, por razones de género, prive de la vida a una mujer. Existen razones de género cuando se acredite cualquiera de las siguientes hipótesis: Hay o se haya dado, entre el activo y la víctima una relación de parentesco por consanguinidad o afinidad, de matrimonio, concubinato, noviazgo, cualquier otra relación de hecho;”. Ya que es con base en esta contradicción que muchos casos de homicidios de mujeres (al no ser tipificados como feminicidios) logran reducir las penas y con ello, dejan precedentes de impunidad.

Tan sólo se ha hecho, de manera puntual y aislada: patrullajes preventivos, difusión de información sobre líneas de apoyo a víctimas de violencia, y sobre qué es la AVGM de manera muy general.

El Ministerio Público no aplica el Protocolo vigente para Investigar el Feminicidio. Eso visibiliza una omisión institucional y garantiza la impunidad de los Feminicidas. La inmensa mayoría de los casos no son investigados ni sancionados como feminicidio. Y aún cuando se incrementó la penalidad para fijarla entre 40 y 70 años, existen casos que han sido sancionados con la penalidad de 7 años, como los cometidos en Cuernavaca.

Atentamente.

Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos  A. C.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo CIDH, Derechos Humanos, Feminicidio, violencia contra mujeres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s