Caminata contra la violencia feminicida

Juliana G. Quintanilla y Paloma Estrada Muñoz

“Su lucha no era sólo por el medio ambiente sino por el cambio de sistema, en contra del capitalismo, del racismo y del patriarcado. No sólo asesinaron a nuestra madre, asesinaron a la madre de todo un pueblo. ¡Despertemos, despertemos humanidad! Ya no hay tiempo, nuestras conciencias serán sacudidas por el hecho de sólo estar contemplando la autodestrucción, basada en la depredación capitalista, racista y patriarcal”
Carta de hijas e hijo de
Berta Cáceres, defensora víctima
de feminicidio en Honduras.

La historia del 8 de marzo se sigue escribiendo desde las luchas de las mujeres trabajadoras. Elevando la voz en asambleas, mitines, marchas, movilizaciones. Porque nos queremos libres, iguales y vivas. Porque luchamos por un mundo de pan y rosas para todas y todos. Porque la alegría debe ser un derecho y no un privilegio de unos cuantos. Conmemoramos a quienes nos precedieron, hermanas de sueños y esperanzas, que murieron porque se atrevieron a desafiar el sistema y no se quedaron solo viendo pasar el tiempo. Celebramos que estamos vivas y que no vamos a quedarnos calladas ante lo inaceptable. Ni sumisas ni resignadas. Defensoras somos todas. Como las mujeres trabajadoras de Confitalia que fueron golpeadas y despedidas pero no vencidas, igual las compañeras sindicalistas del SME, del STUNAM, del SITIMTA, las indígenas de comunidades originarias, las maestras normalistas bajo ataque privatizador de la educación, las madres y hermanas de victimas de feminicidio y desaparición forzada que no dejan de exigir justicia y verdad. Por eso la Asamblea de Usuarias y Usuarios de Energía Eléctrica abrió el Foro sobre el Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras con más de 600 asistentes. Por eso llevaremos a cabo la Caminata contra la Violencia Feminicida en Cuernavaca este lunes 7 de marzo a las 10 de la mañana del Congreso del Estado al Tribunal Superior de Justicia, para entregar escritos sobre los derechos de las mujeres a una vida libre de violencia.  Porque hemos dicho basta, y echado a andar en ésta caminata por los derechos de las mujeres. Hemos documentado ampliamente las violencias que se tratan de ocultar o aceptar como normales. En el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se indica que las mujeres en México, como en otros países, continúan siendo víctimas de ciertos delitos en mayor proporción que los hombres. De acuerdo a información del INEGI, se registra un porcentaje más alto de mujeres víctimas frente a hombres víctimas en los delitos de violación simple (82%), trata de personas (81%), abuso sexual (79%), violencia familiar (79%), violación equiparada (71%), otros delitos contra la familia (56%), y otros delitos contra la libertad y seguridad sexual (83%). Asimismo, incidentes de violencia basada en género se siguen reportando en un gran número de regiones del país. La situación de violencia y ataques contra la vida e integridad personal en contra de las mujeres son unas de las razones por las que la sociedad civil ha solicitado la declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) en diferentes ocasiones. En ocho municipios de Morelos está vigente esta AVG y exigimos que se cumpla en todas sus recomendaciones sin simulaciones. Es necesario erradicar el feminicidio y evitar que siga creciendo la violencia sexual, principalmente en contra de mujeres detenidas, así como las agresiones, actos de hostigamientos y homicidios en contra de mujeres defensoras de derechos humanos y periodistas. Para dar respuesta a la violencia de género en el país, el Estado mexicano, ante el impulso de organizaciones de la sociedad civil y recomendaciones de organismos internacionales, ha generado una serie de leyes, reglamentos, instituciones y mecanismos. Uno de estos mecanismos es la “alerta de violencia de género”, prevista en el artículo 22 de la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.
Según el INEGI, entre 2013 y 2014 siete mujeres fueron asesinadas diariamente en México. En el 2012 la tasa de homicidios de mujeres fue de 4.6 muertes por cada 100.000. Afectan sobre todo a víctimas en situación de pobreza, lo que dificulta aún más que sus familiares tengan acceso a la justicia, fomentando la impunidad por estos delitos. En México, el término “violencia feminicida”, está definido como la forma extrema de violencia de género contra las mujeres, producto de la violación de sus derechos humanos, en los ámbitos público y privado, conformada por el conjunto de conductas misóginas que pueden conllevar impunidad social y del Estado y puede culminar en homicidio y otras formas de muerte violenta de mujeres. El Estado tiene el deber de investigar efectivamente con alcances adicionales cuando se trata de una mujer que sufre una muerte, maltrato o afectación a su libertad personal en el marco de violencia contra las mujeres. A nosotras nos corresponde levantar la voz y gritar muy alto en las jornadas por el 8 de marzo: ¡Ni una mujer más víctima de feminicidio! .

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo articulos, derechos de las mujeres, Feminicidio, Feminismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s