TRABAJADORAS DE CONFITALIA Y PRIMERO DE MAYO

La historia del Primero de Mayo en Morelos no puede dejar de lado a las obreras de la confección, como a los textileros, automotrices, electricistas, telefonistas, universitarios, magisterio. Un retrato está en el libro “La Izquierda y los movimientos sociales en Morelos. Desde Abajo”.  Cuatro décadas de lucha desde los años 70s, que hoy están vigentes, retomadas por el Pacto Morelos por la Soberanía que está convocando a la marcha del primero de mayo a las 9 de la mañana del IMSS Plan de Ayala al zócalo.

En el caso de las trabajadoras de la empresa en quiebra Confitalia, se continúan violentando sistemáticamente los derechos humanos laborales por parte del Poder Judicial de la Federación. El 19 de abril se tuvo una reunión con el Síndico de la quiebra en la oficina de la Jueza Cuarto de Distrito, Griselda Sáenz Horta, la misma nuevamente se mostró con una actitud intimidante y discriminatoria, ya que ahora trasgredió las garantías constitucionales de audiencia de diversas trabajadoras que deseaban ingresar civil y pacíficamente a la comparecencia del síndico Miguel Arroyo, también le impidió el acceso al abogado Marco Aurelio Palma Apodaca, integrante de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos quien es representante legal de un grupo de trabajadoras y al momento de visibilizar tal atropello exigió una explicación formal y por escrito, lo que provocó que la Jueza Federal le respondiera en forma autoritaria: ¡usted no me va a dar órdenes” (sic) y que no quería ningún litigante. Dicha reunión fue importante ya que todas las trabajadoras en forma directa podían haber analizado y cuestionado los dichos de la sindicatura y no un grupo reducido que ese día solo escuchó, sin la debida asistencia de algún asesor profesional, los argumentos del Síndico y su equipo de auxiliares, los cuales según el testimonios de algunas de las obreras no convencieron, pues dichos especialistas como el auxiliar José Luis Yescas se concretó a decir que las cantidades de dinero que todavía existen en las cuentas bancarias de las empresas fallidas y que fueron obtenidas a partir de la venta de los diversos bienes de las quebradas, ya son pocos, que por ejemplo Confitalia solo cuenta con poco más de tres millones de pesos. El equipo de la sindicatura se concretó a dar una explicación rebuscada y legalista y que solo trataba de justificar las mínimas e indignantes cantidades económicas que ahora se pretende pagar a las trabajadoras. ¿Por qué los salarios y honorarios del síndico cuantificados en UDIS, son tan elevados? cerca de un millón de pesos y que se tendrán que descontar de las cuentas bancarias de las empresas fallidas. Esto significa un injusto detrimento en el pago de las liquidaciones de las trabajadoras, por ejemplo a muchas de las obreras se les pretende pagar solo dos mil seiscientos pesos, mil pesos y hasta ciento cuarenta pesos, etc., cantidades que hoy se encuentran asentadas en las injustas listas de pago que en meses recientes fueron exhibidas por la sindicatura y ahora pretende avalar a como dé lugar la Jueza Cuarto de Distrito, sin tener una segunda opinión de tipo profesional en la materia, que bien podrían realizar otros distintos expertos sobre los dineros de la quiebra, de tal manera de que si se llegara a concretar una respectiva y prudente revisión financiera y en el supuesto de que en el transcurso de la misma se llegara a detectar alguna fuga o desfalco de tipo económico por parte de algún funcionario, empresario o demás personas responsables, bien se podría proceder en forma legal e inmediata a dar vista a las autoridades correspondientes, sin pasar por alto la posible reparación de daño a favor de las trabajadoras de Confitalia. Así también se dé a conocer a las trabajadoras y a la opinión pública en forma transparente todo lo que ha vendido y todo lo que ha gastado la referida sindicatura en relación a las empresas quebradas. Se debe concretar un informe de tipo general completo, independiente, pormenorizado y transparente para que dicho juicio de Concurso Mercantil no termine así con dudas, en forma precipitada y sin un considerable nivel de transparencia. ¡Necesitamos que no haya dudas de nada! No se deben pasar por alto todos los principios básicos en materia de derechos humanos contenidos en nuestra Constitución Federal, así como en los diversos  Convenios y Tratados Internacionales en materia laboral firmados y ratificados por el Gobierno Mexicano. Podemos señalar que con la serie de hechos anteriormente descritos se confirma ampliamente la violencia institucional recurrente y directa que a más de quince años siguen padeciendo las obreras de la confección, al estarles negando por todo este tiempo su derecho básico de acceso a la justicia laboral.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo derechos laborales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s