VIOLENCIA INSTITUCIONAL: ENTRE LA DILACIÓN, LA OMISIÓN Y LA IGNORANCIA. INFORME SOMBRA.

ALERTA DE VIOLENCIA DE GÉNERO EN MORELOS. VIOLENCIA INSTITUCIONAL: ENTRE LA DILACIÓN, LA OMISIÓN Y LA IGNORANCIA. INFORME SOMBRA.

A UN AÑO Y 9 MESES DE LA ALERTA DE VIOLENCIA DE GÉNERO.

Mientras exista feminicidio impune no puede concluir la Alerta de Violencia de Género.

Al cumplirse un año y 9 meses de que se aprobara el Decreto de la Alerta de Violencia de Género para 8 municipios del Estado de Morelos por parte de la CONAVIM, estamos presentando un Informe Sombra como organismo peticionario, con nuestras observaciones críticas y un análisis pormenorizado de los informes que el gobierno del Estado de Morelos ha emitido, haciendo énfasis en que no puede levantarse la AVG en tanto se mantiene, y aún más grave cuando crece, el feminicidio al amparo de la impunidad. Por tal motivo, estamos solicitando una reunión con el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para hacerle entrega directa de éste informe sombra, mismo estamos haciendo llegar al gobierno del Estado de Morelos.

Aún cuando el Secretario de Gobierno de Morelos, Matías Quiroz Medina, hizo una declaración señalando el levantamiento de las medidas de la AVG, en ninguna de las conclusiones del Grupo de Trabajo Interinstitucional se afirma tal situación. Por el contrario, dicho documento de 51 páginas establece claramente que:

“CONCLUSIÓN GENERAL SOBRE LA IMPLEMENTACIÓN DE LAS MEDIDAS ESTABLECIDAS EN LA DECLARATORIA DE A.V.G.

A partir del análisis en su conjunto de todas las acciones realizadas por el estado de Morelos, se observa que en algunas de éstas ha habido un avance suficiente para determinar un cumplimiento óptimo y en las cuales el grupo debe dar sólo acompañamiento para dar seguimiento a su implementación a largo plazo. Sin embargo, existen otras medidas en que la mayoría del grupo considera que las evidencias presentadas no son suficientes para concluir que el estado implementó las propuestas realizadas por el grupo en su informe ni en las medidas declaradas en la AVGM.”

De todo lo anterior no se puede concluir que la Alerta de Violencia de Género se levante. Si bien es cierto que en Cuernavaca se ha incumplido en mayor proporción las medidas establecidas en la AVG, eso no excluye ni a las dependencias del Gobierno del Estado ni a los 7 municipios restantes incluidos en el Decreto, sobre todo cuando también se han dado casos de feminicidio impune en varios municipios que no están dentro de la AVG.

Como hemos señalado y en eso coincidimos en el Grupo de Trabajo en su documento inicial, lo verdaderamente grave ante el crecimiento de la violencia feminicida, es que si no se toman las medidas adecuadas de políticas públicas defensoras de los derechos de las mujeres, éste tipo de violencia feminicida tiende a incrementarse ante la violencia institucional que se genera cuando hay omisión, simulación o encubrimiento por parte de las autoridades. El año 2016 documentamos 97 feminicidios y en lo que va de enero a abril de 2017 se ha registrado 26 casos de feminicidio.

Mientras la sociedad ha dado muestras de tener una mayor conciencia frente a los crímenes cometidos contra mujeres en la entidad, realizando toda clase de protestas y acciones que muestran la creciente toma de conciencia del respeto a los derechos de las mujeres, las autoridades no asumen de manera firme y consecuente las tareas que legalmente les corresponde y tienden a utilizar datos aislados de la realidad para justificar el desempeño de sus tareas con pobres o mínimos resultados en el combate a la impunidad.

Recientemente la ONU Mujeres ha publicado un extenso documento sobre feminicidio, donde “considera indispensable dar continuidad a los esfuerzos emprendidos por el Estado Mexicano e implementar, sobre la base de la nueva legislación, una política integral de Estado para eliminar la violencia contra las mujeres que: convoque a todas las fuerzas políticas y de gobierno; homologue, a nivel local, todos los tipos de violencia contra las mujeres —incluidos el feminicidio y la violencia feminicida— contemplados tanto en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia como en el Código Penal Federal; estandarice los protocolos de actuación de las instituciones de procuración e impartición de justica para reducir la impunidad; mejore la prestación de servicios y atención para mujeres y niñas víctimas de violencia; y, en particular, atienda satisfactoriamente las recomendaciones que diversos organismos internacionales o regionales han dirigido al Estado Mexicano, especialmente las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y las recientes emitidas por el Comité de la CEDAW.”

“En este contexto, fortalecer las instituciones para garantizar el derecho de las mujeres al acceso a la justicia y a la reparación del daño a las víctimas y sus familiares, así como para desplegar acciones más eficaces para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia en contra de las mujeres, especialmente el feminicidio, redunda en la reducción de la impunidad.”

Es fundamental por ello comprender que la violencia hacia las mujeres es también al mismo tiempo una variante de la violencia estructural que divide a los grupos humanos en favorecidos y desfavorecidos, porque está basada en una estructura social que segrega o diferencia las actividades que realizan los hombres y las mujeres, otorgándoles valoraciones desiguales en la jerarquía de puestos, poder, recursos y decisiones. El resultado de esta desigualdad de género es la discriminación sistemática de las mujeres.

En éste Informe Sombra destacamos lo siguiente:

La investigación permite acercarse a los Feminicidios y a la Desaparición Forzada de las Mujeres, el contexto institucional en el que ocurren y las características del proceso legal.

Para mostrar esta situación, el informe se organizó en cuatro grandes secciones, la primera se refiere a la “Violencia Institucional”.

En la segunda sección se presenta un “Análisis del cumplimiento de la AVG por dependencia y las solicitudes de información a través del IMIPE”.

La tercera sección se denominó “Feminicidios”, y se dividió en 3 partes, en la primera se señala el “Número de Feminicidios” en la Entidad; en la segunda se presenta las “Edades de las mujeres asesinadas”; la tercera se refiere a la “Geografía de los Feminicidios”.

En la cuarta sección se exponen la información sobre la “Desaparición Forzada  de Mujeres en el Estado”.

Finalmente se exponen las Conclusiones y se emiten algunas Recomendaciones.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo derechos de las mujeres, Feminicidio, violencia contra mujeres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s