Archivo de la etiqueta: Feminicidios

Boletín de prensa Conversatorio Nacional Defensoras. 13 diciembre 2017

Hacer visible la situación que vivimos las Defensoras de Derechos Humanos en México, es una de las conclusiones del Conversatorio Nacional de Defensoras que llevamos a cabo el 6 y 7 de diciembre de 2017 en las instalaciones del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) y contó con la asistencia de defensoras de 12 estados de la república (Morelos, Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, San Luis Potosí, Veracruz, Chiapas, Oaxaca, Tabasco, Sonora, Colima, Puebla).

Los trabajos se realizaron en mesas de trabajo y sesiones plenarias, creando un espacio de diálogos entre Defensoras y mujeres de todas las edades y de los diversos contextos socioculturales, donde se compartieron experiencias entre ellas y con feministas reconocidas en la República Mexicana. Se planteó el objetivo de visibilizar, promover y difundir la  labor de las Defensoras de Derechos Humanos en México, qué es lo que defienden y cómo lo hacen, así como documentar y difundir la memoria de las Defensoras y mujeres en torno a los diferentes tipos y modalidades de violencia que han sufrido, generando estrategias de defensa y denuncia ante las agresiones sufridas de las Defensoras de Derechos Humanos en México, así como de los pueblos, colectivos u organizaciones a los que ellas pertenecen.

Después de un interesante intercambio de experiencias de lucha de los derechos de las mujeres, en defensa de la tierra y el territorio, por la presentación de los desaparecidos, contra el feminicidio, contra la violencia institucional, se hizo  un llamado a la sociedad para apoyar el trabajo de las Defensoras y promover la Solidaridad entre las mujeres y diferentes organizaciones.

Una de las principales conclusiones establece que la violencia contra las defensoras tiene su origen y fundamento en un sistema de dominación jerárquico patriarcal y misógino que se debe modificar estructuralmente, por lo que es necesario fortalecer una perspectiva feminista de reivindicación de derechos de las mujeres defensoras, fortaleciendo los lazos de solidaridad y sororidad ante cualquier tipo de agresión que ponga en riesgo la vida, la libertad y la actividad de las defensoras en el ámbito público y privado. La construcción de nuevas relaciones sociales, en donde las mujeres tengan los mismos derechos que todos los seres humanos, tiene un fundamento histórico en la lucha feminista contra todo tipo de opresión, explotación y violencias.

En este sentido, la defensa de las mujeres defensoras debe ser asumida como parte de la lucha por la transformación del sistema basado en la dominación y opresión de las mujeres, a uno en donde se respeten plenamente los derechos humanos de las mujeres.

En este Conversatorio concluimos que México es el país más violento para las defensoras de derechos humanos en Mesoamérica. De 2013 a 2016, es decir, durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, ocurrieron 1 mil 360 agresiones contra defensoras, en promedio, una cada día. Esta cifra es mayor a la registrada en Honduras, Guatemala y El Salvador para el mismo periodo: 1 mil nueve, 738 y 173, respectivamente.

 

Las mujeres reunidas en el Conversatorio condenamos enérgicamente estas violencias. Más aún, al constatar que nuestros principales agresores son servidores públicos, particularmente policías, quienes, paradójicamente, tienen el deber de salvaguardar nuestra integridad y derechos. Por eso denunciamos esta violencia institucional que viola todos los derechos de las mujeres a una vida libre de violencia.

 

Nos llena de rabia verificar que lejos de cesar, las violencias contra nosotras se incrementan. En el primer año del mandato de Peña Nieto se cometieron 189 agresiones contra defensoras, que se triplicaron en 2016, al alcanzar los 550 casos.

 

A este torbellino de terror, hay que agregar que 22 de nuestras compañeras defensoras han sido asesinadas en lo que va del actual sexenio[1] y 22 más han padecido intentos de asesinato.

 

Las defensoras de México denunciamos y repudiamos las violencias que vivimos como consecuencia de nuestra labor y por nuestra condición de género, incluidas las que provienen de nuestras organizaciones, comunidades y del movimiento social porque desafiamos las leyes del patriarcado[2]. Se trata de violencias que en el 35 por ciento de los casos registrados entre 2013 y 2016, tienen claros elementos de discriminación por motivos del género.

 

En enero pasado, en su Informe de cierre de misión, Michel Forst, Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de las Personas Defensoras de los Derechos Humanos, se refirió a las defensoras mexicanas como las mujeres que “están a la vanguardia de las batallas por los derechos humanos, aunque su trabajo pueda permanecer invisible”. Asimismo, reconoció públicamente la importancia de nuestro trabajo en red, el cual, dijo, “ha sido crucial para ayudar a las mujeres a romper el círculo de la violencia y la estigmatización y ha ofrecido muchas oportunidades de autoprotección y fomento a la creación de capacidades”.

 

Si bien es cierto que desde hace casi dos años fue publicada la Ley para la protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas (26 de junio de 2012) y 5 meses  después el Mecanismo de protección empezó a funcionar (12 de noviembre de 2012), desafortunadamente muy pronto afloraron las deficiencias en su trabajo al grado que para mediados de 2013 ya era evidente que se acumulaban los casos presentados al Mecanismo y no eran sometidos a evaluación de riesgo; que las medidas que se debían asegurar a las defensoras, defensores y periodistas en riesgo no se hacían efectivas por falta de recursos y, que los gobiernos locales no realizaban esfuerzos para proteger a estos grupos.

Además, persisten deficiencias en la coordinación interinstitucional así como entre gobierno federal y los gobiernos locales. Y no ha habido una adecuada capacitación y sensibilización de los funcionarios que operan el Mecanismo. Por eso hemos elaborado y propuesto un Protocolo de Protección a Defensoras que sea integral y con perspectiva de género.

Al Estado mexicano se le ha exigido en las instancias internacionales establecer una protección eficaz de las defensoras que incluya la investigación rápida y eficaz y el levantamiento de cargos por todas las amenazas y ataques dirigidos contra ellas. Garantizarles un entorno seguro, libre e independiente y garantizar que todos los casos de amenazas, violencia, ataques y asesinatos contra ellas sea investigado por organismos independientes e imparciales.

Sin embargo, como hemos visto en el Conversatorio Defensoras Somos Todas, las defensoras siguen sufriendo diversos Tipos de Violencia e incluso feminicidios. Es preocupante que la impunidad existente perpetúa una situación en la que estas ejecuciones pueden repetirse, pero lo más alarmante es que el principal agresor es el Estado mexicano.

Por otro lado, vemos que los mecanismos de protección a mujeres reconocidos en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (LGAMVLV) no funcionan adecuadamente. La Declaratoria de Alerta de Violencia de Género a la fecha se ha establecido en una docena de estados, sin que se apliquen las medidas ordenadas, prevaleciendo la simulación que no permite enfrentar de manera urgente las violencias para investigarlas, para proteger, sancionar y erradicar el feminicidio y las distintas violencias que viven las mujeres. Las Órdenes de Protección son deficientes e inaplicables primordialmente al exigirle a la mujer víctima de violencia doméstica denuncie penalmente al agresor para obtener protección por tan sólo 72 horas, poniéndola en un mayor estado de riesgo o vulnerabilidad.

Por todo lo anterior consideramos que el Estado tiene la obligación de proteger a las Defensoras de Derechos Humanos, pero para ello se requiere de voluntad política y de efectividad operativa.

​Por todo ello, impulsamos la Campaña “Defensoras Somos Todas”, que públicamente fue presentada el 20 de Junio del 2017 en las instalaciones de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, misma que llevamos a cabo para visibilizar, promover y difundir la labor de las Defensoras de Derechos Humanos en México; así como los riesgos, amenazas y violencias que enfrentan en el desarrollo de sus actividades, se fortalecerá mediante acciones concretas para lograr el  objetivo de difundir la labor de las Defensoras de Derechos Humanos, qué es lo que defienden y cómo lo hacen, como ejemplo de principios fundamentales (Solidaridad, Respeto, Libertad, Justicia, Equidad, Honestidad, entre otros) que se tienen que difundir en México ante la grave crisis de Derechos Humanos. Así como hacer un llamado a la sociedad para apoyar el trabajo de las Defensoras y promover la Solidaridad entre las mujeres y diferentes organizaciones. Este proyecto estará centrado en las historias de vida de las Defensoras, como las 30 iniciales que se difundirán por medio de video, cápsulas informativas, infografías, posters que se presentarán en diversas sedes para su conocimiento público.

 

Las mujeres defensoras de México confiamos en nosotras, en nuestras capacidades, en nuestras propias estrategias y mecanismos de protección. Esa es nuestra gran apuesta.

 

Al Estado mexicano le demandamos que cumpla con su deber de garantizar nuestro derecho en condiciones de igualdad, seguridad y dignidad. Mejor dicho, le exigimos que deje de violentarnos, ya que, de acuerdo con el Registro Mesoamericano de Agresiones a Mujeres Defensoras de Derechos Humanos[3], en el sexenio actual, 631 agentes del Estado nos agredieron[4].

 

Finalmente, éste Conversatorio se pronunció en contra de la aprobación de la Ley de Seguridad Interior, ya que para combatir las violencias se requiere una seguridad ciudadana con respeto a los derechos humanos y no una estrategia de guerra que sólo significa más pérdida de vidas humanas.

 

Atentamente

 

Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A. C.

Conversatorio Nacional Defensoras Somos Todas.


[1] Entre ellas, cuatro mujeres periodistas y cuatro mujeres trans

[2] De 2013 a 2016, agredieron a las defensoras 84 integrantes de su organización o del movimiento social y 61 miembros de su comunidad.

[3] Ante la ausencia de estadística oficial sobre las agresiones que vivimos las mujeres defensoras, la RNDDHM, en conjunto con la Iniciativa Mesoamericana de Mujeres Defensoras, elaboramos el Registro Mesoamericano de Agresiones a Mujeres Defensoras de Derechos Humanos, instrumento en el que plasmamos las cifras sistematizadas de las agresiones que padecemos mujeres defensoras y periodistas

[4] 356 policías, 112 autoridades estatales, 87 autoridades federales, 56 autoridades municipales y 20 militares

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo defensoras

Ofrenda a las mujeres víctimas de feminicidio en Morelos

Zócalo de Cuernavaca.
Invita: Pacto Morelos por la Soberanía Alimentaria y Energética, los Derechos de las y los Trabajadores y las Garantías Constitucionales.
Cada día en México 7 mujeres son víctimas de la violencia feminicida, del machismo, del odio misógino y del sistema patriarcal capitalista que domina las relaciones de género y la impunidad de quienes cometen éstos crímenes y no son sometidos a la justicia, por lo que no hay medidas de prevención, atención ni sanción que permitirían erradicar el feminicidio y garantizar a las mujeres una vida libre de violencia, como lo establece la Alerta de Violencia de Género.
Del año 2000 al 2017 han sido documentados cerca de 1000 feminicidios en Morelos por la Comisión Independiente de Derechos Humanos. Del año 2000 al 2005 documentamos 122 feminicidios en Morelos. En el año 2000 los diarios locales se reportaron 21, en el 2001 sumaron 28, en el 2002 reportan 18 casos, en el 2003 fueron 10 casos, en el 2004 sumaron 15, y del 2005 fueron 30 casos, con lo que se documentó la cifra más alta de estos primeros años. Para el año 2006 se contabilizaron 37 feminicidios; en el 2007 el número de casos aumento a 54; en el 2008 la cifra quedo en 36; durante el 2009 se documentaron 37; el 2010 reportó 47; mientras que en el 2011 la cifra aumento a 70 y en el 2012 creció aún más para quedar en 92. En el 2013 se contabilizaron 70. Durante el 2014 fueron 54 los feminicidios y en el 2015 concluimos con 57. En 2016 se registraron 97 y de Enero al 31 de Julio del 2017 se han documentado 46 casos. Cada una tenía una vida por vivir.
Muertes que se pudieron evitar mediante políticas públicas. Muertes que ocurren por negligencia e irresponsabilidad de quienes tienen la tarea conferida por la sociedad para que preserven los derechos humanos de todas ellas. Es claro que los responsables directos de estos crímenes se sienten con las facultades para hacerlo porque existe una impunidad en la inmensa mayoría de los casos de muertes violencias de mujeres que es precisamente el significado del feminicidio.
Ya se han cumplido dos años del establecimiento de la Alerta de Violencia de Género en 8 municipios de Morelos (Cuernavaca, Cuautla, Jiutepec, Temixco, Yautepec, Zapata, Xochitepec y Puente de Ixtla) y no se han aplicado todas las medidas de prevención, seguridad y justicia que se decretaron.
La muerte violenta de mujeres puede y debe detenerse en Morelos. Nuestro canto a la vida es también un recuerdo para quienes han sido privadas de la vida injustamente. Por eso en éstas fechas en que traemos a la memoria colectiva las ausencias definitivas de quienes ya han muerto, queremos ofrecer éstas flores de cempoaxochitl a las mujeres víctimas de feminicidio, en ésta ceremonia tradicional del miquixtli, que es una expresión de la cultura de nuestro pueblo que no olvida a sus seres queridos. Es la dialéctica de la vida y la muerte trenzada en el devenir de los tiempos. Fortalecer los lazos comunitarios de la vida que nos permiten reivindicar la lucha por la alegría, la verdad y la justicia, para que no haya tanta muerte sin fin que nos golpea cotidianamente.
Rendimos homenaje y exigimos justicia. No olvidamos que aún cuatro municipios Cuautla, Emiliano Zapata, Jiutepec y Puente de Ixtla no han realizado las mesas de trabajo con la Comisión Independiente de Derechos Humanos para revisar puntualmente las medidas de AVG que deben aplicarse para prevenir, sancionar y erradicar el feminicidio.

Deja un comentario

Archivado bajo derechos de las mujeres, Feminicidio, violencia contra mujeres

Urge aplicar todas las medidas de AVG en Cuernavaca

Con el compromiso del presidente municipal de Cuernavaca de asumir públicamente un mensaje y acciones prácticas de cero tolerancia a la violencia feminicida, se llevó a cabo la cuarta mesa de trabajo municipal, con la participación de autoridades y funcionarios del Ayuntamiento de la capital morelense y la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos como organización peticionaria de la Alerta de Violencia de Género para el Estado de Morelos.

En ésta mesa de trabajo, realizada el 8 de septiembre, se señalo por parte de la Cidhmor, que la AVG no se ha levantado en ninguno de los 8 municipios como así se desprende del documento entregado por la CONAVIM, que continúa vigente hasta que se logre el objetivo de atender, sancionar y erradicar el feminicidio y garantizar una vida libre de violencia para mujeres y niñas en Morelos.

A dos años de haberse declarado la AVG, lamentablemente se percibe que todavía no se ha entendido y no ha quedado claro entre la mayoría de los respectivos funcionarios el significado, termino y concepto de “Feminicidio”, por lo que se procedió a explicarlo y que la petición formal de la correspondiente alerta a la Secretaria de Gobernación a nivel federal fue en ese sentido y a causa del alto número de feminicidios (violencia feminicida) ocurridos  en la entidad y señalando en forma especial que el Municipio de Cuernavaca ha presentado en estos últimos periodos el más alto número de casos.

En ésta sesión se explicó ampliamente que la violencia institucional involucra a los tres niveles de gobierno, que llevamos dos años y no vemos resultados en ningún de los municipios, a pesar de que convergen distintas instituciones para que atiendan dicha problemática. Lamentablemente las respectivas instancias gubernamentales le han dado su interpretación por lo que no siguen los debidos pasos, además de no aplicar en la práctica una acertada metodología, por lo que todos los municipios hasta ahora han  reprobado. A pesar de que han entregado la respectiva información, la misma no cubre  los correspondientes indicadores de cumplimiento y todavía hay una serie de tareas pendientes. Notamos por momentos que si hay buenas intenciones pero su evaluación hoy en día resulta negativa. Por lo mismo se les recomendó tomar en consideración nuestros “informes sombra” que se encuentran disponibles en línea.

Por lo que respecta al Presidente Municipal de Cuernavaca, está pendiente que este salga a emitir de manera pública el respectivo mensaje de CERO TOLERANCIA AL FEMINICIDIO con hechos, es decir dar dicho mensaje claro y contundente ante los medios de comunicación conducentes. Además de que en su carácter de alcalde puede ya asignar tareas y tomar cartas en el asunto de la alerta. Hay acciones del municipio que notamos que no tienen implicación directa con el tema de la AVG.  En éste sentido, se les hizo notar como Cidhmor, que falta todavía que se amplié la información más clara y específica, por lo que las respectivas dependencias se comprometieron a entregarla para el próximo 18 de septiembre de este año, como se estableció formalmente como acuerdo en la respectiva minuta.

El Alcalde del municipio de Cuernavaca a través de su Secretario de asuntos Jurídicos, se comprometió a pedir la respectiva información y a darle formal seguimiento y coadyuvar en forma debida con los familiares de las víctimas de los casos de violencia feminicida ante la Fiscalía General de Justicia, además de los asuntos judicializados y radicados actualmente ante el Tribunal de Justicia del Estado, por lo que también quedó como acuerdo en la respectiva minuta, ya que de implementarse en la práctica, dichos compromisos y acciones, lo mismo ayudará a fortalecer verdaderamente  el mensaje de cero tolerancia.

Durante el intercambio de información y análisis que se realizó en una sesión que se prolongó más de tres horas y media, se notó una clara descoordinación entre la Federación, el Estado y el Municipio, por lo que se manifestó también en dicha mesa de trabajo que si alguna de las diferentes instancias y dependencias del Municipio tuvieran alguna serie de propuestas y consideraciones sobre el tema no dudaran en hacérnoslas saber en sus respectivos informes y que en las próximas Mesas de Trabajo con la Secretaria de Seguridad, Fiscalía, Tribunal Superior de Justicia, también queremos que estén presentes los respectivos Municipios, participando, llevando propuestas y dando seguimiento a las mismas.

Se hizo énfasis en que Cuernavaca como capital tiene un papel bastante estratégico en el tema de la violencia contra las mujeres, por ser el municipio donde se concentran mayormente las instancias y respectivas dependencias gubernamentales.

En éste sentido, la titular de la Instancia Municipal de la Mujer se comprometió a solicitar a la Fiscalía la correspondiente  información sobre los diferentes casos de feminicidio ocurridos y registrados en Cuernavaca, lo que se estableció formalmente como acuerdo en la respectiva minuta. Asimismo la referida funcionaria Ariadna Sandoval y en relación al presupuesto económico a aplicar en el tema, manifestó que necesita tiempo y comentó que en días próximos se reunirá con el Tesorero de Cuernavaca para comentar dicha situación, ya que el tesorero es el que trabaja el tema de los dineros y no ella y que por el momento no podría entregar la información, por lo que apuntamos que en caso de no cumplir con lo mismo quedaría consignado en nuestros respectivos informes sombra, por lo que expresamos que a pesar de que ya hubo acuerdos y mesas de trabajo previas, hay más dudas que respuestas, como que todo pareciera algo nuevo, por lo  que nosotros como Cidhmor en todo momento estaremos realizando recomendaciones sobre las medidas de la AVG en todas las mesas de trabajo, ya que aún faltan 4, en Cuautla, Zapata, Puente de Ixtla y Jiutepec.

Al final de la reunión manifestó Irais Ortega, coordinadora del Programa Integra, que se enviaría a nuestros correos electrónicos el borrador de la minuta que contiene los acuerdos a los que se llegamos en dicha mesa de trabajo, para posteriormente recabar las firmas correspondientes, para dar certeza plena a los mismos.

Atentamente.

Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A. C.

Deja un comentario

Archivado bajo derechos de las mujeres, Feminicidio, violencia contra mujeres

VIOLENCIA INSTITUCIONAL: ENTRE LA DILACIÓN, LA OMISIÓN Y LA IGNORANCIA. INFORME SOMBRA.

ALERTA DE VIOLENCIA DE GÉNERO EN MORELOS. VIOLENCIA INSTITUCIONAL: ENTRE LA DILACIÓN, LA OMISIÓN Y LA IGNORANCIA. INFORME SOMBRA.

A UN AÑO Y 9 MESES DE LA ALERTA DE VIOLENCIA DE GÉNERO.

Mientras exista feminicidio impune no puede concluir la Alerta de Violencia de Género.

Al cumplirse un año y 9 meses de que se aprobara el Decreto de la Alerta de Violencia de Género para 8 municipios del Estado de Morelos por parte de la CONAVIM, estamos presentando un Informe Sombra como organismo peticionario, con nuestras observaciones críticas y un análisis pormenorizado de los informes que el gobierno del Estado de Morelos ha emitido, haciendo énfasis en que no puede levantarse la AVG en tanto se mantiene, y aún más grave cuando crece, el feminicidio al amparo de la impunidad. Por tal motivo, estamos solicitando una reunión con el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, para hacerle entrega directa de éste informe sombra, mismo estamos haciendo llegar al gobierno del Estado de Morelos.

Aún cuando el Secretario de Gobierno de Morelos, Matías Quiroz Medina, hizo una declaración señalando el levantamiento de las medidas de la AVG, en ninguna de las conclusiones del Grupo de Trabajo Interinstitucional se afirma tal situación. Por el contrario, dicho documento de 51 páginas establece claramente que:

“CONCLUSIÓN GENERAL SOBRE LA IMPLEMENTACIÓN DE LAS MEDIDAS ESTABLECIDAS EN LA DECLARATORIA DE A.V.G.

A partir del análisis en su conjunto de todas las acciones realizadas por el estado de Morelos, se observa que en algunas de éstas ha habido un avance suficiente para determinar un cumplimiento óptimo y en las cuales el grupo debe dar sólo acompañamiento para dar seguimiento a su implementación a largo plazo. Sin embargo, existen otras medidas en que la mayoría del grupo considera que las evidencias presentadas no son suficientes para concluir que el estado implementó las propuestas realizadas por el grupo en su informe ni en las medidas declaradas en la AVGM.”

De todo lo anterior no se puede concluir que la Alerta de Violencia de Género se levante. Si bien es cierto que en Cuernavaca se ha incumplido en mayor proporción las medidas establecidas en la AVG, eso no excluye ni a las dependencias del Gobierno del Estado ni a los 7 municipios restantes incluidos en el Decreto, sobre todo cuando también se han dado casos de feminicidio impune en varios municipios que no están dentro de la AVG.

Como hemos señalado y en eso coincidimos en el Grupo de Trabajo en su documento inicial, lo verdaderamente grave ante el crecimiento de la violencia feminicida, es que si no se toman las medidas adecuadas de políticas públicas defensoras de los derechos de las mujeres, éste tipo de violencia feminicida tiende a incrementarse ante la violencia institucional que se genera cuando hay omisión, simulación o encubrimiento por parte de las autoridades. El año 2016 documentamos 97 feminicidios y en lo que va de enero a abril de 2017 se ha registrado 26 casos de feminicidio.

Mientras la sociedad ha dado muestras de tener una mayor conciencia frente a los crímenes cometidos contra mujeres en la entidad, realizando toda clase de protestas y acciones que muestran la creciente toma de conciencia del respeto a los derechos de las mujeres, las autoridades no asumen de manera firme y consecuente las tareas que legalmente les corresponde y tienden a utilizar datos aislados de la realidad para justificar el desempeño de sus tareas con pobres o mínimos resultados en el combate a la impunidad.

Recientemente la ONU Mujeres ha publicado un extenso documento sobre feminicidio, donde “considera indispensable dar continuidad a los esfuerzos emprendidos por el Estado Mexicano e implementar, sobre la base de la nueva legislación, una política integral de Estado para eliminar la violencia contra las mujeres que: convoque a todas las fuerzas políticas y de gobierno; homologue, a nivel local, todos los tipos de violencia contra las mujeres —incluidos el feminicidio y la violencia feminicida— contemplados tanto en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia como en el Código Penal Federal; estandarice los protocolos de actuación de las instituciones de procuración e impartición de justica para reducir la impunidad; mejore la prestación de servicios y atención para mujeres y niñas víctimas de violencia; y, en particular, atienda satisfactoriamente las recomendaciones que diversos organismos internacionales o regionales han dirigido al Estado Mexicano, especialmente las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia y las recientes emitidas por el Comité de la CEDAW.”

“En este contexto, fortalecer las instituciones para garantizar el derecho de las mujeres al acceso a la justicia y a la reparación del daño a las víctimas y sus familiares, así como para desplegar acciones más eficaces para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia en contra de las mujeres, especialmente el feminicidio, redunda en la reducción de la impunidad.”

Es fundamental por ello comprender que la violencia hacia las mujeres es también al mismo tiempo una variante de la violencia estructural que divide a los grupos humanos en favorecidos y desfavorecidos, porque está basada en una estructura social que segrega o diferencia las actividades que realizan los hombres y las mujeres, otorgándoles valoraciones desiguales en la jerarquía de puestos, poder, recursos y decisiones. El resultado de esta desigualdad de género es la discriminación sistemática de las mujeres.

En éste Informe Sombra destacamos lo siguiente:

La investigación permite acercarse a los Feminicidios y a la Desaparición Forzada de las Mujeres, el contexto institucional en el que ocurren y las características del proceso legal.

Para mostrar esta situación, el informe se organizó en cuatro grandes secciones, la primera se refiere a la “Violencia Institucional”.

En la segunda sección se presenta un “Análisis del cumplimiento de la AVG por dependencia y las solicitudes de información a través del IMIPE”.

La tercera sección se denominó “Feminicidios”, y se dividió en 3 partes, en la primera se señala el “Número de Feminicidios” en la Entidad; en la segunda se presenta las “Edades de las mujeres asesinadas”; la tercera se refiere a la “Geografía de los Feminicidios”.

En la cuarta sección se exponen la información sobre la “Desaparición Forzada  de Mujeres en el Estado”.

Finalmente se exponen las Conclusiones y se emiten algunas Recomendaciones.

Deja un comentario

Archivado bajo derechos de las mujeres, Feminicidio, violencia contra mujeres

Preguntas al Fiscal de Morelos sobre AVG

Diputadas y Diputados de la LIII Legislatura del Congreso del Estado.

Cuernavaca, Morelos, 22 de febrero de 2017

El Gobierno del Estado de Morelos presentó su informe al Congreso del Estado en días pasados.

El día jueves 23 de febrero deberá comparecer el Fiscal General de Justicia, Javier Pérez Durón. Consideramos importante hacer públicas las preguntas que consideramos deberían formular las diputadas y diputados, ya que como organización peticionaria de la Alerta de Violencia de Género hemos solicitado puntual respuesta y únicamente hemos recibido respuestas parciales o bien silencio ante nuestros cuestionamientos, más allá de las cifras que son cada vez más elevadas de feminicidio impune y que hemos documentado sistemáticamente, por lo que consideramos debería asumir el Congreso del Estado un papel verdadero de equilibrio de poderes con el Ejecutivo para garantizar la vida, la libertad y la seguridad de las mujeres.

 

1.- ¿Cuál es el presupuesto y de qué manera se ha ejercido, destinado para atender las recomendaciones realizadas por la AVG? Proporcionar el monto total, así como el específico para los siguientes rubros: Prevención, Atención, Investigación, Sanción y Erradicación de los Tipos y Modalidades de Violencia contra las Mujeres establecidas en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

 

2.- ¿Cuál es el papel de la Fiscalía en el Mecanismo de Seguimiento y Vigilancia del Cumplimiento de las Medidas de la AVG? ¿Cuál es el Proceso Sancionador para las Autoridades que no las Apliquen de Manera Urgente, y cuántos funcionarios han sido sancionados por omisión en la integración de la Averiguaciones y Carpetas de Investigación en casos de feminicidio?

 

3.- ¿Cuál ha sido el impacto para las Mujeres de la Aplicación de la AVG? Proporcionar indicadores de cumplimiento de las Acciones Mandatadas por la AVG, las Acciones Realizadas por la Fiscalía para su cumplimiento, y los resultados en cuanto a la reducción de la Violencia contra las Mujeres.

 

4.- ¿Cuál es el número total de Feminicidios ocurridos del 2000 al 2016? Como es sabido, existe una discrepancia entre los datos oficiales y los proporcionados por fuentes públicas, sin que hasta la fecha exista el Banco de Datos sobre Violencia contra las Mujeres en Morelos, por lo que es importante que el Fiscal se sirva  proporcionar al Congreso del Estado el número total de Feminicidios, así como el número total de Homicidios Dolosos, Homicidios Culposos, los Suicidios, las Muertes Maternas y las Muertes por Aborto mal aplicado del 2000 al 2016.

 

Atentamente

Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A. C.

Juliana G. Quintanilla, Coordinadora General

José Martínez Cruz, Coordinador de Comunicación.

Deja un comentario

Archivado bajo derechos de las mujeres, Feminicidio

Muertes que debieron evitarse

Durante el año 2016 el feminicidio en Morelos no cesa por incumplimiento de todas las medidas establecidas en la Alerta de Violencia de Género. Muertes que debieron evitarse. No dejaremos de denunciar la omisión, negligencia, simulación, en las medidas de prevención, atención, investigación, sanción y erradicación del feminicidio.

Compartimos la liga al documento completo publicado en el sitio de la Red Todos los Derechos para Todas y Todos:

http://redtdt.org.mx/?p=7917

Deja un comentario

Archivado bajo derechos de las mujeres, violencia contra mujeres

Porque los derechos de las mujeres son derechos humanos.

Porque el feminicidio es la culminación de la violencia, priva de todos los derechos a las mujeres. Es inaceptable. Porque sobrevivir a la violencia es resistir. No en soledad. Porque permanecer indiferente ante el dolor nos deshumaniza. Porque hoy más que nunca decir ya basta es indignarse y actuar. Porque se puede cambiar la historia si somos capaces de organizar la esperanza.

Decimos con claridad que el objetivo de la Alerta de Violencia de Género no ha sido cumplido en Morelos, por lo que mantenemos la demanda del cumplimiento de todas las medidas para que el Estado mexicano deberá resarcir el daño conforme a los parámetros establecidos en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos y considerar como reparación: El derecho a la justicia pronta, expedita e imparcial (Se deben investigar las violaciones a los derechos de las mujeres y sancionar a los responsables); la rehabilitación (Se debe garantizar la prestación de servicios jurídicos, médicos y psicológicos especializados y gratuitos para la recuperación de las víctimas directas o indirectas); la satisfacción (Son las medidas que buscan una reparación orientada a la prevención de violaciones. Entre las medidas a adoptar se encuentran “La aceptación del Estado de su responsabilidad ante el daño causado y su compromiso de repararlo; la investigación y sanción de los actos de autoridades omisas o negligentes que llevaron la violación de los derechos humanos de las Víctimas a la impunidad; el diseño e instrumentación de políticas públicas que eviten la comisión de delitos contra las mujeres, y la verificación de los hechos y la publicidad de la verdad.”).

Hoy más que nunca consideramos que la AVG es, sin duda, una medida para saldar la deuda histórica con todas las mujeres y la sociedad en su conjunto ante esta violencia feminicida que ha resultado imparable y creciente durante estos años. Pues no olvidemos que la Violencia Feminicida proviene de un conjunto de Conductas Misóginas que Perturban la Paz Social, por lo que exigimos se cumplan todas las Medidas Establecidas por el Grupo de Trabajo en su informe, así como las Acciones Mandatadas por la Alerta de Violencia de Género en Morelos.

A un año de la Declaratoria de la AVG, convocamos a toda la sociedad a estar atenta de su implementación y a denunciar cualquier acto de irregularidad, pues entendemos que es el último recurso jurídico para salvaguardar la Vida, la Libertad, la Dignidad, la Memoria y la Justicia para las mujeres.

Las niñas y las mujeres asesinadas en Morelos tenían distintas edades, entre ellas hay niñas y ancianas y mujeres jóvenes y mayores y adolescentes; pertenecían a todas las clases sociales y estratos socioeconómicos, aunque la mayoría eran pobres o marginales, algunas fueron mujeres ricas, de clase alta y de las élites; el abanico abarca analfabetas, con estudios básicos, otras más eran estudiantes, técnicas, universitarias, posgraduadas y con excelencia académica, aunque la mayoría tenía pocos estudios; en su relación con el o los agresores eran: desconocidas, conocidas, cónyuges, parientas y amigas; había entre ellas solteras, casadas, ex esposas, unidas, novias, ex novias, hijas, hijastras, madres, hermanas, nueras, primas y suegras; vecinas, empleadas, jefas, subordinadas, estudiantas, desempleadas, prestadoras de servicios, maestras, meseras, modelos, burócratas, turistas, vacacionistas y transeúntes; la mayoría eran niñas y mujeres de esfuerzo, trabajadoras formales e informales; algunas tenían huellas de violencia sexual; algunas estaban embarazadas; algunas fueron encerradas, otras secuestradas, todas fueron torturadas, maltratadas, atemorizadas y vivieron humillaciones; unas fueron golpeadas hasta la muerte; todas estuvieron en cautiverio; todas quedaron aisladas y desprotegidas, aterradas, vivieron la más extrema impotencia de la indefensión; todas fueron agredidas y violentadas hasta la muerte; algunos de sus cuerpos fueron maltratados aun después de haber sido asesinadas. La mayoría de los crímenes está en la impunidad.

MUNICIPIOS DONDE SE DECRETO LA AVG.

Cuautla, Cuernavaca, Emiliano Zapata, Jiutepec, Puente de Ixtla, Temixco,

Xochitepec y Yautepec.

 RECOMENDACIONES DEL GRUPO DE TRABAJO

MUNICIPIO DE CUERNAVACA

Durante un año de establecida la AVG en Cuernavaca han ocurrido 17 casos de feminicidio. Los lugares públicos con mayor número de feminicidios son: de Santa María Ahuacatitlán rumbo a Coajomulco, Mercado Adolfo López Mateos, Col. Centro, Ocotepec, Ahuatepec, Av. Plan de Ayala y Universidad, y Autopista México-Cuernavaca.

Del 10 de Agosto del 2015 al 31 de Julio del 2016, los feminicidios sucedieron en por lo menos 22 Municipios diferentes, incluyendo los 8 Municipios donde se decretó la Alerta de Violencia de Género.

La Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A.C. (CIDHM), hemos realizado y publicado investigaciones sobre el Feminicidio en Morelos durante ya casi 16 años, donde hemos confrontado datos, derivados de una revisión pormenorizada de los medios de comunicación y de las denuncias presentadas por las familias de las mujeres asesinadas. Y observamos cómo las autoridades siguen siendo omisas y negligentes. Pues pese a que la Violencia Feminicida crece y se extiende cada vez más allá del dolor de la pérdida individual y se instala en el cuerpo social como una llaga que nos termina afectando a todas y todos, las autoridades intentan disminuir u ocultarla dando cifras erróneas y/o falseadas para señalar que disminuyen los Feminicidios.

Esto es lo que explica que no disminuya la Violencia Feminicida. Pues jamás se podrá erradicar el Feminicidio si se trata de minimizar o si se pretende ocultarlo cuando eso tiene un resultado de mayor pérdida de vidas humanas que se pueden y deben proteger.

Ante esto es obvio que en Morelos, quienes tienen la tarea de aplicar las medidas de la AVG, desconocen su objetivo y sus obligaciones, tareas, responsabilidades y el compromiso que tienen con la sociedad y con las mujeres.

Es necesario propiciar desde los medios de comunicación un enfoque de respeto a la integridad de las mujeres, así como suspender las licencias de funcionamiento a los medios que incumplan.

Ante el alarmante crecimiento de las muertes violentas de mujeres por motivos de género, que son causadas principalmente por parejas íntimas o en el marco de relaciones familiares, se requiere la visibilización de ese fenómeno social, como algo esencial para que se puedan adoptar medidas adecuadas para erradicarlo.

El objetivo de evitar la repetición de hechos o conductas que generan violaciones a los Derechos Humanos de las Mujeres, implica fortalecer el Estado Social de Derecho y de la Ciudadanía, así como generar contextos de convivencia pacífica y respetar la Vida Libre de Violencia de las Mujeres, por lo que es deber del Estado tomar todas las medidas pertinentes para que se haga justicia y no continúen ocurriendo estas muertes violentas de mujeres.

Además, incidir en las prácticas jurídicas con equidad y congruencia, que serian un buen ejemplo para inhibir las acciones que violan derechos de las mujeres.

En este sentido, solicitamos que se investigue y sancione a las y los funcionarios, que no dan atención con pleno respeto de los derechos a las mujeres. Asimismo, abrir una investigación a quien o quienes por omisión, complicidad o corrupción para evitar que se haga justicia

En Morelos hay feminicidio pese a la ALERTA DE VIOLENCIA DE GÉNERO debido a la persistencia de condiciones de exclusión social, injusticia y violación de los Derechos Humanos. No se respeta el Estado de Derecho y hay Violencia Institucional en cuanto a los Derechos para las Mujeres, que se visibiliza en la falta de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia, a la justicia y en la impunidad en torno a los casos de Feminicidios.

¡No hay más tiempo! ¡Por la Vida y la Libertad de las Mujeres!

25 de noviembre de 2016

Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A. C.

Deja un comentario

Archivado bajo derechos de las mujeres, Feminicidio, violencia contra mujeres