Archivo de la etiqueta: ONU Mujeres

Grupo Asesor de ONU Mujeres, derechos humanos y desarrollo

Grupo Asesor de la Sociedad Civil de ONU Mujeres en México reafirma la importancia de vincular los derechos humanos de las mujeres con el desarrollo sostenible

Fecha: viernes, 28 de abril de 2017

Fotografía ONUMujeres/LuisCedeño

Fotografía ONU Mujeres/ JuanLuisCedeño

El 18 de abril de 2017, se llevó a cabo la séptima reunión del Grupo Asesor de la Sociedad Civil (GASC) de ONU Mujeres en México.

La reunión fue coordinada por Ana Güezmes García, Representante de ONU Mujeres. Tuvo por objetivo analizar la coyuntura relacionada con la agenda global de igualdad de género; los principales desafíos, motivos de preocupación y oportunidades para el ejercicio de los derechos humanos y el empoderamiento de las mujeres y las niñas en México; el trabajo que desarrolla ONU Mujeres en el país, así como las posibles estrategias a seguir por el GASC de cara al examen de México ante diversos mecanismos de derechos humanos de la ONU, principalmente ante el Comité de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW).

En el marco del periodo electoral 2017-2018, la reunión contó con la participación de Paulina Grobet, Titular de la Unidad de Género del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), con quien el GASC mantuvo un diálogo abierto sobre los avances y desafíos de la paridad en un contexto de preocupante violencia política en contra de las mujeres, principalmente en el ámbito local. Entre estos mecanismos y acciones se resaltó a la Defensoría Pública Electoral para Pueblos y Comunidades Indígenas, el Protocolo para atender la violencia política contra las mujeres, el Observatorio de Participación Política de las Mujeres en México, así como la Plataforma de Empoderamiento: Políticas. Política y Políticas Públicas con Perspectiva de Género.  Entre los principales retos de los órganos electorales de cara al periodo electoral 2017-2018, refirió la integración y adopción de un proyecto de defensoría especializada para la protección de los derechos político-electorales de las mujeres.

El GASC subrayó que la escalada de violencia política en contra de las mujeres, la cual tiene múltiples manifestaciones y se ejerce en diferentes espacios, limita los avances de México hacia una democracia paritaria; atenta en contra de los derechos humanos de las mujeres en su sentido más amplio, y obstaculiza la igualdad de oportunidades en la participación política y la vida pública. Por ello, el GASC destacó la urgencia de fortalecer los mecanismos de protección y reparación del daño para las mujeres, en especial los vinculados a la protección de defensoras, periodistas, mujeres políticas y en general a las mujeres víctimas de violencia de género. De cara al periodo electoral 2017-2018, el GASC hizo énfasis en la necesidad tipificar la violencia política y crear las condiciones propicias para que las mujeres denuncien, facilitando el apoyo legal, el acompañamiento integral y el seguimiento al cumplimiento de las sentencias, y avanzando en la rendición de cuentas de las autoridades electorales y los partidos políticos.

El GASC manifestó especial preocupación por el desfase entre el liderazgo de México en los foros globales y regionales, y la igualdad formal o ante la ley y la brecha de implementación en el nivel interno de diversos compromisos internacionales en materia de derechos de las mujeres. En particular, mencionó que persisten desafíos estructurales en áreas clave para el logro de la igualdad de género en el país, entre los que subrayó:

  • El desigual acceso de las mujeres a la justicia.
  • La reducción en la inversión para la igualdad de género.
  • El lento avance en el empoderamiento económico de las mujeres.

Frente a esta coyuntura, el GASC reconoció la importancia de repensar la defensa de los derechos humanos de las mujeres y las alianzas de las organizaciones de la sociedad civil, con miras a identificar nuevas formas de incidencia más estratégica, coordinada y efectiva; favoreciendo la priorización de temas, evitando la sectorización y apuntalando la participación coordinada y en conjunto en espacios clave. Al respecto, el GASC enfatizó la necesidad de:

  • Utilizar la plataforma de incidencia que ofrecen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
  • Fortalecer el informe alternativo de la sociedad civil sobre el noveno informe de México sobre el cumplimiento de la CEDAW.

ONU Mujeres puntualizó sobre el rol clave de la sociedad civil mexicana, reconociendo a las organizaciones de mujeres, defensoras de derechos humanos y mujeres periodistas, para promover y avanzar la agenda de igualdad de género en el nivel global, regional y nacional. Al mismo tiempo, instó al GASC a tener una “impaciencia constructiva” en el marco de una estrategia desde la sociedad civil que mire hacia y desde lo global, y con un enfoque de acción orientado a la implementación con resultados en el corto plazo que alienten cambios culturales y estructurales en México.

Los Grupos Asesores de la Sociedad Civil de ONU Mujeres tienen el propósito de facilitar consultas efectivas, continuas y estructuradas entre la organización y la sociedad civil, especialmente con las organizaciones y redes de mujeres, defensoras de derechos humanos, activistas, académicas y periodistas, para avanzar el logro de la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas.

Tras cumplirse el proceso de renovación parcial de integrantes del GASC en marzo pasado, en esta reunión participaron representantes de redes y organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres, de organizaciones de la sociedad civil y de la academia, ya sea en su carácter de nuevas participantes, integrantes en activo y personas y representantes de organizaciones salientes.

Se realizó un reconocimiento del importante aporte de las organizaciones y personas que formalmente concluyeron su periodo como Asesoras en el marco de la reunión, así como a la señora Gloria Ramírez por haberle sido otorgado el reconocimiento “Elvia Carrillo Puerto 2017”.

Organizaciones y personas que actualmente integran el GASC

 

Titulares organizacionales

Equidad de Género, Ciudadanía, Trabajo y Familia A.C.

Gente Diversa de Baja California A.C.

The Hunger Project México

Grupo de Estudios sobre la Mujer Rosario Castellanos, A. C. (GESMujer)

Red de Mujeres Radialistas

Red Mesoamericana Mujer Salud y Migración

Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM)

Colectivo de Investigación, Desarrollo y Educación entre Mujeres, CIDEM A.C.

Centro de Atención a la Mujer Trabajadora de Chihuahua A.C

Red de apoyo Red Macuilxóchitl de la Montaña;

Red de Apoyo a Mujeres Municipalistas A.C.

Coordinación Interregional Feminista Rural Comaletzin

 

Titulares individuales

María Luisa Martínez Sánchez

Milagros Herrero Buchanan

Aimée Vega Montiel

 

Suplentes organizacionales

Consejo Ciudadano 100 por Jalisco A.C.

10,000 Mujeres por México

Red de Mujeres y Hombres por una Opinión Pública con Perspectiva de Género AC

 

Suplentes individuales

María Guadalupe Ramos Ponce

Elvia González del Pliego

Elsa María Arroyo Hernández

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo defensoras, derechos de las mujeres, Feminismo

En instancias internacionales como ONU-Mujeres, se abordan temas que en Morelos las autoridades niegan o minimizan.

 

 

La Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos estuvimos presentes en la Primera Reunión del Grupo Asesor de la Sociedad Civil para la Oficina de ONU Mujeres en México.

Se realizó en la sede de este organismo internacional, en nuestro carácter de participantes como organización alterna integrante del grupo asesor, presentamos documentos sobre los graves problemas de violencia contra las mujeres y de manera relevante el feminicidio y la necesidad de instrumentar políticas públicas para garantizar los derechos de las mujeres, así como la relación entre seguridad ciudadana y respeto a los derechos humanos.

En la instalación del grupo asesor se establecieron los mecanismos de trabajo y comunicación, así como producir orientaciones y recomendaciones sobre cómo la sociedad civil puede coadyuvar el trabajo de ONU-Mujeres en México y viceversa, tanto en los procesos nacionales como en la agenda intergubernamental global relevante para el avance de los derechos de las mujeres.

Ahí se estableció que a pesar de todos los avances que ha conseguido México en materia de equidad y empoderamiento de las mujeres, debe avanzar seriamente en temas como el feminicidio y la impunidad para quienes cometen este delito, que aún se presenta en varios estados del país, advirtiendo ONU Mujeres que es muy importante la reforma que garantiza la igualdad de género en puestos políticos en la constitución y ese es un buen modelo para México y la región de América Latina y El Caribe, pero debe avanzar en el tema de feminicidio y la impunidad, como se debe avanzar en otros temas en otras naciones del mundo. La estadística nos dice que una de cada en tres mujeres sufre algún tipo de violencia. Cada sociedad tiene retos y México no es la excepción. Se destacó que la Comisión sobre la Condición de la Mujer (CSW por sus siglas en inglés) tiene como prioridad encontrar formas de reducir los niveles de violencia hacia las mujeres, pero desde cada país es imprescindible hacer más para contar con instrumentos y mecanismos de derechos humanos que les traigan sustento. Que los países tienen que hacer más para implementar los marcos jurídicos que tienen, los países tienen que enfocarse más en la prevención, hacer que en las fuerzas legales haya mujeres. Hay mucha evidencia que dice que si las mujeres están en la línea frontal de los sistemas de seguridad, también en términos de atención a la violencia. Ahí señalamos que no es suficiente tener un discurso sobre derechos humanos, que hay que forjar una verdadera cultura de respeto en la vida cotidiana. Conciencia y organización para exigir que se cumplan. Los derechos humanos son progresivos, solo en la medida en que se articulan políticamente y se asumen socialmente. En Morelos el gobierno instrumentaliza el discurso de derechos humanos para encubrir la violación de los mismos. Se anunció hace un año que habría cambios. No hay resultados positivos. No disminuye la violencia, crece. El feminicidio es la forma extrema de esta violencia. En Morelos miles de voces hemos exigido que se establezca la Alerta de Violencia de Género ante el feminicidio creciente. Y no dejaremos de exigirlo ante instancias nacionales e internacionales. Si bien los Protocolos de Investigación del Feminicidio, vigente en la PGJE existen desde hace dos años pero no se aplican, ahí señala que toda muerte violenta de mujeres en principio debe ser considerada feminicidio. Si bien los Protocolos de Investigación del Feminicidio desde hace dos años ya existen y no se aplican, las bases genéticas se vienen anunciando desde años atrás igual que las bases de datos que deberían estar en Plataforma México desde un lustro atrás, los centros de justicia urgen porque se anuncian con bombo y platillo pero no se ven resultados y los refugios para víctimas de trata de personas no funcionan si no se ataca la base de la explotación misma y proliferan estos negocios capitalistas, la cero tolerancia a servidores públicos omisos debiera empezar por los propios jefes, y la condena total a la violencia debería evitar negarla. En Morelos lejos de disminuir se mantiene en los más altos niveles. Como demostramos en el “Informe de Investigación de 13 años de feminicidio imparable en Morelos”, que documenta 530 casos de feminicidio ocurridos entre el año 2000 y el 2013, 35 de estos corresponden hasta junio del 2013. La muestra que la omisión y negligencia repercute en la pérdida de más vidas humanas, ya que en los últimos 6 meses y medio del 2013 ocurrieron otros 26 feminicidios, elevándose a 61 durante el año pasado. En enero y apenas empezando febrero ya se han registrado 10 feminicidios más. El feminicidio se debe combatir desde sus causas. Algunas de ellas reconocidas por los propios organismos internacionales de los que México forma parte, como ONU-Mujeres, que plantea instrumentar políticas públicas en donde sean las propias mujeres y la sociedad la que participe y sea tomada en cuenta para que el feminicidio en Morelos pueda ser absolutamente eliminado. Sabemos que un derecho que no se conoce no se ejerce. La seguridad y los derechos humanos deben ir juntos para enfrentar la violencia y la impunidad. Es necesario vincular seguridad ciudadana y derechos humanos mediante una política integral que atienda las causas estructurales de la desigualdad, la injusticia y la violencia, para evitar toda clase de abusos por parte de las autoridades.

Estos temas se abordaron en este grupo asesor de la sociedad civil, que se estableció en la Resolución 64/289 de la asamblea general que estableció a UNU MUJERES, con el propósito de facilitar consultas efectivas, continuas y estructuradas entre la sociedad civil y ONUMUJERES, para avanzar en el logro de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized