Archivo de la etiqueta: Violencia de Género

Muertes que debieron evitarse

Durante el año 2016 el feminicidio en Morelos no cesa por incumplimiento de todas las medidas establecidas en la Alerta de Violencia de Género. Muertes que debieron evitarse. No dejaremos de denunciar la omisión, negligencia, simulación, en las medidas de prevención, atención, investigación, sanción y erradicación del feminicidio.

Compartimos la liga al documento completo publicado en el sitio de la Red Todos los Derechos para Todas y Todos:

http://redtdt.org.mx/?p=7917

Deja un comentario

Archivado bajo derechos de las mujeres, violencia contra mujeres

Ni una más. Ni un feminicidio impune más. Nos queremos vivas.

En Morelos nos sumamos a la jornada continental de lucha contra el feminicidio. Desde Argentina a México, se elevan las voces de protesta contra tantos asesinatos cometidos en contra de mujeres por el hecho de ser mujeres. Es inaceptable permanecer indiferentes ante esta ola feminicida que termina con la vida y la libertad de todas las mujeres y degrada la condición humana.

Con la asistencia del Sindicato Mexicano de Electricistas, del Sindicato de Telefonistas, Sindicato de Cultura, Sindicato del IMTA, Coalición de Jubilados, Movimiento 17 de Mayo del ALM, Comisión Independiente de Derechos Humanos, PCM, OPT-Jubilados Magisterio, se llevó a cabo la asamblea semanal del Pacto Morelos por la Soberanía Alimentaria y Energética, el 17 de octubre de 2016 y se tomó el acuerdo de emitir un pronunciamiento en contra de la violencia feminicida en el marco de la jornada nacional de lucha del día 19 de octubre, a las 10 de la mañana en el zócalo de Cuernavaca, para fortalecer la lucha por los derechos de las mujeres y la Alerta de violencia de Género que impulsamos junto con la CIDHM.

El 28 de julio de 2015 el Gobierno Federal declaró en el Estado de México la primer alerta de género en el país. La segunda fue declarada el 10 de agosto en Morelos, le siguieron Jalisco y Michoacán. Si bien el objetivo de dichas alertas es implementar las acciones necesarias para garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, la realidad es otra.

Los asesinatos contra las mujeres son una constante en este sexenio, vivimos una realidad dramática que va aparejada con la impunidad y normalización de la violencia hacia las mujeres. Su vida y su seguridad no son prioridad ni está en la agenda de los gobiernos estatales ni federales.

En el caso de Morelos, estado que recientemente cumplió un año con la alerta de género, las propias autoridades estatales la descalifican y no se ha creado el banco de datos a nivel nacional que pueda documentar patrones que ayuden a prevenir la violencia contra las mujeres. Esta responsabilidad está a cargo del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) y a la fecha no hay nada. En cuanto a las medidas a implementar, no se ha eliminado la práctica recurrente de algunos medios de comunicación que en sus espacios revictimizan a las mujeres violentamente asesinadas; la Secretaría de la Seguridad Pública no ha garantizado estructura adecuada como cámaras o la presencia de elementos de seguridad en espacios solitarios por dónde las mujeres transitan continuamente; y la Fiscalía no implementó como práctica que desde el momento en que se encuentre el cuerpo de una mujer asesinada  se abra una carpeta de investigación por feminicidio.

El llamado al paro nacional contra los feminicidios, fue también un resolutivo del encuentro feminista celebrado este año en el Estado de México, busca que hombres y mujeres se organicen de manera individual o colectiva y se sumen, desde la difusión del paro nacional contra los Feminicidios, la emisión de pronunciamientos al respecto, acciones en las plazas públicas y  la exigencia a las autoridades de ir al fondo del problema. Activistas defensoras de los derechos de las mujeres hacen el llamado para que la población en general y los sindicatos, hagan falta solidaria y se sumen a este reclamo nacional.

Atentamente.
Pacto Morelos por la Soberanía Alimentaria y Energética

Deja un comentario

Archivado bajo Feminicidio, Feminismo, violencia contra mujeres

La Alerta de Violencia de Género en Morelos: un paso adelante y un compromiso para no dejar de luchar por la vida y la libertad de las mujeres.

La Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos (CIDHsaludamos la declaración de la Alerta de Violencia de Género en el estado, ante los 633 casos documentados de feminicidios registrados en la entidad desde el año 2000 hasta febrero de 2015. Esta Alerta de Violencia de Género en el estado se solicitó desde 2014 y tiene como sustento documentos y análisis de denuncias públicas de casos ocurridos desde 2003 hasta la fecha. Este instrumento, que es el último recurso jurídico para salvaguardar la vida, la libertad, la dignidad, la memoria y la justicia para las mujeres, tiene como objetivo fundamental garantizar con acciones de emergencia la seguridad de este sector de la población, el cese de la violencia en su contra y la eliminación de las desigualdades producidas por una legislación que agravia sus derechos humanos.

Los atentados contra la vida de las niñas y las mujeres no se dan en el vacío, suceden en un entramado social de tolerancia y fomento a la violencia de género cotidiana, misógina y machista.

Finalmente, después de casi dos años de haberla solicitado por parte de nuestra organización y miles de ciudadanas y ciudadanos y organizaciones del Estado de Morelos con respaldo nacional e internacional, consideramos que es sin duda un paso adelante para saldar la deuda histórica con todas las familias y la sociedad toda ante esta violencia feminicida que ha resultado imparable y creciente durante estos años. Este instrumento jurídico legal que obliga a aplicar políticas públicas reales, sin simulaciones, es el último recurso legal establecido en la LGAMVLV para garantizar la vida, la libertad, la dignidad, la justicia y la atención integral para las mujeres en Morelos.  Mientras haya un solo feminicidio impune no podemos expresar nuestra plena satisfacción por las decisiones políticas que deberían ser el modo habitual de funcionar de instituciones y autoridades que en muchas ocasiones actúan con negligencia, irresponsabilidad, omisión y violencia institucional que lacera los derechos humanos de las mujeres. Ante la violencia feminicida, se debe resarcir el daño conforme a los parámetros establecidos en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos y considerar como reparación la justicia pronta, expedita e imparcial y la rehabilitación con la prestación de servicios jurídicos, médicos y psicológicos.

Estaremos dando puntual seguimiento a todas y cada una de las acciones y medidas que se plantean para hacer válidos todos los derechos de las mujeres que permitan alcanzar claramente los objetivos de la AVG en la Ley, en el entendido de que la Alerta de Violencia de Género es el conjunto de acciones gubernamentales de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida en un territorio determinado, ya sea ejercida por individuos o por la propia comunidad.­ Y tendrá como objetivo fundamental garantizar la seguridad de las mismas, el cese de la violencia en su contra y eliminar las desigualdades producidas por una legislación que agravia sus derechos humanos. Ante la violencia feminicida. El derecho a la justicia pronta, expedita e imparcial (se deben investigar las violaciones a los derechos de las mujeres y sancionar a los responsables); La rehabilitación (se debe garantizar la prestación de servicios jurídicos, médicos y psicológicos especializados y gratuitos para la recuperación de las víctimas directas o indirectas); La satisfacción (son las medidas que buscan una reparación orientada a la prevención de violaciones). Entre las medidas a adoptar se encuentran “La aceptación del Estado de su responsabilidad ante el daño causado y su compromiso de repararlo; la investigación y sanción de los actos de autoridades omisas o negligentes que llevaron la violación de los derechos humanos de las víctimas a la impunidad; el diseño e instrumentación de políticas públicas que eviten la comisión de delitos contra las mujeres, y la verificación de los hechos y la publicidad de la verdad.”

Por todo ello es que a la vez que celebramos la emisión de esta AVG, expresamos públicamente que nos mantendremos atentas y vigilantes, como organización solicitante, para que se cumplan todas y cada una de las medidas y expresamos a la vez que pugnaremos porque estas sean aplicables en todos y cada uno de los 33 municipios de Morelos ya que ninguno se escapa a esta problemática, aunque la situación más alarmante se reporta en Cuernavaca, Cuautla, Temixco, Jiutepec, Xochitepec, Emiliano Zapata, Puente de Ixtla y Yautepec. Hemos expresado directamente a las autoridades que nuestra solicitud se realizó para todo el Estado de Morelos y nos parece una limitación que únicamente se haya decidido su instrumentación en 8 municipios, si bien hay medidas que tendrán por su naturaleza misma un ámbito de aplicación estatal, y que ninguna institución debe quedar exonerada de cumplir con su responsabilidad en la aplicación de las mismas.

La AVG debe ser por lo tanto una política pública que tenga el claro objetivo de erradicar el feminicidio impune. Y la sociedad toda debe participar para no permitir un feminicidio impune más. Ya es tiempo de acabar con toda clase de simulación en torno a la responsabilidad de las autoridades en defender los derechos de las mujeres. Terminar con la violencia institucional es una obligación de las autoridades. Llamamos a dar la más amplia difusión de todas y cada una de las medidas que se deben tomar para que el conjunto de la sociedad las conozca y haga suyas, de tal manera que no haya pretexto alguno por parte del gobierno para investigar, juzgar y sancionar a los responsables de esta violencia feminicida y a quienes los protegen.

Lo hemos dicho y hoy queda claramente confirmado: En México y Morelos hay feminicidio. No se respeta el derecho de las niñas y las mujeres a una vida libre de violencia. Los homicidios de niñas y mujeres son un problema grave e inadmisible. Son parte de la violencia feminicida como culminación de la violación de sus derechos humanos y evidencian la ruptura del Estado de derecho en nuestro país.

Con esta AVG no se debe permitir más ni las desapariciones, ni los asesinatos, ni la impunidad, por lo que también se requiere modificar el entramado social de tolerancia y fomento a la violencia de género cotidiana, misógina y machista, contra niñas y mujeres. Los homicidios son su consecuencia y suceden tras procesos vitales marcados por la inseguridad y por escaladas de violencia, y situaciones extremas que culminan en muertes violentas.­ La muerte, en muchos casos, no ha sido límite para el daño. Aun después de haber sido asesinadas, sus cuerpos son objeto de agresión.

Esta AVG es una respuesta que condena la omisión del Estado en la preservación, la garantía, la tutela y el impulso de los derechos humanos de las mujeres. En ese sentido, obliga a establecer una política de Estado para impulsar el desarrollo social de las mujeres y la vigencia de sus derechos humanos.

Lo hemos apuntado en su momento y hoy lo reiteramos, que  la Alerta de Violencia de Género en Morelos es un último recurso jurídico para salvaguardar la Vida, la Libertad, la Dignidad, la Memoria y la Justicia para las mujeres. Convocamos a toda la sociedad morelense a estar vigilantes y participantes para que todas y cada una de las medidas se cumplan. Es un compromiso que nace de la conciencia de lograr una transformación de la misma sociedad. Este es solo un paso adelante, pero un paso que sin duda alguna es muy importante, gracias a la sociedad misma que se organiza y defiende sus derechos.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿Hasta cuántas muertas mas la Alerta de Violencia de Género en Morelos?

¿Hasta cuántas muertas mas la Alerta de Violencia de Género en Morelos?

 No puede haber ciudad de mujeres sin mujeres. Cada día ocurren feminicidios que lastiman la vida y la libertad de las mujeres. Y de toda la sociedad.

Estaban escuchando música por su celular cuando acabaron con sus vidas. Eran dos mujeres menores de edad. En una colonia obrera, Tlahuapan, en Jiutepec. Su velorio coincidió con el Miquixtli. Inadvertidas para las autoridades, ocupadas en festinar los éxitos del Mando Único en materia de secuestros. Ni una palabra por ellas, ni por los feminicidios que se han acumulado crecientemente. Son los dos casos de feminicidio más recientes en Morelos. Entre 2001 y 2010 se documentaron en México 14991 feminicidios.  Tan sólo 10 entidades concentraron 80% de esos casos. Y dos de ellas el 45%. A diario sin asesinadas de 4 a 5 mujeres en el país. De 2000 a 2013 se documentaron en Morelos 520 feminicidios. No es casual que México haya sido reprobado en materia de derechos humanos en el Examen Periódico Universal (EPU) de la ONU.

El pasado 23 de octubre en el marco de la segunda evaluación del Examen Periódico Universal (EPU), México recibió 176 recomendaciones de países miembros del Consejo de Derechos Humanos. 33 de las 176 recomendaciones se enfocan en materia de los derechos humanos de las mujeres, lo que equivale al 18%. EQUIS presentó un informe sombra en el marco del EPU específicamente sobre el acceso a la justicia para las mujeres y participó en un informe conjunto con otras organizaciones de la sociedad civil. Destacamos algunas de las recomendaciones más relevantes en materia de acceso a la justicia para las mujeres que si hicieran a México: Reforzar la capacitación a policías y operadores/as de justicia en el tema de violencia contra las mujeres con el fin de mejorar la respuesta de las autoridades Mexicanas; Instalar pronto ‘Centros de Justicia para las Mujeres’ adicionales para mejorar el acceso a la justicia en todo el territorio nacional; Redoblar sus esfuerzos para combatir la impunidad y la corrupción en todo el país a través de la creación de una institución federal de lucha contra la corrupción, con la capacidad de procesar y a través de la asignación de recursos suficientes para investigar y perseguir los crímenes contra las mujeres, niñas y niños; Continuar los esfuerzos para prevenir y combatir todas las formas de violencia contra las mujeres y llevar a los responsables ante la justicia, mientras se garantiza su igualdad de acceso a la justicia y la mejora de los servicios de apoyo, en particular para las mujeres indígenas; Así como adoptar un programa integral para combatir la violencia y la discriminación, con especial atención a las mujeres indígenas.

Y podrían ser más. Por ejemplo, proteger a las mujeres que son despedidas por discriminación al padecer una enfermedad crónica degenerativa. En Morelos está el caso de Tania Guadalupe Jasso Blancas, quien en una carta dirigida al Gobernador Graco Ramírez (dicha petición circula en http://www.change.org/es/peticiones/sr-graco-ramírez-gobernador-constitucional-del-estado-de-morelos-evitar-la-discriminación-laboral-por-enfermedad), esta denunciando que ha sido separada de su trabajo por tener cáncer de huesos. Y pese a que existe una campaña de prevención y detección oportuna de cáncer de mama, misma que es para proteger derechos de las mujeres, Tania Guadalupe es discriminada y violentada en sus derechos humanos laborales. Por lo que como sociedad y como mujeres debemos pedir congruencia política y el respeto pleno a los derechos de las mujeres.

Violencias de todo tipo sufren las mujeres, estructural o culturalmente, sobre todo aquella que empieza en la casa y estalla en lugares públicos, en la escuela, en la calle, en la ruta o en el trabajo, en zonas alejadas de la ciudad o en pleno corazón urbano. Por ello hemos mantenido una campaña permanente para que se tomen las medidas emergentes y extraordinarias para preservar la vida y la libertad de las mujeres. Sin embargo, en cinco años de funcionamiento del Reglamento de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, nunca ha sido declarada una alerta de género en ningún estado. La solicitud de Declaratoria de Alerta de Violencia de Género se da cuando se considere que en un territorio determinado se perturba la paz social por la comisión de delitos contra la vida, la libertad, la integridad y la seguridad de las mujeres o cuando exista un agravio comparado que impida el ejercicio pleno de los derechos de las mujeres. La declaración de Alerta por Violencia de Género tiene por objeto fundamental garantizar la seguridad de las mujeres, el cese de la violencia en su contra y eliminar las desigualdades producidas por la existencia de un agravio comparado a través de acciones gubernamentales federales y de coordinación con las entidades federativas y erradicar la violencia feminicida en un territorio determinado. Resulta que quienes integran al Sistema son representantes de los gobiernos estatales, y han votado en contra de las solicitudes, en aras de no convertir a sus estados en el primero en decretar la Alerta, y ante el temor de ser señalados políticamente. No les ha preocupado en lo más mínimo que de 1985 a 2009 hayan sufrido muerte violenta 34 mil 176 mujeres y que entre 2008 y 2009 aumentaron los homicidios un 69%. La brutalidad es mayor en los últimos años. El caso de Izayani, quien logró sobrevivir a la violencia feminicida de su ex pareja hoy finalmente preso luego de ser exonerado en primera instancia, es otro ejemplo. Hemos sostenido que el feminicidio de Doña Petra Benítez Barrios debería ser investigado de acuerdo a los protocolos de la PGJ para investigar feminicidios, y no ha sido así. ¿Cuántas recomendaciones más espera el Estado mexicano, en sus diversos niveles de gobierno, para tomar las medidas que permitan a las mujeres respirar libremente, sin el temor de sufrir una violencia creciente que tarde o temprano cobra más víctimas de feminicidio?

La alerta de violencia de género en Morelos es urgente y necesaria.

 

Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos A.C.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized